Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA Defensa s El Gobierno de Zapatero compra armamento de ataque VIERNES 6 s 6 s 2008 ABC El Gobierno deja abierta la puerta a la retirada de las tropas de Kosovo P. C. MADRID. La necesidad que tiene el Gobierno de retirar tropas de misiones internacionales para no superar el límite de los tres mil soldados en el exterior, podría ser la excusa del presidente José Luis Rodríguez Zapatero para dejar la misión de Kosovo, la más polémica en la que participa España. Ello se desprende de la respuesta parlamentaria del Ejecutivo a una pregunta del Grupo Popular, en la que afirma que la continuidad en esta misión está supeditada a la situación política y a sus compromisos internacionales informa Ep. Esta declaración de intenciones se produce justo en el momento en que los nuevos compromisos internacionales en el Chad y Somalia obligan a España a reducir tropas. Si los 621 soldados que permanecen en esta ex región serbia- -que se autoproclamó independendiente con el rechazo de España- o parte de ellos, regresaran a España, el Gobierno tendría un colchón para poder enviar soldados a estos dos nuevos destinos. El problema al que se enfrenta Rodríguez Zapatero es que las tropas están defendiendo una independencia que no reconoce, como así lo explica en la respuesta parlamentaria. España no ha reconocido la soberanía kosovar y considera que la única fuente de legalidad sobre la situación de la provincia serbia y la presencia de misiones civiles y militares es la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas Este texto, que ampara la presencia española, señala que el futuro de Kosovo estará dentro de la República de Serbia. Precisamente, el hecho de que la resolución de la ONU diga que Kosovo es una parte de Serba, puede ser el punto al que se agarre España para justificar su salida. Este pronunciamiento del Ejecutivo socialista es el primero en el que vincula la presencia militar de España en esta misión a los compromisos internacionales de España. Hay que recordar que la misión desplegada en Kosovo está formada por 621 soldados, suboficiales y oficiales en el marco de la Fuerza Internacional Oeste de la Fuerza de la OTAN (KFOR) a los que hay que sumar efectivos policiales destacados en Kosovo dentro de la misión de la ONU (Unmik) Su misión es proteger a la minoría serbia. El Pentágono pide autorización para vender a España 20 misiles Tomahawk El Ejecutivo invertirá 100 millones de euros en la operación s Es un paso más de un largo proceso que se inició hace más de un año para modernizar la Armada P. C. MADRID. El Gobierno tiene cada vez más cerca el final de un largo proceso para la adquisición de 20 misiles de crucero Tomahawk, después de que el Ministerio de Defensa de Estados Unidos haya solicitado formalmente al Congreso norteamericano la autorización para esta venta. Este trámite es un paso más según aseguraron a ABC fuentes militares, en un largo proceso, que se inició formalmente en mayo de 2007, para llevar a cabo una inversión de 100 millones de euros en la modernización de la Armada. La entrega no se producirá hasta, al menos, el año 2011. Los misiles irán destinados a las fragatas de la clase Álvaro de Bazán (F 100) El proceso de compra ha sufrido diversas vicisitudes hasta conseguir la autorización del Pentágono, que sucede a la anterior para comprar 60 misiles, en lugar de los 20 actuales. Previamente a la decisión del Gobierno de realizar la compra, técnicos españoles se desplazaron a Estados Unidos para conocer las características de los misiles y ver si eran viables para los buques españoles y cómo sería su adaptación, como así lo desveló en su día el anterior ministro de Defensa, José Antonio Alonso. La solicitud para realizar esta operación económica se realizó el pasado martes, según informaciones del portal Infodefensa. com recogidas por Ep. Esta petición está incluida en una notificación remitida por la Agencia para la Cooperación y Seguridad de la Defensa. En este texto, se especifica que el Gobierno español ha solicitado la compra de 20 unidades de misiles BGM- 109 E Tomahawk Bloque IV para lanzamiento desde buques de superficie, así como cinco sistemas de control y otro equipo y servicios adicionales, incluidos cursos de adiestramiento, pruebas operativas, apoyo logístico y asistencia técnica. La comunicación de la Agencia para la Cooperación y Seguridad de la Defensa asegura que esta transacción mejo- MISILES TOMAHAWK PARA LA ARMADA ESPAÑOLA DESPLIEGUE Los misiles Tomahawk no estarán disponibles hasta el año 2011 y se incorporarán a las fragatas de la clase Álvaro de Bazán (F 100) Permitiría ampliar las capacidades de respuesta de la Armada Española Navío lanzamisiles BGM- 109 Tomahawk Misil de crucero de medio alcance- Peso: 1.452 kg- Longitud: 6,25 m- Diámetro: 52 cm- Explosivo: 454 kg- Alcance: 2.500 km Problema Estados Unidos reconoce que aumentará la capacidad de España de pasar a la acción rará la capacidad de la Armada española de operar en coalición con la Marina estadounidense y detalla que el sistema de armas será incorporado en las fragatas de la Clase F- 100 y estará dotado de cabezas convencionales Este departamento informó al Congreso norteamericano que España continúa invirtiendo en sistemas de armas avanzados para mantener su preparación operativa dentro de la Alianza Atlántica. El gran radio de acción y precisión permitirá mejorar la capacidad de España de pasar a la acción, minimizando los daños colaterales y, a la vez, reducir la exposición de las fuerzas españolas al fuego hostil Los Tomahawk han sido utilizados con profusión en las últimas guerras. Finalmente, Estados Unidos subraya que esta venta no altera el equilibrio militar básico de la región ni requiere el desplazamiento de personal adicional del Gobierno norteamericano en España ni del contratista principal LAS ANDADAS ZAPATERO VUELVE A El jefe del Ejecutivo, que se caracteriza por fallar sus apuestas electorales en el extranjero, dice ahora que le gustaría ver a Obama en la Casa Blanca LUIS AYLLÓN MADRID. Si las estadísticas sirven para algo, desde ayer, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, tiene un motivo más para aumentar su esperanza en el triunfo: José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho que le gustaría ver en la Casa Blanca a Barak Obama. Hasta ahora, si el presidente del Gobierno hubiera acom- pañado con dinero sus apuestas en procesos electorales en otros países, no andaría ya muy bien de fondos, porque sus aciertos han sido nulos. Así, cuando se le preguntaba qué iba a pasar en las elecciones norteamericanas de 2004, Zapatero respondía con firmeza: Gana Kerry, seguro pero quien ganó fue George Bush, quien, no figura precisamente en el club de sus admiradores. Luego, en mayo de 2005, llegó el referéndum sobre el Tratado Constitucional europeo, que en España había salido adelante sin grandes problemas. Zapatero se fue a Francia a apoyar a Jacques Chirac en su intento de que se aprobara y, con gran entusiasmo y acento leonés dijo aquello de L Espagne vote güi; la France vote güi; l Europe vote güi Los franceses, sin embargo, dijeron no y abrieron una crisis europea. En septiembre del mismo año, cuando en Alemania Gerhard Schröder y Angela Merkel se disputaban la Cancillería, Zapatero no tuvo mejor ocurrencia que calificar de fracasada a la política democristiana, que sería la que finalmente se pondría al frente del Gobierno alemán. En mayo de 2007, Zapatero volvió a Francia, estaba vez pa- ra gritar en un mitin ¡Ségolène! ¡Ségolène! ¡Para ti, para Francia, lo mejor está por venir; empieza el domingo, cuando los franceses hablen Los franceses hablaron y dijeron que preferían a Nicolas Sarkozy antes que a la candidata socialista. Hasta ahora, entre Hillary Clinton y Barak Obama, aunque Zapatero no se había pronunciado públicamente, parecía preferir a la primera y, de hecho, a su marido le hizo asesor para el cambio climático y le dono un millón de euros para su fundación. Ahora que Hillary ha perdido, Zapatero ha apostado en el diario Financial Times por Obama frente al republicano McCain, aunque Moratinos se ha apresurado a decir que hay que intensificar las relaciones con Washington gane uno o gane otro. ABC C. A.