Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID www. abc. es madrid DOMINGO 8- -6- -2008 ABC Dos porteros de un pub de Fuenlabrada matan a cuchilladas a un joven marroquí ¡Me estoy muriendo! gritó antes de caer desplomado s Es el cuarto crimen este año en una zona de copas CARLOS HIDALGO MADRID. La zona de copas conocida como La Plaza en el centro de Fuenlabrada, fue escenario del cuarto crimen, en lo que va de año, perpetrado en una zona de ocio nocturno. En esta ocasión, la víctima es un joven marroquí de 19 años, residente en la localidad. La Policía Local detuvo a dos amigos del fallecido, compatriotas, y a los dos porteros sobre los que caen las sospechas de la autoría del homicidio. Los vecinos se quejan continuamente de las peleas nocturnas. Los hechos se produjeron sobre las doce y media de la madrugada de ayer. A esa hora, Abderrazak Khamall, marroquí de 19 años, acudía con un grupo de compatriotas al bar de copas El Coso, situado en el número 4 de la calle de la Plaza. Algunas fuentes consultadas indicaron que el grupo de marroquíes era de unas ocho personas. Los testigos añadieron que se encontraban en evidente estado de embriaguez. Esa noche, a partir de las 23.30, se celebraba una fiesta patrocinada por una marca de tequila en el local. Se ofrecía un dos por uno en copas hasta la una de la madrugada; es decir, quedaba poco tiempo para que terminara la oferta y el grupo de marroquíes tenía prisa por entrar en el local, donde ya habían estado en otras ocasiones. Pero, junto al cartel de la oferta en bebidas aparecía otro bastante elocuente: Reservado el derecho de admisión Y los porteros se lo tomaron al pie de la letra, pues no permitieron la entrada a los marroquíes, con quienes mantuvieron una discusión. guno de fuera, que era de raza negra narraron. Luego, los vigilantes regresaron al bar. Pero Abderrazak estaba herido de muerte. Con un hálito de vida, se desplazó como pudo en la dirección hacia donde habían huido sus amigos, y logró recorrer unos 150 metros hasta llegar a otro bar de copas, Keima. Nada más entrar, gimió: ¡Me estoy muriendo! y cayó desplomado. Los sanitarios del Summa- 112 desplazados hasta el lugar no pudieron más que confirmar el óbito. La autoridad judicial ordenó el levantamiento del cadáver a las 3.45 horas, precisaron las fuentes policiales consultadas. Paralelamente, la Policía Local de Fuenlabrada- -de las que cinco patrullas se encontraban por la zona, según explicaron fuentes municipales- -se puso en marcha para localizar a los presuntos culpables del homicidio. Uno de los porteros, Óscar N. B. español de 30 años, huyó en su ciclomotor, aunque, un tiempo después, regresó a su lugar de trabajo, donde fue detenido. Había recibido atención médica en el centro de salud El Arroyo. Cuando la Policía Local le trasladaba a la comisaría del municipio, al salir del coche, fingió un desmayo. Los agentes se percataron de que no portaba sus zapatillas y que las lanzaba de un golpe bajo el vehículo policial. Los agentes las sacaron y hallaron un cuchillo de 10 centímetros que había sido limpiado en el interior de una de las zapatillas. El otro portero sospechoso, Carlos José O. E. con dos detenciones anteriores por robo con fuerza, fue arrestado en la Unidad de Urgencias, adonde había acudido por sus propios medios para curarse las heridas. Portaba en uno de los bolsillos de su pantalón otro cuchillo, de 8 centímetros. La Policía Científica se encuentra analizando ambas armas, para dejar claro quién o quiénes fueron los autores materiales de los hechos y si, además, a la víctima le dieron muerte con el cuchillo que él mismo esgrimió al inicio de la pelea. La Policía también detuvo a los dos amigos marroquíes de La reyerta comenzó a las puertas del pub El Coso, en la calle de la Plaza, en Fuenlabrada ERNESTO AGUDO Uno de los porteros tenía antecedentes por robo con fuerza; la víctima y un amigo, también Los vigilantes escondían sendos cuchillos en una zapatilla y en el bolsillo del pantalón La Policía Científica deberá dictaminar si alguna de las armas incautadas fue la que esgrimió el fallecido Pero la cosa fue a más. Hasta el punto de que, según quienes presenciaron los hechos, salió más personal de seguridad del local de copas para ver qué estaba sucediendo. En un momento de la trifulca, Abderrazak recibió tres cu- chilladas: una en el hemitórax izquierdo, con afectación en el pulmón, y dos en los glúteos, informaron fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid. La pelea continuó en plena plaza de España, cerca de la entrada a otro bar de copas, El Cortijo Chikito. Los porteros, según los testigos, siguieron pegando al joven marroquí, mientras que sus dos amigos huían corriendo hacia la calle de los Mártires. Había varios porteros, como ocho o diez, entre españoles con el pelo rapado y al- ¡Que te vayas! gritó un portero Poco después, Abderrazak se presentó con, al menos, dos amigos compatriotas, de nuevo, en la puerta de El Coso. Y nueva trifulca con los porteros, a los que, según otro marroquí que presenció la escena, el joven amenazó con un cuchillo. Uno de los porteros le gritó: ¡Que te vayas! indicó el testigo consultado por ABC. Según testificaron los porteros a la Policía, les vetaron el acceso porque se encontraban borrachos, informaron fuentes del caso. Indignación entre los vecinos por las peleas y reyertas Los vecinos del céntrico barrio donde se produjeron los hechos la madrugada de ayer se expresaban indignados por la inseguridad que se vive en esas calles, principalmente, las noches de los fines de semana. Uno de ellos se mostraba de lo más explícito: Estamos hasta las narices de esto desde hace mucho tiempo. Aquí ha habido más crímenes, no sólo el de esta noche por ayer Peleas y reyertas, todas las que quieras indicaba, con clara indignación. Diferente era la opinión de algunos de los hosteleros de la zona, quienes aseguraron que el bar El Coso no era para nada problemático. Allí acude gente normal y una clientela que es casi siempre la misma. Yo mismo he estado algunas veces en el bar y no hay nada extraño indicaba un joven que trabaja en otro local de copas. Al parecer, El Coso estuvo cerrado durante un tiempo mientras se realizaban unas reformas en su interior. Reabrió hace aproximadamente un mes. El lema de la fiesta que se celebraba la noche de los hechos aún colgaba de sus paredes ayer: ¿Con qué cuervo te quedas?