Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 6 s 6 s 2008 ABC Decepción en la cumbre del hambre El documento final de Roma ofrece remedios generales y promesas de dinero para luchar contra la crisis alimentaria VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. Decepción fue la palabra que más se oyó ayer en la sede de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la FAO, al presentar el documento final de los tres días de reuniones para encontrar una solución a los problemas de hambre que afectan a millones de personas en todo el mundo. A los más de 500 delegados de 183 países, les costó más horas de lo previsto conseguir redactar un documento de conclusiones que representara una línea común de actuación. En el texto final se aseguran haber recolectado 6.500 millones de dólares para luchar contra el hambre en el mundo y el compromiso de reducir a la mitad el número de desnutridos, entre otras medidas. Sin embargo, se dan pocas indicaciones de cómo se van a concretar esas iniciativas. Argentina, Cuba y Venezuela fueron los más críticos con el texto, pero no los únicos, expresando el sentimiento de muchos de los países ante un texto general que no ofrece soluciones específicas para paliar el problema del hambre. Tras varias horas de espera, y cuando parecía que no habría una respuesta, al final se presentaron las pocas hojas en las que se dejaba ver que a grandes males, remedios generales. Además de la petición de mayor compromiso por parte de los países desarrollados, el documento presenta, sin dar muchas aclaraciones, los dos pun- El ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, a la izquierda, con otras autoridades en la clausura de la cumbre de la FAO en Roma tos polémicos de estos días: la liberalización de las políticas agrícolas, y el uso de los biocombustibles. Sobre los biocombustibles, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PAM) Josette Sheeran, experto en la materia, dijo que representan una oportunidad, cuando el petróleo supera los 80 dólares al barril, aunque hay que valorar- -puntualizó- -la ecocompatibilidad De hecho ante las protestas de estos días sobre el aumento del precio de la gasolina, los biocarburantes se pueden volver cruciales. Pero hay que tener cuidado, porque como señaló la FAO en un informe previo a la cumbre, se estima que el crecimiento previsto de la producción de biocombustibles en 2030, de no modificar las tendencias actuales, necesitará 35 millones de hectáreas de tierra, superficie que equivaldría a España y Francias juntas. Argentina que dijo no compartir el texto de la declaración, no consiguió lo que quería, el derecho a establecer los precios en el mercado internacional. La FAO se compromete en su informe a eliminar el hambre y asegurar alimento para todos, hoy y mañana aunque no se entiende muy bien cómo. Tarea difícil que se hará más llevadera gracias al anuncio por parte de varios países de un aumento de la ayuda económica- -entre ellos España que prometió 500 millones de euros AFP de ayuda- -destinada a resolver el titánico problema del hambre. Las conclusiones de la FAO dejaron mal sabor de boca a muchos, porque hemos desperdiciado una oportunidad preciosa de ayudar a tantos países dijo la portavoz venezolana. Pero el más elocuente fue el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini que comentó que para llegar a un acuerdo mediocre, es mejor no llegar a ningún acuerdo ENSEÑAR A PESCAR EN ÁFRICA En la recién cerrada cumbre de la FAO se ha vuelto a insistir en la agricultura como fórmula para que 200 millones de africanos dejen de pasar hambre LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. ¿Cómo se puede seguir creyendo, tras medio siglo de experiencias que atestiguan los contrario, que los regalos harán la felicidad de África? no es dinero gratuito lo que le falta al continente más pobre afirma Stephen Smith en Negrología, por qué África se muere (2006) Lo que no hay, insiste, es capacidad de utilizar bien ese dinero. Como era previsible, muchas de las ayudas económicas- -varios miles de millones de dólares- -anunciadas en la recién cerrada cumbre de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) van orientadas a África. Pero analizada la actual crisis alimentaria y el futuro más próximo, todo eso parece poco. En Roma, donde han asistido cerca de doscientos países y decenas de organizaciones y agencias humanitarias, se ha hablado también de la necesidad de ir más allá del simple hecho de extender cheques, que, como sostiene Smith- -que recibió respuesta a través de la obra colectiva Negrofobia a menudo acaban en manos indebidas. Estamos ante el eterno dilema de entregar directamente pescado o comprar cañas para que los 200 millones de africanos que pasan hambre aprendan a pescar y mejoren su alimentación. Malos gobiernos Pero tras el hambre aparecen malos gobiernos, conflictos, enfermedades, sequías, crecimiento de la población y leyes internacionales del mercado que castigan a los pobres, y no sólo por el desarrollo de los biocombustibles. Hasta el Banco Mundial, por medio de su presi- dente, Robert Zoellick, reconoce que luchar contra la pobreza implica eliminar barreras aduaneras El director general de la FAO, el senegalés Jacques Diouf, aseguró que se necesitan invertir 30.000 millones de dólares al año en agricultura para reducir el hambre a la mitad en el próximo siglo y medio. El secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, dijo que hay que aumentar un 50 por ciento la producción de aquí a 2030. Mucho más a corto plazo, los ciudadanos de numerosos países africanos- -entre ellos los senegaleses- -salen a la calle a reclamar comida en lo que algunos anuncian que puede convertirse en protestas endémicas si no hay un cambio rápido. Para superar el afropesimismo, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan ha propuesto una Revolución Verde que desarrollará la ONG Agra- -que tiene a Bill Gates detrás- -junto a tres agencias de la ONU: el Programa Mundial de Alimentos (PAM) el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA) y la FAO. Se trata de un acuerdo sin precedentes que abrirá una nueva era para África apuntó Kofi Annan. El objetivo, añadió, es ayudar a los pequeños agricultores para que saquen provecho de las tierras consideradas útiles y reducir la ayuda alimentaria que se les entrega Sería una pena que la falta de comida y de recursos financieros estropearan los esfuerzos de todo un pueblo advirtió el primer ministro marfileño y ex líder rebelde, Guillaume Soro, ante las próximas elecciones de su país, que vive con el proceso de paz pendiente de un hilo.