Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 6 08 EN PORTADA Amor y quilates Fiebre rosa (Viene de la página anterior) o sé si será casualidad, pero algo hay en el aire que se está tiñendo de rosa fuerte, y no son exageraciones. No creo que ahora haya más amor en el ambiente que el año pasado, pero se enseña más, como dejó claro Sarkozy y su culebrón de Cecilias y Carlas, debidamente enjoyadas para la ocasión. Luego llega la película Sexo en Nueva York (estreno inminente) tan fashion y sentimental, y para colmo va Madrid y se tiñe de rojo pasión con las simbólicas amapolas de Kenzo. ¿Alguien puede dar más? El caso es que echas un simple vistazo a las colecciones de los joyeros más plus y encuentras cosas que hacía siglos que no se veían o no se hacían notar demasiado: lazos del amor con nudo super gordo, forever toghether en forma de pájaros, corazones anti infarto sin flecha pero con lágrima (por si acaso) y una se pregunta si esto es tendencia, si es que vuelven los barrocos 80 en todo su esplendor, o si ya nadie regala una alianza de oro liso y todo tiene que ser superlativo y descaradamente romántico. Estas piezas llamativas no son para todo el mundo. No todas (o todos) pueden llevar un super anillazo, ni tienen claro si, luciendo un broche con compromiso a la vista, pueden llevar además el juego de pendientes. Existen normas estéticas que no deben saltarse en esta avalancha de piezas super rosas. Aunque es un riesgo controlado: no hay muchos enamorados que puedan ser tan generosos (o se atrevan a presentarse con un joyón no hay muchas enamoradas con la mano larga y adecuada para resistir tantos quilates, y no todos- -ellos y ellas- -se atreven a des- N Pendientes de la serie Forever en oro blanco, de Pomellato Colgante Inseparables en oro amarillo, de Louis Vuitton cubrir y seleccionar estas joyas en las vitrinas. Baptiste Louron, director de moda de la revista InStyle trata a menudo con estas piezas tanto en alta joyería como en bisutería y valora su componente romántico. Siete tiaras de princesas de Oriente y de Occidente inspiran la colección Mi Princesa de Carrera Carrera. todas ellas convertidas en sortijas. De izquierda a derecha, Princesa Romana Princesa Japonesa y Princesa India Comparadas con la ropa, es lo que pasa con el negro, un color que siempre vuelve con muchísima fuerza, cada tres o cuatro años, y en epoca de crisis más aún. Lo romántico está de muy moda en joyería. Antes estaba muy mal visto, pero ahora el tema cursi esta in Seguro que el efecto Sarkozy ha tenido algo que ver, sobre todo para el público masculino, que compra las joyas pero sabe poco de tendencias, por ello deduzco que el efecto Carla- Cecilia ha debido de ser importante en las ventas de Dior. A los hombres, por lo general, les da miedo regalar un lazo o un corazón, pero este anillo les ha dado una pista. Hay más. La gente empieza a cansarse de los bolsos, por ejemplo, a pesar de que son tan objeto de lujo como cualquier sortija: de hecho, un bolso de cocodrilo puede costar más que un Mercedes, pero la joya es más dificil de imitar- -la falsificación aquí queda evidente y horrible- es muy exclusiva y ahora mismo representa el verdadero lujo. Y la joya lleva un mensaje más fuerte que el de un simple bolso. A mi me gustaría más que me regalaran una joya, con todo su significado, y seguro que eso les pasa a casi todas las mujeres Pero, como hemos dicho, llevar joyas importantes, románticas o no, tampoco es fácil: Admiro mucho- -dice Louron- -a las señoras mayores que saben llevar muchas joyas juntas con elegancia, pero en general no hay normas, es más cuestión de carácter y personalidad. Eso sí, hay que tener en cuenta que la joya evidencia, no esconde ni disimula, como puede pasar con la ropa, por ello, si tienes una mano descuidada o de dedos cortos una joya grande resaltará siempre los defectos... O lo bonito: si tienes un buen escote hay que elegir entre collar o pendientes importantes, pero no las dos cosas porque queda recargado... Y un consejo: todas las mujeres deberían usar pendientes