Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7- -6- -2008 El Gobierno concede la extradición a EE. UU. del traficante de armas Al Kassar 15 Todo vale en un sistema en el que es más fácil irse a trabajar a Inglaterra que cambiar de Andalucía a Galicia el panorama por la menor disponibilidad laboral, por razones de embarazo y de maternidad. No en vano, si en 1965 las mujeres médico representaban el 7,3 del total de la profesión, en 2001 esta cota llegaba ya al 47,05 y las previsiones es que supere el 60 en 2030. En 2005- -y antes en muchos casos- -ya estaban los sindicatos médicos advirtiendo sobre una situación que iba a provocar el colapso del sistema, pero ni el Ministerio de Sanidad, ni las comunidades quisieron sentarse a planificar, a organizar, a distribuir. Estamos hablando de que faltan médicos- -recuerda Mario Mingo portavoz del PP en la Comisión de Sanidad- -y se quedan plazas de MIR desiertas De lo que se habla en suma es de incomunicación entre estamentos y de nula previsión de los responsables. De una suma de incongruencias. De una incapacidad crónica para sentarse a pactar y a organizar. En España, por ejemplo, no existe un registro de profesionales, no se sabe a qué se dedica cada médico, ni cuántos hay en realidad. Es imposible moverlos o incentivarles a desplazarse según las necesidades del sistema. Así, las autonomías prefieren robarse los especialistas entre ellas o, directamente traerlos del extranjero, aunque no tengan homologado el título. Todo vale en un sistema en el que para empezar es más fácil irse a trabajar a Inglaterra que cambiar de Andalucía a Galicia. Falta de planificación Salgado- Soria, el tándem que ha tirado cuatro años a la basura El responsable de Sanidad anuncia ahora un Pacto por la Sanidad el mismo que todos los agentes sociales y políticos exigieron en la pasada legislatura D. P. MADRID. Llegó Bernat Soria el pasado martes al Congreso de los Diputados con las líneas maestras de sus planes para la presente legislatura. En la mochila, un acuerdo estrella: Quiero ofrecer a las comunidades autónomas un gran Pacto por la Sanidad para garantizar el futuro del Sistema Nacional de Salud ¡Bienvenido! fue la respuesta de todos los agentes sociales y políticos. Las asociaciones sindicales y colegiales de médicos y enfermería se cansaron durante la pasada legislatura de solicitarlo. Los partidos políticos, con el PP a la cabeza, se quedaron afónicos demandándolo. Sin embargo, ni Elena Salgado, empeñada en sus cruzadas contra las hamburguesas gigantes, el alcohol y el tabaco, ni Bernat Soria, el ministro al que ficharon para investigar y que descubrió que las mujeres españolas son campana, cilindro o diábolo escucharon el clamor. Por eso no es de extrañar que Mario Mingo, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Congreso, acuse a Soria de haber tirado cuatro años a la basura. Hemos perdido cuatro años en cohesión y en coordinación. Las desigualdades que había entre las comunidades en 2004 son ahora mayores Para Mingo, la política sanitaria del PSOE ha sido especialmente nefasta en Recursos Humanos. No le extraña todo lo que está pasando: No se ha hecho nada. No se han desarrollado ni la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias, ni Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud. Han sido cuatro años perdidos El fondo de cohesión- -recuerda- -lleva años congelado en 99 millones de euros. La cartera de servicios no ha incluido en este periodo ni una sola novedad, cuando nosotros, por ejemplo pedimos entre otras cuestiones, la segunda opinión o libertad de elección de médico y centro... En el Consejo Interterritorial no se ha hablado nunca, porque no ha querido el ministro, de financiación... Por eso está bien esta segunda oportunidad, después de pasarnos cuatro años reclamando una política común en recursos humanos. Sobre todo porque tenemos un SNS que ha mejorado, pero en el que hay cinco millones más de personas a las que atender, luego se necesitan más profesionales, más dinero, más medios Y porque queremos que no ocurra, como pasa ahora- -prosigue Mingo- -que alguien que sufre una lesión cardiaca o padece un cáncer disfrute de atención diferente, terapias distintas y lo que es más grave, resultados completamente dispares según la comunidad en la que se encuentre. Las diferencias interterritoriales afectan a todo esto y hasta empiezan a ser peores para los más desfavorecidos económicamente Más información en: http: www. cesm. org Las diferencias interterritoriales empiezan a ser peores para los más desfavorecidos