Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL SÁBADO 7 s 6 s 2008 ABC Juan Pedro Quiñonero Italia considerará la prostitución peligrosa para la seguridad pública La comunidad homosexual teme ser el próximo objetivo de la cruzada moral desplegada por el Gobierno de coalición de Silvio Berlusconi VERÓNICA BECERRIL CORRESPONSAL ROMA. Primero fueron los inmigrantes sin papeles, y ahora, el gobierno de Silvio Berlusconi, en su personal lucha contra el mal arremete contra la prostitución. Los relatores de un nuevo decreto que se está redactando, los presidentes de la Comisión de Justicia y Asuntos Constitucionales del Senado, Filippo Berselli y Carlo Vizzini, prevén que la prostitución sea considerada como peligrosa para la seguridad y la moralidad pública e incluyen además de las meretrices, a quienes vivan del provecho de la prostitución Se olvidan de quienes acuden en busca de los servicios de este oficio, y condenan a los desobedientes que ya hayan recibido el aviso por parte del juez, a un periodo máximo de seis meses de cárcel. Si después de todo esto, el sujeto peligroso no cambia de vida, la enmienda prevé incluso la medida de prohibición de residencia en una ciudad por un periodo superior a un año e inferior a cinco. Como era de esperar la noticia levantó un revuelo general con duras críticas desde la oposición y desde la magistratura. En particular, el presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Luca Palamara, habló ayer de este decreto y de la clandestinidad como delito en el debate de apertura del 29 congreso del sindicato de los abogados, especificando que la plaga es la explotación, cuando las prostitutas son víctimas del tráfico de seres humanos. El objetivo de los legisladores y de los magistrados tiene que ser el de individualizar y castigar a los explotadores Sobre el delito de clandestinidad, Palamara fue también crítico, señalando que todas estas medidas del paquete de seguridad crearán graves disfunciones en el sistema carcelario Más polémico fue el ex ministro de Interior, Beppe Pisanu, quien calificó de aberrante atribuir unilateralmente a las prostitutas el presunto delito contra la seguridad y la moralidad, absolviendo a priori a los clientes Oídos sordos por parte del gobierno de Berlusconi que expresó su apoyo a la enmienda y que gustó mucho a la que fuera candidata a la presidencia del Consejo por La Destra, Daniela Santanché, que con esta medida consigue consenso para el referéndum que ella misma promueve para la apertura de los prostíbulos. Se trata del primer efecto positivo del referéndum que pedimos, de modo que se puede conceder, a aquellas mujeres que no consigan la reinserción en la sociedad, una forma de autorregulación en su trabajo explicó ayer Santanché. Ante esta nueva mano dura del gobierno, muchos se preguntan quiénes serán el próximo objetivo del gobierno tras las prostitutas y los inmigrantes clandestinos. La comunidad homosexual teme ser el próximo objetivo de esta cruzada moral del gobierno. De momento ya se ha provocado una fuerte polémica en Roma por la decisión de la ministra de Igualdad de Oportunidades, la ex show girl Mara Carfagna, de suspender la subvención para el desfile del Gay Pride previsto para hoy que tiene como protagonista a la comunidad homosexual. Como respuesta, los gays la han bautizado como ministra de la Inoportunidad y hoy desfilará una carroza dedicada a la integrante más sexy del gobierno Berlusconi, famosa por sus calendarios sin velos. Se llama Sobriedad como homenaje irónico a la ministra explica la página web del Círculo homosexual Mario Mieli. De hecho en la carroza se anuncia la presencia de drags- queen y gogo boys que imitan a la ministra en las poses que la lanzaron a la fama. En Roma el revuelo ante este desfile se levantó no sólo por la retirada de financiación por parte del gobierno, sino por el cambio de recorrido. EUROPA MAL, ESPAÑA PEOR l posible no de Irlanda al Tratado europeo de Lisboa, la cumbre de la FAO y la posible alza del tipo director del BCE nos recuerdan con brutalidad la polución e insignificancia relativa de la función pública europea y algunas diplomacias de Estado, comenzando por la española. Si irlanda dijese no al Tratado europeo aprobado en Lisboa el mes de diciembre pasado, tras una larga década de crisis, la UE volvería a caer en su siempre larvada parálisis institucional, sin que tal crisis afecte directamente a los urgentes problemas que afectan a los ingresos, nivel y calidad de vida de españoles y europeos. Por el contrario, la UE, en general, y España, en particular, parecen hipnotizadas y sonámbulas ante los macro problemas que deterioran nuestra libertad económica, individual, familiar y colectiva: el precio del petróleo y el precio del dinero. La factura petrolífera recorta nuestros ingresos mensuales. La evolución a la alza del precio del dinero recorta nuestra riqueza y libertad. Europa intenta responder a la hipoteca energética invirtiendo en energía nuclear, con urgencia. España ha tomado una dirección diametralmente opuesta. El BCE intenta responder a la crisis con una política de relativa austeridad monetaria, cuando la política gubernamental continúa atizando la inflación. El Financial Times anunció para España un tsumaní monetario el mes de marzo del 2007. España ha perdido catorce meses, cuando menos, mirándose al espejo de su satisfacción narcisista. Con crisis o sin crisis institucional, la UE no resolverá los inmediatos problemas de fin de mes de los españoles, cuando la FAO ha confirmado su insignificancia bizantina ante el trágico espectáculo de la muerte y el hambre planetarias, acrecentadas por la carestía creciente del petróleo, los desórdenes de los mercados de materias primas y productos alimenticios. En este caso, las muy diplomáticas mafias filantrópicas enriquecen a sus miembros orquestando la publicidad humanitaria. E En el decreto que se prepara no se incluyen a quienes acudan en busca de los servicios de las meretrices AP El Papa recibe a Berlusconi tras criticar su política migratoria El Papa Benedicto XVI recibió ayer en audiencia al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con quien analizó la situación política que atraviesa el país, tras las últimas críticas expresadas desde la Santa Sede a la ley sobre inmigración impulsada por el Il Cavaliere En el encuentro, que duró 40 minutos, estuvieron presentes también los subsecretarios de la presidencia del Consejo, Gianni Letta y Paolo Bonaiuti.