Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 s 6 s 2008 MADRID 61 Kusturica maquilló la noche de la Cubierta Festimad, el festival más veterano de la capital, registró una baja asistencia IGNACIO SERRANO Ayer tuvo lugar en la Cubierta de Leganés la que muchos consideran como la última edición a lo grande del Festimad. Después de tantos cambios de sede (seis a lo largo de su historia) y sobre todo, de la presión creada por la burbuja festivalera los organizadores han decidido replantear su proyecto de futuro. A pesar de tanto contratiempo, el Festi sigue fiel a sus principios, vendiendo las entradas a precios que no dejan el bolsillo tiritando y dando cobertura a bandas paisanas poco conocidas. Gizmo, Fetus in Feto, Day of rising, Nu Eve, Vita Imana, Rockcinante y The Rejects fueron los siete conjuntos representantes de lo que se cuece en los locales de ensayo del sur de Madrid, que calentaron el ambiente desde las cuatro y media de la tarde, antes de que los grandes nombres empezasen a hacer acto de presencia. Cientos de chavales todavía apuraban el botellón fuera de la plaza cuando a las ocho salió a escena el afrocubano Kumar, que dio unas buenas lecciones de cómo las gasta un rapero crecido en los suburbios de La Havana. El hip- hop siguió dominando la tarde con la actuación del marroquí Bigg, que se marcó una gran sesión de rimas precediendo a su compañero de raíces El Chojín. Después, un cambio radical. De la chulería y los pantalones caídos a las carcajadas histéricas y las pintas estrafalarias de Nelle Karajlic, el inefable líder de una banda que, con fines claramente publicitarios, se bautizó como Emir Kusturica The No Smoking Orchestra. El director balcánico- que acaba de estrenar en Cannes su documental sobre Maradona- toca en el grupo, sí, y tiene su protagonismo, pero el centro de las miradas es sin duda su colega Karajlic, un verdadero profesional del escenario. O un payaso, según se mire. Unza unza time Bulgarian dance Pitbull todas las canciones de este repertorio de fanfarria- rock fueron bailadas, saltadas y gritadas hasta la extenuación. Y es que no hay nada como el gitaneo para animar una calurosa noche de viernes. Todo muy bonito, pero ¿cuál fue el problema? Primero, que la Cubierta dio lo peor de sí misma: el sonido fue poco menos que pésimo, y cada vez que la gente se ponía a bailar se levantaba una polvareda que daban ganas de subirse a la grada. Pero sin duda, lo peor de todo fue la escasa asistencia al evento. Hasta las nueve de la noche, el aspecto de la plaza de toros era desolador, y cuando la No Smoking Orchestra subió al escenario, las calvas persistían en la arena. Los balcánicos, eso sí, consiguieron que la velada fuese recordada por sus trompetas, que, hay que reconocerlo, se enfrentaron a un público que reservó todas sus fuerzas para la fanfarria. El rockabilly perezoso de los Lobos Negros reaparece en la noche madrileña G. D. OLMO MADRID. Los irreductibles Lobos Negros vuelven a aullar en la noche madrileña. Recién aterrizados de su gira mexicana, cumplen 25 años a ritmo de garage y lo celebran esta noche en la sala Wullitzer Ballroom (Tres Cruces, 12) presentando el DVD El hijo del sombrerero en el que se repasa la biografía de su líder, el incombustible Luis Martín. Los asistentes disfrutarán también, por poco más de diez euros, de la actuación en directo de este trío de Talavera, unos supervivientes de los tiempos dorados de la movida con ya once discos a sus espaldas. Martín describe su música como rockabilly perezoso Así se etiquetan los tonos nostálgicos de estos veteranos.