Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID SÁBADO 7 s 6 s 2008 ABC Nanysex se enfrenta a 39 años por abusar de 4 niños cuando ejercía de canguro Ninguno de los menores superaba los dos años s Grababa las escenas y las colgaba en internet s El juicio comenzará el día 16 M. J. ÁLVAREZ MADRID. Del 16 al 25 de junio se celebrará en la Audiencia Provincial (sección vigésimo tercera) el juicio contra Álvaro I. G. natural de Madrid, de 25 años, conocido como Nanysex al que se le imputan diez delitos de abusos sexuales perpetrados contra menores de entre 1 y 2 años y colgar las grabaciones en internet. Por estos hechos, cometidos entre 2002 y 2004, siempre con varones, el Ministerio Fiscal solicita una pena de 39 años de cárcel. El imputado y pederasta, que cometió la decena de delitos sexuales que se le imputan en Collado Villalba con tres menores- -dos de ellos hermanos- -y en Murcia, con otro niño con el que supuestamente compartía casa al vivir con su madre. Su modus operandi era siempre el mismo, según el escrito de la acusación: se hacía pasar por canguro para dar rienda suelta a sus más bajos instintos, una vez que se había ganado la confianza de los padres. En uno de los episodios de Collado, el de los hermanos, los padres le contrataron hasta en tres ocasiones sin que sospecharan nada. El procesado, además de masturbar o penetrar a los pequeños con los dedos llegó a sodomizar a uno de ellos. Las escabrosas escenas las grababa en vídeo, luego las enviaba a su ordenador y las difundía por la red. Para más inri los sitios tenían los nombres de los pequeños y después las colgaba en internet. Nanysex no estará solo en el juicio. Le acompañarán en el banquillo de los acusados sus cómplices y autores de abusos del mismo tipo. Se trata de Eduardo S. M. Antonio O. P. y José G. C. quienes se enfrentan a 13 años y medio, 10 años y 24 años, respectivamente, por varios delitos sexuales. El Ministerio Público les acusa de abusos y no de agresiones sexuales al no ver en las fotografías y vídeos de pornografía infantil, incluidos en la instrucción, signos de violencia o intimidación El escrito del fiscal indica que al tiempo de los hechos, Álvaro I. G. presentaba una parafilia de tipo pedófilo en el contexto de un trastorno de personalidad probablemente antisocial, sin alteraciones sustanciales en las facultades mentales superiores, necesarias para comprender el valor y consecuencias de sus actos y dirigirlos libre y voluntariamente El mismo perfil enfermizo recoge en relación a Eduardo S. M. compañero de piso y vejaciones de Nanysex que participó en los abusos a uno de los pequeños de Collado. El grupo de pederastas fue detenido en mayo de 2005 en el marco de la operación Kora desarrollada en Murcia y Barcelona. Las investigaciones comenzaron después de que la Secretaría General de Interpol en Lyon alertase a la Policía del hallazgo de fotografías pornográficas con un bebé. Ninguno de los detenidos entonces tenía antecedentes. El Supremo refrenda la prohibición de bancos privados de cordón umbilical Mantiene la medida del TSJM del 2006 y rechaza los argumentos de la Comunidad EFE MADRID. El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la suspensión cautelar del decreto de la Comunidad de Madrid que regula la constitución y el funcionamiento de los depósitos de sangre procedentes de cordón umbilical. En una sentencia de la Sala de lo Contencioso, el Supremo mantiene este medida acordada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en mayo de 2006, mientras se resuelve sobre el fondo de la cuestión y rechaza todos los argumentos presentados por el Gobierno regional y por la entidad Secuvita, a las que condena a pagar las costas (mil euros a cada uno) La regulación de los bancos de cordón umbilical provocó una polémica entre el Gobierno central y la Comunidad, ya que ésta última aprobó un decreto sobre los bancos privados de sangre de cordón umbilical, que rechazó el Ministerio de Sanidad, que unos meses después hizo una regulación general. El Alto Tribunal estima que si no se suspende el decreto madrileño, el proceso podría perder su finalidad legítima y establece que debe continuar hasta que se resuelva el recurso presentado. En la sentencia, el Supremo considera que el Tribunal Superior hizo una valoración correcta de los perjuicios ocasionados por la aplicación de la norma madrileña y opina que son prioritarios los argumentos de la Administración del Estado, entre ellos, la imposibilidad de su reparación. Además, el TS recuerda que la decisión del Constitucional de rechazar la petición de la Comunidad de suspender el real decreto que regula los bancos de sangre de cordón umbilical no hace otra cosa sino confirmar la tesis del tribunal superior sobre la posible incompatibilidad de la norma impugnada con la normativa estatal Por todo ello, el Supremo desestima todos los argumentos del Gobierno regional y de la empresa demandante al no apreciar las infracciones denunciadas, ni falta de motivación del tribunal y condena a pagar a cada uno las costas. Parafilia pedófila El fiscal les acusa de abusos, pero no de agresiones, al no ver signos de violencia o intimidación