Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Eurocopa 2008 Carlos Cardús Ex piloto de 250 c. c. Dani Pedrosa Piloto de MotoGP Rafa Blanquer Director del Valencia Terra i Mar DOMINGO 8 s 6 s 2008 ABC España provoca ilusiones y dudas Fernando Gómez Ex futbolista Los jugadores de la selección tienen mentalidad de perdedores, y estoy convencido de que la volverán a fastidiar Yo deseo que lo hagan muy bien y que ganen a Italia, que suele triunfar en motos, en baloncesto y en casi todos los deportes Veo a un grupo muy conjuntado y creo que le van a salir las cosas mucho mejor que en otras citas. Se pueden conseguir éxitos La incertidumbre de lo que va a hacer España existe y es directamente proporcional a la ilusión que tenemos Cesc acata la suplencia Antepone los intereses del grupo, se pone a disposición de Luis Aragonés y niega la incompatibilidad con Xavi s Sergio García ha superado las molestias en el sóleo J. ÁVILA NEUSTIFT (AUSTRIA) Fechas atrás decíamos que ha cambiado el comportamiento de Cesc Fábregas con la selección. Ha optado por la burbuja para protegerse del exterior y cerrar una entrevista es casi una misión imposible. Su exposición al tercer grado será la justa y para hablar con él hay que conformarse con la rueda de prensa oficial. Ayer le tocó el turno, junto con De la Red y Silva, y acaparó la mayor parte del tiempo y de las preguntas. Lo que no ha perdido es su franqueza delante de los micrófonos. Se ha tapado, pero aún no tiene el colmillo retorcido. Los números del centrocampista del Arsenal son muy pobres con la selección y apunta al banquillo. Una situación muy incómoda para un futbolista con el caché de estrella, pero que acepta porque por encima de todo está el grupo: Me molesta un poco que siempre me pregunten lo mismo. He hablado con el mister y estoy muy tranquilo. Ahora no es lo que más preocupa y estoy contento con lo que estoy haciendo. No sería un palo ser suplente. Estoy aquí para lo que pida el seleccionador Cuanta más calidad haya en el equipo, mejor. Lo de Xavi es un tema zanjado. Es un placer jugar a su lado Cesc ha disputado 26 partidos con la roja y todavía no sabe lo que es marcar un gol. No sé lo que ocurre. En el Arsenal tuve un época en la que tocaba el balón con la uña e iba dentro. Aquí juego menos, pero no sólo hay que pensar en los goles. Prefiero ser positivo y pensar en las asistencias que he dado dijo. En otro orden de cosas, siguen llegando buenas noticias para el cuerpo médico y para el seleccionador. Sergio García ya no tiene molestias en el sóleo y ayer por la tarde trabajó con el resto del grupo después de una cumbre en la que se valoró su estado. En los últimos días se llegó a pensar que podría abandonar la concentración y en su lugar vendría otro jugador- -Luis García o Joaquín- No será así. Rusia y Suecia, con problemas en la enfermería ABC Rusia. Pogrebnyak no ha podido superar la lesión de menisco de su pierna izquierda, que se produjo la semana pasada, y ha sido sustituido por Oleg Ivanov, de 21 años, un centrocampista de gran talento que debutó en la Primera división rusa en el Samara hace menos de tres meses, pero en el que confía Guus Hiddink, quien le incluyó en la concentración como el vigésimo cuarto hombre Suecia. El técnico sueco, Lars Lagerback, está pendiente de la evolución de su delantero Ibrahimovic, que no participó en el entrenamiento de ayer por culpa de la inflamación de una rodilla. Pese a que el debut de Suecia es el martes, se duda que pueda estar al cien por cien de sus posibilidades. Aún no está en condiciones de jugar a tope los 90 minutos dijo Lagerback. Grecia. Los griegos se entrenaron sin problemas. Aunque son los actuales campeones de Europa se quieren quitar presión de encima, pero su delantero Charisteas ha advertido de que este equipo es mucho más fuerte que el que ganó la pasada Eurocopa en Portugal Cesc Fábregas durante su comparecencia de ayer AP Juan Manuel de Prada Escritor Un placer jugar a su lado Cesc sigue sin encontrar su sitio, un cortocircuito que se intenta justificar con la diferencia entre el sistema de la selección y el del Arsenal o con el estorbo de Xavi. Y en este aspecto también entonó el mea culpa Me siento bien como juega la selección. Es otro estilo de fútbol, pero los buenos jugadores tienen que adaptarse a lo que venga. Xavi está más acostumbrado a jugar así porque el Barcelona lo hace casi igual. Es un fuera de serie y es imposible no conectar con él. Se ofrece, da salida al balón... UNA TRADICIÓN HISPÁNICA a selección española de fútbol (o combinado plurinacional, elíjase lo que proceda) gana los partidos que preceden a las competiciones internacionales, pero cuando llega la hora de la verdad nunca vence, y mucho menos convence. Para vencer, según nos enseñó Unamuno, sobra la fuerza bruta; pa- L ra convencer, hace falta persuadir. La capacidad persuasiva del tiki- taka preconizado por Luis Aragonés es semejante a la que, en el lenguaje retórico, pueda tener el circunloquio: mientras dura, mantiene al público entretenido, pero una vez concluido nos deja como estábamos; o sea, papando moscas. Y eso cuando el tiki- taka no degenera en logorrea balompédica, que entonces ver a los muchachos de la camisola roja es como escuchar los discursos que el alcalde de Villar del Río interpretado por Pepe Isbert lanzaba desde el balcón del ayuntamiento en Bienvenido, Mister Marshall Y de fuerza bruta para vencer... bueno, digamos que la selección española tampoco anda sobrada. La furia españo- la pereció el día en que los futbolistas empezaron a depilarse con cera el pelo del pecho. Además, furia española, lo que se dice furia española, sólo la hubo mientras en la selección jugaban los mozos del Bocho. Quiero decir, cuando los mozos del Bocho todavía se consideraban españoles. Pues, ahora que ya no se consideran, quizá mejor es que no jueguen. Así que el aficionado palpa el juego de la selección española (o combinado plurinacional) como las cocineras palpan las pechugas de los pollos, y tuerce el morro. Quien más y quien menos, piensa que en cuartos volverán a ser eliminados. Lo de que la selección española (o combinado plurinacional) sea eliminada en cuartos empieza a ser una tradición hispánica; una tradición, si se quiere, de las que nos dejan cariacontecidos, como el entierro de la sardina; pero ya se sabe que el temperamento hispánico se destaca por hacer chufla de sus miserias. Propongo, pues, que los aficionados se sugestionen y hagan como si los cuartos de final de esta Eurocopa que ahora empieza fuesen en realidad la finalísima. Así, si se pierden, es como si hubiésemos llegado a acariciar la cúspide; y, si por algún ignoto azar se llega a quebrantar tan arraigada tradición hispánica, es como si hubiésemos alcanzado el cielo. Y así, sugestionados, dejaremos al menos de torcer el morro; que, al paso que va la burra, se nos va a quedar el labio leporino. www. juanmanueldeprada. com