Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 6- -6- -2008 ABC El equipo de Obama considera un alto riesgo dar la vicepresidencia a Hillary La senadora por Nueva York hace público el apoyo a su rival y confirma que mañana se retirará de la carrera por la nominación del Partido Demócrata PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Como nominado presidencial del Partido Demócrata por la vía matemática, la primera prueba de fuego para Barack Obama está siendo cómo lidiar con Hillary Clinton. Durante la noche electoral del martes, la senadora se negó a hablar por teléfono con su rival o reconocer públicamente su evidente derrota o establecer una especie de transición coordinada. Pero tras un aluvión de críticas, y a instancias de sus principales partidarios, la senadora por Nueva York no ha tenido más remedio que anunciar para este sábado un acto público para escenificar el final de sus 17 meses de campaña con el objetivo de volver a la Casa Blanca por sus propios méritos. Los comentados desaires de la ex primera dama hacia Obama han generado amplios reproches que abarcan desde percepciones de egotismo recalcitrante al riesgo de fomentar debilitadoras divisiones internas en el Partido Demócrata de cara a las presidenciales de noviembre. Sin que falten comparaciones con Al Gore, que por lo menos al final de su pulso de recuento contra George W. Bush hace ocho años realizó una inmediata y elegante despedida. En un correo electrónico explicativo divulgado ayer, Hillary ha confirmado su intención de respaldar a Obama. A su juicio, lo que nos jugamos es mucho y la misión por delante de nosotros es demasiado importante como para hacer otra cosa Según la ex primera dama, mis diferencias con el senador Obama son pequeñas en comparación con las diferencias que tenemos con el senador McCain y los republicanos Bajo las reglas del Partido Demócrata, la ex primera dama dispone de varias opciones empezando por liberar y traspasar sus 1.900 delegados a Barack Obama y apagar definitivamente las luces de su campaña presidencial. Pero también puede mantener el control sobre sus delegados, reteniendo su correspondiente cuota de poder hasta la convención nacional prevista para finales de agosto en Denver. La fórmula de la suspensión también le permitiría seguir solicitando donaciones con el fin de hacer frente al déficit acumulado en sus arcas electorales durante los últimos meses. En cualquier caso, el equipo de Hillary se verá reducido drásticamente en los próximos días con planes para prescindir de un centenar de personas. La campaña de Barack Obama ha iniciado contactos informales para contratar a parte de la plana mayor de su rival de cara al pulso de otoño con el senador republicano John McCain. De hecho, Obama empezó ayer mismo a hacer campaña en el disputado estado de Virginia. Aunque Hillary Clinton ha dejado saber claramente que le gustaría ser candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, asesores de Obama están dejando saber que esa posibilidad es bastante improbable. Entre los riesgos mencionados se destaca la polarización que genera la ex primera dama, el problemático papel de Bill Clinton y los peligros de que el senador por Illinois quede eclipsado. Como ha indicado el ex presidente Jimmy Carter, un ticket con Obama y Hillary no haría más que multiplicar los aspectos negativos de cada uno de los dos. Entre las razones para no contar con Hillary como número dos también se está destacando la gran dificultad de conciliar todo el mensaje de cambio político y renovación auspiciado por Obama con la mitad del matrimonio que ha dominado el Partido Demócrata y Washington durante los últimos 16 años. Repesca de talento Apoyará a Barack Barack y Hillary se saludan tras el debate televisado celebrado en Los Angeles el 31 de enero AFP Richardson, en Madrid con más líderes hispanos ABC MADRID. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunió ayer en Madrid con los participantes de la III Convención de Líderes Hispanos de EE. UU. Se trata de personalidades de primer nivel en la esfera social, política y económica estadounidense, como Bill Richardson, gobernador de Nuevo México y candidato demócrata a la presidencia de los EE. UU. en 2007, considerado uno de los hispanos más influyentes del país; Esther Aguile- ra, presidenta del Instituto Caucus Hispano del Congreso; Ramiro Atristaín- Carrión y David Hernández, presidente de la eléctrica Liberty Power y miembro destacado de la Cámara de Comercio Hispana. La cita está pensada para acercar la realidad española a los representantes estadounidenses de raíces hispanas. La población hispana de EE. UU ya supera el 15 del total, es decir, unos 45 millones de personas.