Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es MARTES 10- -6- -2008 ABC Casas amagó con dimitir si el pleno del TC no le daba su apoyo de forma unánime Todos los magistrados menos uno cerraron filas en torno a la presidenta s La interesada estuvo presente en todo momento en las seis horas de discusión N. COLLI P. MUÑOZ MADRID. El pleno del Tribunal Constitucional arropó ayer a la presidenta, María Emilia Casas, al reiterarle su confianza tras escuchar de primera mano su versión sobre la conversación mantenida en abril del pasado año con la abogada Dolores Martín, investigada por el asesinato de su ex marido y actualmente en prisión preventiva por ese hecho. Las primeras palabras que la presidenta dirigió a sus compañeros fueron para advertir que presentaría su dimisión si no conseguía el apoyo unánime del pleno. Después, según fuentes judiciales, ofreció una explicación muy general de lo ocurrido y aseguró que nunca estuvo en su ánimo asesorar a su interlocutora, de la que desconocía tanto su profesión como que estuviera siendo investigada por un crimen. Casas aseguró que en todo momento actuó movida por la buena fe La presidenta del Constitucional, que se mostró entera pudo respirar tranquila casi desde el principio, pues nueve de los diez magistrados que integran el pleno rápidamente cerraron filas en torno a ella. La única voz discordante fue la de Jorge Rodríguez- Zapata, quien en todo momento se mantuvo firme en su decisión de no pronunciarse, ni a favor ni en contra, sobre los hechos expuestos por Casas. La actitud de Rodríguez- Zapata no gustó a nadie. No gustó a María Emilia Casas, que había pedido un acuerdo unánime; pero tampoco gustó a los demás magistrados. De hecho, todos trataron de convencerle para que reconsiderara y asumiera el comunicado del Tribunal. De ahí que la reunión se prolongara durante seis horas. Rodríguez- Zapata no cedió y, según las fuentes consultadas, argumentó que prefería no contaminarse y evitar así eventuales recusaciones. Es precisamente este magistrado quien preside la sección que tendrá que resolver un recurso de amparo de la interlocutora de Casas: la abogada Martín pretende que el TC reactive la querella que en su día presentó contra el juez que le retiró la custodia de su hija. Por este motivo el magistrado entendió, y así se desprende de la nota que ha hecho pública, que cualquier pronunciamiento supondría una toma de postura que le contaminaría en el futuro ante eventuales actuaciones que exigieran un pronunciamiento jurisdiccional o gubernativo de este Tribunal Además, en la memoria de todos los magistrados estaba la carta interna que el propio Rodríguez- Zapata y el fallecido Roberto García- Calvo enviaron a María Emilia Casas en junio de 2007 con el fin de expresar su profunda discrepancia con el procedimiento seguido por la presidenta para dar cumplimiento a la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) y prorrogar su mandato. Ambos magistrados, recusados después por el Gobierno, fueron apartados de las deliberaciones sobre dicha ley con el voto unánime de sus compañeros. Un segundo episodio sobrevoló ayer el pleno del TC en el que, pese a respirarse un ambiente algo enrarecido el debate se desarrolló de forma absolutamente distendida En fechas no muy lejanas, el fallecido García- Calvo había sido objeto de duros ataques en un medio de comunicación como consecuencia de una querella presentada contra él por un individuo que después no se ratificó, por lo que fue archivada por el Tribunal Supremo. El querellante llegó a acusar al magistrado de esgrimir un arma de fuego durante una discusión de tráfico. A diferencia de lo ocurrido ayer, aquel episodio no movió al pleno y no hubo muestras de apoyo hacia García- Calvo. Tras la larga reunión- -inte- Antiguas recusaciones La presidenta del Constitucional, María Emilia Casas JULIAN DE DOMINGO