Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 6 08 TENDENCIAS Una copa de rosé Una alternativa tecno al enfriador de champán se le ha ocurrido al diseñador Karim Rachid, uno de los artistas que reinventan la imagen de Veuve Clicquot TEXTO: P. ESPINOSA DE LOS MONTEROS Las ideas de Karim Rashid a fiebre rosa anima no solo las piezas de joyería o las pasarelas. La firma francesa de champán Veuve Clicquot, que se distingue por su definitiva apuesta por el diseño encargando los complementos para sus botellas a los más grandes artistas- -Andrée Putman o Pucci, entre otros- ha fichado en los dos últimos años al diseñador anglo egipcio afincado en Nueva York, Karim Rashid, para dos piezas superrosas el Loveseat un tu- y- yo especialmente creado para beber con comodidad y en pareja una copa de Veuve Clicquot Rosé, y el Globalight pieza estrella de este año, presentada en abril en Il Salone de Milán. Globalight es una cesta- cubo- i soter mo- c andelero que mantiene durante dos horas la botella del Rosé a temperatura adecuada y, a la vez, ofrece una luminosidad rosada- -muy favorecedora- -digna de una cena a la luz de las velas. Admite otras botellas pero es especial para la firma francesa. Limitada a unas 500 piezas en todo el mundo- -En EE. UU. apenas se L En casa, la pieza encaja en todas partes y se transporta fácilmente. (Seguramente el precio le hará pensar en otras alternativas) La pieza de Rashid es un perfecto guiño al neorromanticismo que nos invade, con detalles tecno van a vender unas cincuenta- representa un romanticismo tecnológico y espacial. Explica Karim Rashid que, cuando recibió el encargo, quiso interpretar de algún modo la mezcla de lo material con lo inmaterial y dibujó una elipse, que envolviera la botella del Rosé como un huevo metálico que además diera luz con las sensaciones que produce una luminosidad íntima y cálida, lograda a base de un sistema de leds o diodos, que no calientan la botella, y de espejos invisibles que le proporcionan al conjunto un aspecto casi extraterrestre. La cesta enfriadora la ha producido la firma Zumtobel, experta mundial en iluminación. Globalight es una pieza muy ligera gracias a su estructura de aluminio y eso permite que se puede llevar a cualquier lado. Idea, por supuesto, muy útil si se quiere improvisar un momento super rosa La edición puede verse como un perfecto guiño al neo romanticismo que nos invade, pero con detalles especiales y tecnológicos que nos remiten al futuro. Un futuro descaradamente cursi que ahora es de lo más moderno. Se vende en Clicquot por el módico precio de 2.820 euros.