Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 8 s 6 s 2008 ABC Las aerolíneas lo tienen crudo La situación no solamente afecta a las grandes compañías de red, sino también a las de bajo coste, en teoría mejor preparadas para afrontar un periodo de vacas flacas por su mejor estructura de costes POR A. P. J. C. V. MADRID, BARCELONA. La asamblea anual que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha celebrado esta semana en Estambul ha puesto de manifiesto las enormes dificultades a las que se enfrentan las aerolíneas como consecuencia de la escalada del petróleo. En su informe anual, la IATA describe la situación como desesperada y más destructiva que la surgida tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York. Según IATA, por cada dólar de aumento del precio del crudo los costes de las aerolíneas se incrementan en 1.600 millones de dólares (1.028 millones de euros) y las previsiones más optimistas apuntan este año a unas pérdidas globales de 3.800 millones de euros si el oro negro se mantiene en una banda de fluctuación próxima a los 135 dólares el barril. La situación no solamente afecta a las grandes compañías de red, sino también a las de bajo coste, en teoría mejor preparadas para afrontar un periodo de vacas flacas gracias a su mejor estructuradecostes. Hastaelmomento siete compañías de vuelos baratos se han declarado en bancarrota. La norteamericana United Airlines ya ha anunciado que recortará un 14 su capacidad nacional y eliminará entre 1.400 y 1.600 empleos, mientras Continental comunicó el pasado jueves que despedirá a 3.000 personas. En un gesto hacia su plantilla, su presidente y consejero delegado han renunciado a cobrar sus salarios este año. AirOne, potencialmente interesada en adquirir la deficitaria Alitalia, ha cambiado esta semana su estrategia y optado por retirarse de las negociaciones, impulsada por la subida del crudo. Frente a este desalentador panorama el margen de maniobra de las aerolíneas es muy reducido y se circunscribe a la receta tradicional: recortes de costes de explotación y subida de las tarifas. Las aerolíneas chinas ya han comenzado a recortar sus costes y aumentado las tarifas de sus vuelos internacionales para compensar el creciente encarecimiento de los combustibles. Iberia estima que el impacto energético conllevará una elevación de entre el 40 y 50 en los precios de los vuelos, dependiendo de las rutas de cada compañía. Por cada dólar que sube el crudo los costes de las aerolíneas aumentan en 1.600 millones nancieramente su propuesta. A las fuertes presiones trasladadas por Lufthansa a la alianza Star Alliance para evitar que Spanair pase a formar parte del grupo Iberia, se une la oposición frontal de la clase política y empresarial de Cataluña, muy dolida por la estrategia de recorte de actividad seguida por la compañía de red española durante los últimos CARLOS MORET AirOne se lo piensa Crisis para todos La marcha atrás de AirOne coincide en el tiempo con el retraso en la venta de Spanair, operación que SAS tiene previsto cerrar este mismo mes. Si no lo consigue por la falta de ofertas, como parece lo más probable, proseguirá como accionista de la aerolínea para garantizar su viabilidad y buscar una nueva ventana de desinversión más adelante, cuando la situación económica internacional sea más favorable. Tras la negativa de Iberia a mejorar su oferta cercana a los 300 millones de euros, el grupo escandinavo tiene encima de la mesa una de Gadair European Airlines, una pequeña aerolínea española sin experiencia aeronáutica y con serios problemas para respaldar fi- La fusión entre Vueling y Clickair podría materializarse antes del 20 de junio Las conversaciones abiertas el pasado 2 de abril por Vueling y Clickair para abordar una integración de activos marchan por buen camino, según reconocen fuentes próximas al proceso, que se ha acelerado por la mala coyuntura económica y el alza del precio del petróleo. El acuerdo entre los dos equipos directivos podría ser anunciado antes del día 20 de junio, fecha en la que está prevista la celebración de la junta de accionistas de Vueling. De ser así, el orden del día debería ser modificado antes del día 13 para incluir este hecho relevante. Si no se producen cambios de última hora el presidente de Vueling, Josep Piqué, seguirá desempeñando el mismo cargo en la nueva sociedad. Sin embargo, el peso de la gestión diaria recaerá sobre Alex Cruz, director general de Clickair y hombre de confianza de Iberia. Ésta y sus socios controlarían cerca del 55 del capital mientras que el 45 restante se distribuirá entre los accionistas de Vueling. tiempos en el aeropuerto de Barcelona. Para acabar de complicar este escenario, Caja Madrid se ha erigido en el accionista de referencia de Iberia al elevar su participación hasta el 23 del capital. Los intentos por conformar una oferta nacionalista y convertir a Spanair en una aerolínea de medio y largo de capital catalán tampoco van por buen camino, entre otras razones porque tanto La Caixa como otras entidades financieras y empresas relacionadas con el turismo no quieren asumir ningún tipo de protagonismo en la nueva aventura aérea. Tras la fallida experiencia de Gadair, la Generalitat y un grupo de empresarios pertenecientes a la fundación FemCat lobby integrado por algo más de medio centenar de empresarios catalanes, presididos por Joaquim Boixareu, intentan desesperadamente obtener financiación. Enrique Serbeto LA DEMAGOGIA COTIZA AL ALZA A finales de junio expira el periodo de venta de Spanair establecido por el grupo escandinavo SAS omo si fuéramos pasajeros en un avión, los Gobiernos europeos empiezan a pedirnos que nos abrochemos el cinturón porque vienen turbulencias. ¡Qué diferencia con aquellos tiempos en los que apretarse el cinturón signifi- C caba otra cosa! Ahora suben los tipos y nos quedamos a ver si eso mejora las tendencias inflacionistas. A 10 años del euro hemos llegado a la primera crisis en la que los gobiernos no tienen capacidad de utilizar ni los tipos de interés ni la devaluación de la moneda. Como ha pasado con los precios, que ya no se pueden enmascarar las diferencias entre un país y otro, se verá claramente quiénes son los que tienen de verdad una estructura más saludable o los que no. Es muy probable que en este último caso se escuchen ataques directos a la moneda única, a pesar de la evidencia de que la situación sería mucho peor para todos sin el euro. Ya se sabe que la demagogia es un virus insaciable en ciertos ambientes políticos para el que no hemos encontrado vacuna. Precisamente por eso, ahora que ha llovido lo suyo este mes, el gobierno haría muy bien en tomarse en serio su oferta de un pacto nacional sobre el agua. Desde que tiró a la basura el Plan Hidrológico, el agua se ha convertido en la mayor fuente de conflictos interterritoriales, por encima incluso de referéndums y escabrosas reformas estatutarias. Con los pantanos llenos se puede hablar más serenamente y no sería prudente dejar de hacerlo sólo porque parezca que hay agua para una buena temporada. Pero por desgracia, el go- bierno ha empezado mal, anulando la instalación de una tubería de la que no me cabe duda de que volveremos a hablar en el futuro. Desgraciadamente, además, para lamentarnos de que no se haya construido. Tan demagógico es apuntarse continuamente al catastrofismo rampante del cambio climático como ignorar los riesgos ciertos y las necesidades reales de una sociedad que no puede detener su crecimiento. Tan irresponsable ha sido tratar de ignorar la crisis como si con ello se pudiera evitar, como pensar ahora que porque sea un fenómeno más generalizado nos libraremos de tener que luchar para superarla.