Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10- -6- -2008 Los Príncipes de Asturias acudirán a la inauguración de los Juegos de Pekín 15 LAS CLAVES La presidenta del TC ofreció al Pleno una explicación general sobre los hechos, negó que tuviera intención de asesorar a nadie y aseguró haber actuado de buena fe María Emilia Casas estuvo presente durante todo el debate, que se prolongó seis horas para tratar de conseguir la unanimidad pedida por la presidenta El magistrado discrepante prefirió no valorar los hechos con el fin de no contaminarse si en el futuro tiene que tomar decisiones relacionadas de alguna forma con este asunto El Pleno del Tribunal no ofreció al fallecido García- Calvo el mismo apoyo que ayer recibió la presidenta cuando fue objeto de una querella no ratificada Su peor semana Las escuchas a la presidenta del Constitucional, desveladas por ABC, pusieron de nuevo al Tribunal en una situación delicada en un momento particularmente difícil, cuando debe decidir sobre asuntos tan espinosos como el del Estatuto catalán POR N. C. P. M. MADRID. María Emilia Casas ha vivido, si no la peor, sí una de las semanas más duras desde que, en diciembre de 1998, llegara al Tribunal Constitucional, órgano del que es presidenta desde junio de 2004. Nunca antes el máximo responsable de esta institución se había encontrado en una situación similar: en manos de la Sala Penal del Tribunal Supremo- -que finalmente archivó las diligencias porque no vio delito alguno- -y en boca de todos por el contenido de una conversación telefónica intervenida por la Guardia Civil al ser su interlocutora investigada por delito de asesinato. Y en un caso, además, que también tenía su deriva rosa por la aparición en otras escuchas de la estrella del cuore Ana García Obregón, que encargaba dar una paliza al presentador de televisión Jaime Cantizano. Catedrática de Derecho del Trabajo, con firmes convicciones en defensa de la mujer, volcada desde que la nombraran presidenta en desatascar este colapsado Tribunal, esta semana Casas ha pasado del asombro del primer momento- -se enteró por las páginas de ABC de que el Supremo tenían su conversación sobre la mesa- -a un profundo abatimiento por la repercusión y las consecuencias de su acción. Sobre todo porque, según fuentes próximas a Casas, se decidió a atender a la abogada Dolores Martín por compromiso- -se lo pidió una vecina- -y desde la buena fe, convencida de estar ayudando a una mujer maltratada y, por su puesto, sin saber que era sospechosa del asesinato de su ex marido. Esa buena voluntad- -cuestionable desde algunos puntos de vista en función de su cargo- -la ha colocado al borde de la dimisión y ha concentrado en torno a su persona una enorme presión social, política y mediática. No obstante, la mayoría de sus compañeros del Tribunal le mostraron su apoyo y comprensión desde el primer momento, aunque también su preocupación por las consecuencias que el asunto podía tener para la imagen del Constitucional. Este periódico informó el sábado 31 de mayo de que la presidenta del TC había sido grabada por la Guardia Civil y el contenido de su conversación con la abogada Martín puesto bajo la lupa del Tribunal Supremo ante la posibilidad de que hubiera incurrido en un delito de asesoramiento ilegal. Casas aconsejó a su interlocutora, que quería recuperar la custodia de su hija, que intentara llegar al Tribunal Constitucional y, en ese caso, que la volviera a llamar. Sólo a mitad de la conversación, la abogada Martín le dijo a la presidenta del TC que estaba siendo investigada por el asesinato de su marido, ocurrido el 14 de marzo de 1007, sólo un mes antes de que se produjera la llamada telefónica. Además, reconocía haber hecho gestiones para conocer más detalles del asunto. Dos días después de la publicación de ABC, el lunes 2 de junio, Casas empezaba un viaje oficial a Lituania, donde permaneció toda la semana. La distancia no ayudó a la presidenta a analizar los hechos con mayor serenidad. Estuvo permanentemente informada de la polémica, que cada día fue creciendo, especialmente tras conocerse la literalidad de la conversación telefónica a través de las páginas de un diario de tirada nacional. La tormenta se apaciguó el pasado jueves, cuando el Tribunal Supremo hizo público el auto en el que acordaba el archivo de las diligencias. La Sala Segunda entendió que los hechos no eran constitutivos de delito alguno y que el comportamiento de la presidenta del TC entraba dentro de los usos sociales generalmente aceptados. Sin embargo, el viernes aún quedaban los rescoldos de la polémica al anunciar el PP que haría lo posible porque los hechos fueran analizados en el Congreso. El PSOE, que desde un principio defendió la actuación de la presidenta del TC anunció de inmediato que se opondría, pues el Constitucional no está sometido al control parlamentario. Casas reunió ayer al tribunal tras pasar el fin de semana con su familia. rrumpida sólo durante media hora para comer- el pleno del Tribunal Constitucional hizo público un comunicado en el que, en primer lugar, recuerda que es el único órgano constitucionalmente competente para la valoración de los comportamientos institucionales de sus miembros La mayoría del pleno agradeció a María Emilia Casas la transparencia de su comunicación y le reiteró su confianza Además, expresó a la presidenta su apreciación de que ni ella ni el Tribunal deben sentirse afectados en sus respectivas legitimidades para el cumplimiento de las funciones que constitucionalmente tienen encomendadas Finalmente, el pleno manifiesta su decisión de continuar con normalidad en el estudio y resolución de los asuntos que en este momento tiene en su agenda Hoy mismo, los magistrados reanudarán las deliberaciones sobre el encaje del Estatuto de Cataluña en la Constitución. María Emilia Casas estuvo presente en todo momento en la reunión del Pleno a pesar de que el objeto del debate fuera valorar su actuación en un caso que ha levantado una amplia polémica. Aunque ninguno de sus compañeros hizo objeción alguna a la presencia de la presidenta, fuentes jurídicas han indicado que esta circunstancia podría haber resultado incómoda a los magistrados a la hora de expresar su opinión con sinceridad Fuentes del TC han expresado su deseo de que el apoyo mostrado por el pleno a su presidenta, unido al pronunciamiento del Tribunal Supremo en el sentido de no ver delito alguno en el comportamiento de Casas, permitan zanjar esta cuestión para poder abordar con la necesaria tranquilidad los asuntos que tienen sobre la mesa. Apoyos ABC. es Texto de los comunicados del Pleno del TC y de uno de sus magistrados en abc. es españa La conversación puso a Casas en una situación límite y concentró en torno a ella una enorme presión social, política y mediática