Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 DEPORTES Tenis s Roland Garros SÁBADO 7 s 6 s 2008 ABC Nadal apenas dejó aire a Djokovic Le ganó en un partido casi perfecto, complicado sólo al final, y jugará la final frente a Federer JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Está muerto A la caja, Nole se va a la caja Le va a matar Girara donde girara uno la cabeza se oían comentarios similares. Tronaba Nadal, tronaba de verdad, y una manta de juego se llevaba al bueno de Novak Djokovic por todos lados. Un vendaval de tenis perfecto, sin una laguna, saques variados, juego larguísimo, ventiladores bolas a las líneas, restos altos, bajos, y una potencia descomunal en cada tiro. El serbio daba pena. Vagaba por la pista molido a palos, literalmente barrido a pelotazo limpio, en una paliza terrible. Lo poco que Nole pudo sacar a flote fue su servicio, algunos saques directos y derechas suicidas. En el primer set aún pudo mantener el tipo, pero lo hizo a duras penas, con bolas de break en todos sus servicios y arrastrándose al ritmo que le marcaba Rafa, que jugó un tenis perfecto, sin mácula. Había que ponerse en la piel de Djokovic en ese momento. Si se quedaba a cambiar golpes, Rafa le tiraba un juego muy profundo, distribuyendo ángulos y abriendo cada vez más la pista. En cuanto el español metía la derecha cruzada, Nole estaba fuera porque la bola se le abría y se le subía tanto que era imposible devolverla. De hecho, hubo un golpe de Nadal que se elevó, se elevó y no paraba de subir. Djokovic tuvo que pegar muy por arriba de su cabeza, con los dos brazos levantados, arriba, arriba, imposible de precisar. El juego variado de Rafa le pasó por encima como una locomotora, le hacía fallar, y lo peor, no le dejaba tomar la iniciativa. Si al menos hubiera encontrado la bola delante podía haber intentado tirar winners pero eso sucedió muy pocas veces. Al serbio se le fue yendo el tiempo, las ganas y la ilusión porque no veía manera, no sólo de ganar un juego, sino siquiera un punto, para lo que tenía que sudar sangre. Con 6- 4 y 6- 2, Rafa se mostró listo para meter la sexta, el rival hundido, él crecido. Le hizo dos breaks más y con 3- 0 en la tercera manga la gente se levantó, directamente dio la espalda al partido y se fue. También Rafa se despidió y dijo adiós. Error. Djokovic, no. Nole dijo que no quería irse por la puerta de atrás, así que se puso a meter palos, si entraban bien y si no también. Como quiera que Rafa bajó el pistón, en ese metro menos de profundidad que dio a la bola, Djokovic se le coló. Hizo un break y se levantó sobre sus propias cenizas. Otro nuevo break con Rafa reculando y se le echó encima. Incluso tuvo una bola de set, pero el español tiene mucha cabeza, mucha. Se metió de lleno en el terreno del rival, remó y bajó a la mina, peleando cada golpe. En la muerte súbita cogió la madera, los clavos y se fue a por Nole con el mismo juego del principio, para cavarle la tumba definitiva. Se puso 6- 0 y fin de la historia, 6- 4, 6- 2, 7- 6 (3) Jugará la final ante Federer, que tuvo más problemas de lo que señala el marcador (6- 2, 5- 7, 6- 3 y 7- 5) ante el tenis físico de Monfils, que dio una lección de movilidad. Además Roger estuvo muy errático, con muchos fallos, hasta que decidió ir al ataque y ahí superó al galo. Problemas para Federer Rafael Nadal fue un coloso ayer frente a Novak Djokovic REUTERS Ivanovic: No volveré a dar un paso atrás, seré valiente y agresiva J. M. C. PARÍS. No, no tengo novio. Sí, me lo preguntan mucho en público y la verdad es que me sigue dando vergüenza Es Ana Ivanovic quien se sonroja, la bella, la nueva número uno que hoy va a jugar la final femenina de Roland Garros ante Dinara Safina (15.00) Ana ya disputó la misma final el pasado año, pero fue barrida por Justine Henin. Los nervios, la tensión, la juventud... Sí, lo pasé mal, pero tanto esa final como la de Australia me han servido para madurar. De cualquier forma, y aunque aprendí mucho en esos partidos, aún me cuesta dormir por las noches Dice Ivanovic que también sacó una conclusión del encuentro en la semifinal ante Jankovic: No volveré a dar un paso atrás en un partido de tenis. Seré valiente y agresiva Lo malo es que su rival, Safina, dijo exactamente lo mismo: Voy a morir en la pista, y voy a ir al ataque. En Berlín me di cuenta de que tengo que ser ofensiva y si me ganan, vale, pero que me ganen con mi juego, no esperando a ver qué pasa El balance entre las dos finalistas de hoy es de 2- 1 para la jugadora serbia, pero el único partido que le ha ganado Safina se disputó precisamente sobre tierra (Berlín, 2005) mientras que Ivanovic le venció dos veces en 2006, la primera en la hierba de Wimbledon y la segunda en la pista dura del Abierto de Montreal. Ana Ivanovic AFP Dinara Safina AFP