Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9- -6- -2008 Eurocopa 2008 Aleix Espargaró Piloto de 250 c. c. Concha Montaner Atleta DEPORTES 97 Luis Manuel Rubiales Futbolista del Levante CASINO OSCENSE España, 2; Rusia, 1. La selección vivió de la Eurocopa 64 hasta el Mundial 82... Más tarde se propagó el virus del Dream Team, y aún padecemos los efectos secundarios JUEGO EN EL CUERPO La selección vivió de esa Eurocopa hasta el Mundial 82, cuando palmó en casa, en cama, velada por toda la familia. Resucitó y fue tirando con la Quinta del Buitre. Más tarde se propagó el virus del Dream Team, le contagió la rumia al futbol español y aún padecemos los efectos secundarios. España se hizo viciosa del fútbol rumiante. Rumiamos: no solo la bola (tocarla, tocarla, tocarla) sino un gran surtido de razones exculpatorias (mala suerte, arbitrajes, falta de experiencia, falta de espíritu competitivo... para justificar las frustraciones en las Eurocopas y los Mundiales. Todo con tal de enmascarar la realidad, es decir, que otros son mejores. La verdad es sencilla, pero indigesta. Nadie quiere tragársela, y seguimos rumiando. El fútbol rumiante, aquí, ha alcanzado un prestigio fundamentalista. Tocar, tocar y tocar. El timo que llaman tikitaka. La cátedra lo bendijo mientras nos dormíamos en ese cursi minué que no ha llevado a ninguna parte. Cuidado: lo contrario de lo cursi no es lo tosco, sino lo auténtico. Tocar, vale; pero el fútbol no es un rondo, sino un viaje a la portería. De cada selección española se ha dicho que era más prometedora que la anterior, cuando solo era más rumiante: en vez de 20 toquecitos seguidos daba 30, hasta que llegaba cualquier rival con más profundidad, mejor condición física y mayor instinto, y al momento mandaba a paseo el tiki, el taka y el toque número 40. De todas nuestras selecciones en la historia de los campeonatos, para mi gusto la de Alemania 2006 era de las peores. Presumimos de que nuestros pequeños centrocampistas tienen más talento que nadie, pero es falso; solo tienen clase, que es el talento sin latido. Entre nuestros tocones y quienes les ganan hay la misma diferencia que entre un maniquí y un modelo. Hoy volvemos a la ilusión periódica: Esta vez sí etcétera. Puede ser. Confío muy poco en el tiki- taka, y mucho más en la suerte que en la selección. Si suena prosaico, digámoslo con poesía: De ti me fío, redondo seguro azar (Pedro Salinas) Bien dicho: redondo... Sabemos, por el 64, que ganar es posible. Recordamos. Esperamos: El saber histórico es un recuerdo al servicio de una esperanza Lo dijo un sabio. Y no era el de Hortaleza. Si España lo hace bien y la suerte le acompaña, puede llegar lejos porque tiene uno de los mejores equipos España tiene jugadores buenísimos individualmente, pero no sé por qué no acaba de funcionar como conjunto Tenemos una buena selección, con varios jugadores con experiencia en otras Ligas. Creo que puede hacer un buen torneo Villa, el intocable Para Luis Aragonés es, junto con Xavi e Iker, un futbolista fijo en el once por su polivalencia en la zona de ataque. Puede jugar como único delantero, de segundo punta e incluso en la banda porque pega al balón con las dos piernas JULIÁN ÁVILA NEUSTIFT (AUSTRIA) Son las cosas que tiene el fútbol. Media España reclamando la presencia de Raúl en la selección y resulta que nadie pone en duda el potencial ofensivo del equipo. El excelente rendimiento goleador de Fernando Torres en la Premier sólo superado por Cristiano Ronaldo, y el arreón final de David Villa, aderezado con el pichichi de Güiza, han servido para cubrir las espaldas del técnico en una decisión tan controvertida. Del trío atacante, Torres y Villa cuentan con galones (15 y 14 goles, respectivamente con la selección) pero el valencianista tiene un valor extra para el seleccionador. Lo ha reconocido en varias ocasiones. Villa, junto con Casillas y Xavi, son siempre titulares en su equipo. Y tiene motivos sobrados Luis para entregar esa medalla al Guaje España juega con un sistema de 4- 1- 4- 1. El punta es Torres y Villa juega en la siguiente línea. Lo hace porque está capacitado para actuar de segundo punta, por detrás del 9 y también puede ser desplazado tanto a la banda derecha como a la izquierda- -es ambidiestro pegando a la pelota- Para completar el repertorio está capacitado para buscarse la vida como único delantero. Cuando arrancó la concentración de la selección en Las Rozas, a raíz de los primeros entrenamientos surgió un debate que lo situaba en el banquillo en detrimento de Cesc. Lo entendió como una pieza más del puzzle malévolo que ha digerido esta temporada con el Valen- Ignacio Torrijos El fantasma de Raúl apareció en la concentración Al cuarto día llegó una de las escenas esperadas por todos los que siguen a la selección. Un periodista noruego preguntó por la ausencia de Raúl a los internacionales que ayer acudieron a la clásica rueda de prensa (Marcos Senna, Iniesta y Cazorla) Dos segundos de silencio, una mirada entre los jugadores hasta que Cazorla acercó los labios al micrófono: De la gente que no está no hay que hablar La sentencia, con buen tono, sonó a bronca en la carpa y a continuación se dio paso a otra cuestión. Raúl volvió por unos intantes a la concentración de España y pasó inadvertido. cia (mala relación con Koeman) y con la selección (se perdió algún partido por culpa de una lesión a mitad de año) Desde el primer día vengo a trabajar para el bien de la selección. Mi misión es intentar ayudar al equipo, ya esté en el campo o fuera. El técnico es el que decide señaló. Cuando las palabras llegaron a oídos del seleccionador saltó a la palestra para poner orden. Si jugamos con él ganamos un hombre arriba que tiene gol. Si él no juega aportamos más trabajo en el medio del campo, pero Villa puede hacer las dos cosas dijo. La incógnita estaba despejada y Cesc estaba condenado al banquillo. La cita ha quedado refrendada en el primer amistoso (el segundo no lo jugó por lesión) y en los entrenamientos en tierras austriacas. Villa será titular frente a Rusia por detrás de Torres y con la misión de moverse entre líneas y evitar el aislamiento del Niño. spaña, 2; Rusia, 1. Lo vi en la penumbra estival de un salón del Círculo Oscense, o sea el Casino, nuestro querido edificio modernista en la Plaza de Navarra (vulgo Plaza Zaragoza) Recuerdo bien aquel atardecer de la final de la Eurocopa 64. Jugaba (q. e. p. d. un paisano de Huesca, Carlos Lapetra. Ante el gentío sentado en sillas enfiladas como en un cine, entronizaron sobre una tarima aquella prototele: debía de ser una Inter, una Telefunken, una Vanguard... no puedo precisar ese detalle. Viví el partido rodeado de señores- -entonces se decía así, señores- -que llevaban el milrayas muy planchado, al gusto de la época. En el colegio San Viator íbamos desencajando los tinteros del pupitre y saludábamos el bolígrafo. No existía el fútbol 7, ni el futbito o fútbol sala; dejábamos pulido el cemento del recreo jugando al fútbol, simplemente. Por comprar unos zapatos Gorila, te regalaban una pelota verde de goma pétrea. Eran tiempos en que a fuerza de domar balones en la calle gorileábamos bastante en la zapatería, y puede decirse que teníamos muchas pelotas. Más que ahora. Aquel año Cassius Clay, que en el ring parecía calzado de mariposas, aleteó campeón del mundo; y Abebe Bikila, que había ganado descalzo el maratón de los Juegos en Roma 60, volvió a ganarlo en Tokio 64, y eso que esta vez se puso zapatillas. Di Stéfano se fue de la casa blanca. Conchita Velasco empezó a cantar La chica ye- yé y venía ya en camino el Madrid ídem... Y entonces yo salí del Casino con mi pantalón corto hacia el largo verano y fui creciendo, creo. No como la selección, que ya no creció nada. E David Villa es uno de los fijos en las alineaciones de Aragonés EFE El fútbol rumiante, aquí, ha alcanzado un prestigio fundamentalista. Tocar, tocar y tocar. El timo que llaman tiki- taka