Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7- -6- -2008 Prueban con éxito una técnica experimental para regenerar el pelo 89 Recomendar o no recomendar una bebida alcohólica, he ahí el dilema Desde hace años se sabe que bebidas alcohólicas como el vino, la cerveza o la sidra- -ricos en polifenoles- -protegen el sistema cardiovascular siempre que se tomen con moderación. El riesgo de sufrir un infarto es un 37 más bajo entre los que toman una copa o un vaso de estas bebidas que en los abstemios. La clave está en evitar que el alcohol termine por dañar el hígado, un órgano tan esencial como el corazón. Por eso, una píldora del vino que aporte los beneficios del vino mientras elimina los efectos secundarios de los caldos acabaría con el dilema. El nuevo fármaco se incorporaría a un arsenal terapéutico, preparado para afrontar una epidemia de ataques al corazón y de infartos cerebrales que amenazan a las sociedades desarrolladas. Expertos reunidos esta semana en el Congreso de la Sociedad Española de Arteriosclerosis han advertido que la obesidad y la diabetes tipo 2 acabará con el descenso de enfermedades cardiovasculares alcanzado hasta la fecha. Un logro que se debe a la mayor calidad de los fármacos para combatir el colesterol. ELENA CARRERAS ses comerciales de una gran compañía se han sumado más evidencias científicas que respaldan al vino y a sus componentes como elixir de juventud. Los últimos en descubrir sus bondades han sido un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin- Madison, en Estados Unidos. En un nuevo experimento con ratones han observado que bajas dosis de resveratrol protegen el corazón de los trastornos de la edad. Evita su envejecimiento genético, un paso clave porque la enfermedad cardiaca relacionada con la edad es una de las causas de muerte más común entre los mayores. Los detalles de este trabajo se han conocido esta semana tras su publicación en la revista PLoS One Utilizaron ratones de mediana edad. A algunos de ellos los alimentaron con una dieta normal, a otros con una dieta hipocalórica, con un 30 menos calorías de los que se considera normal. Y a un tercer grupo les dieron un suplemento con bajas dosis de resveratrol. Después los científicos de Wisconsin se fijaron en sus perfiles genéticos para observar los cambios en el corazón, los músculos y el cerebro. Lo hicieron porque la expresión de los genes varía y se altera a medida que se van cumpliendo años. En el corazón hay más de un millar de genes que cambian con el paso del tiempo y reducen la función cardiaca. Pues en el experimento, los ratones que consumían menos calorías consiguieron reducir en un 90 estas alteraciones y prevenir el envejecimiento del corazón. Los ratones con resveratrol no sólo consiguió esos mis- mos beneficios sin pasar hambre, sino que los superaron. El compuesto mágico del vino evitó el 92 de los cambios. Los animales que tomaron la dieta normal no consiguieron ninguno de estos beneficios. Un vaso de vino o un suplemento de resveratrol en la dieta al llegar a la mediana edad es tan eficaz en la salud cardiovascular como seguir una dieta restrictiva de grasas y calorías escriben los investigadores de la Universidad de Wisconsin en su trabajo. En cambio, los resultados no fueron tan positivos al mirar al cerebro y al aparato muscular. El antioxidante del vino parece ayudar a mantener en forma el tejido, pero sólo previenen el 26 de las alteraciones genéticas que favorecen el envejecimiento. En la protección cerebral no alcanzó el 20 y el resveratrol tampoco contribuyó a una pérdida de peso, como hizo la dieta hipocalórica. La mayor novedad de este trabajo es que demuestra el efecto positivo del antioxidante, incluso a bajas dosis. Quizá sea un experimento de laboratorio más. Aunque la ciencia acumula cada vez más investigaciones que apoyan la seriedad de la nueva molécula milagro Ahora queda por saber si el fármaco de resveratrol funciona tan bien en humanos como se ha visto en ratones, moscas o peces de laboratorio. Habrá que esperar al año 2012, fecha en la que se confía en tener un fármaco en el mercado. Doña Letizia, con los discapacitados La princesa de Asturias visitó ayer el Salón Avante de Feria de Barcelona, dedicado a la autonomía personal y a la dependencia. Doña Letizia recorrió los diferentes expositores y pudo conocer las últimas novedades tecnológicas para las personas dependientes que presentan más de un centenar de empresas. PSICOLOGÍA Un test detecta el riesgo de trastornos alimentarios Evalúa la insatisfacción y distorsión de la imagen corporal PILAR QUIJADA MADRID. Detectar a las adolescentes propensas a sufrir trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia y la bulimia, cada vez más frecuentes, fue el objetivo que se fijó Carmen Maganto, psicóloga clínica y profesora de la Universidad del País Vasco, autora, junto con Soledad Cruz, de un test psicológico que detecta en poco más de diez minutos el riesgo de las y los jóvenes de entre 14 y 18 años. El cuestionario puede aplicarse en centros de enseñanza, o de forma individual en los centros de atención primaria. En la base de los trastornos de alimentación, explica Maganto, está la insatisfacción con la imagen corporal y una percepción distorsionada, que se gestan precisamente en la adolescencia, una etapa en la que el desarrollo es disarmónico en sus inicios y contradice la cultura de la delgadez imperante, lo que crea una excesiva preocupación en las jóvenes, que sobrevaloran la apariencia física El test establece el riesgo de anorexia y bulimia midiendo el grado distorsión de su imagen corporal que experimenta el adolescente, teniendo en cuenta además, para mayor fiabilidad, su índice de masa corporal (IMC) Se trata de dos aspectos novedosos, señala Maganto, porque hasta el momento no se había baremado la distorsión corporal y tampoco había medidas de IMC específicas para la franja de 14 a 18 años Otra novedad de este Test de las siluetas para adolescentes es que por primera vez se atiende a la imagen corporal masculina. Y es que si los chicos son menos propensos a los trastornos de alimentación, sí tienen mayor riesgo de padecer vigorexia u obsesión por un cuerpo musculoso. Y con este cuestionario- -señala Maganto- -se detecta que hay muchos chavales que no están a gusto con su imagen corporal Esta especialista resalta que si la insatisfacción con el cuerpo es alta hay un riesgo de trastornos de la conducta alimentaria que conviene vigilar. En la adolescencia es lógico que exista una cierta insatisfacción, pero hay que establecer un punto de corte para intervenir, y eso es lo que determina esta nueva prueba explica. Maganto menciona como otros factores de riesgo para el desarrollo de trastornos de la alimentación el hecho de que la madre o hermanas mayores estén con frecuencia sometidas a dieta, la existencia de antecedentes de anorexia o bulimia en amigas o familiares, obesidad en la infancia que haya sido objeto de burlas o alguna enfermedad que conlleve un adelgazamiento exagerado. Sin excluir los duelos por la pérdida o separación de un progenitor. Eficaz a dosis bajas Más información sobre resveratrol: http: www. sirtrispharma. com Aunque los chicos son menos propensos a estos trastornos, muchos no están a gusto con su imagen