Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 s 6 s 2008 40 aniversario del asesinato del guardia civil Pardines s Los familiares ESPAÑA 23 Con cada atentado vuelven a matar a mi hermano Fueron los primeros, y ahora hay más de ochocientas familias en su pellejo. El padre y el hermano de José Pardines no olvidan el vía crucis de la familia desde aquel maldito 7 de junio POR ANA MARTÍNEZ MALPICA. Han pasado cuatro décadas y agradezco que se recuerde a mi hijo, pero todavía me cuesta hablar de aquello, lo siento Antonio Pardines es el padre del primer agente asesinado por ETA. Trata de explicar que de los 365 días del año hay uno en el que se rememora aquella tragedia, que él, en cambio, tiene presente siempre. Las crueles imágenes no se han borrado de la memoria de este anciano, que vive en Malpica, un pueblo costero de la provincia de La Coruña. Su casa está en la entrada, rodeada por un cierre. Sus ojos, cuando se le pregunta por lo ocurrido el 7 de junio de 1968, denotan miedo y rabia. En aquel entonces, el patriarca de la familia, viudo desde los 30 (hoy tiene 88) guardia civil de profesión, e hijo, hermano y padre de guardias civiles, tenía tres hijos. Hoy, le queda uno, de 61 años, y se llama Manuel. En el pueblo, todo el mundo conoce a su vástago. Viste traje, es alto, delgado, gentil, y sus modales son exquisitos. Fue alcalde entre 1991 y 1999. En algún momento de la tarde se deja ver por una cafetería cercana al mar, para leer la prensa y echar una partida de cartas. Es duro revivir lo sucedido, pensar que acabaron a balazos con él en esa carretera de Guipúzcoa; además, por casualidades de la vida, tengo una sobrina nieta que nació este mismo día, un 7 de junio comenta. Cuando ocurre un nuevo atentado, siento que vuelven a Calle de Malpica dedicada a José Pardines, la primera víctima mortal de la banda asesina ETA matar a mi hermano. Entonces no vivíamos con miedo, nunca habíamos oído hablar de ETA. ¿Quién iba a pensar que podría pasarle algo así a un guardia civil? Pero ahora, tanto tiempo más tarde, esta gente no ha dejado las armas, y cada vez que pasa algo, a mí se me revuelve todo por dentro Al evocar el calvario de su hermano mayor, se hunde. Yo era muy joven, y él, José, trabajaba para que nosotros estudiásemos Explica que escogió la vida de casas cuartel de su progenitor. Primero estuvo en Tudela de Veguín, en Asturias, su primer destino. No estaba muy convencido, e hizo un curso de motorista. Después, lo trasladaron a la Agrupación de Tráfico de San Sebastián. Allí, le tocó parar aquel coche, era su función, y encontró ese final relata. Hoy, una placa colocada en una céntrica calle de esta localidad de la Costa de la Muerte recuerda su vil asesinato con el lema: Muerto en servicio Cuando lo asesinaron, yo estaba jugando a las cartas y se me vino el mundo encima dice Manuel. Asegura que antes, incluso a él se le había pasado ÓSCAR CORRAL por la cabeza ser guardia civil, pero luego desechó la idea. Se decantó por Magisterio e hizo sus incursiones también en la banca y la política. He perdido la cuenta de los telegramas que he enviado a las demás víctimas de esta lacra, sobre todo cuando era regidor explica. No le gustan los flashes, ni ser protagonista. Si yo hiciese algo heróoico, me dejaría sacar unas fotografías, pero soy el hermano del primer agente asesinado por los terroristas de ETA; y si él fuese el último... Pero mira la lista de todos los que se han ido así