Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 s 6 s 2008 La ofensiva etarra s El callejero etarra ESPAÑA 21 Hernani ya no homenajea a Pana Después de que hace 26 años el Ayuntamiento de este municipio guipuzcoano decidiera dedicar unos símbolos al etarra José Aristimuño, la Ertzaintza acudió de madrugada para retirar, sin testigos, el monolito y la placa de un parque infantil M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La Ertzaintza acudió ayer de madrugada a Hernani (Guipúzcoa) para retirar, sin testigos, la placa y el monolito que rendían homenaje desde hace más de veintiseis años al etarra José Aristimuño, conocido como Pana El juez Fernando Grande- Marlaska había dado de plazo hasta el mediodía de ayer para que se pusiera fin a una ofensa a las víctimas que, desde 1982, ningún grupo municipal del ayuntamiento había intentado atajar. Quizás por la hora elegida por la Ertzaintza no se produjo ningún incidente durante la intervención de los agentes de la Policía autónoma vasca en un municipio gobernado por ANV donde el entorno etarra impone la ley del miedo. El detonante de la retirada de la placa de un parque infantil y el monolito en memoria de Pana fue la querella presentada por la asociación Dignidad y Justicia (DyJ) contra la alcalde del municipio, Marian Beitialarrangoitia (ANV) por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. La regidora declaró ante el juez Grande- Marlaska el pasado lunes que ella tenía catorce años cuando el Consistorio aprobó la colocación de los símbolos y que ningún grupo municipal había solicitado desde entonces su retirada. El juez advirtió a la alcaldesa de que si no eliminaba esas denominaciones de los callejeros podría incurrir en un indicio racional de criminalidad Y encomendó la labor de quitar los dos motivos a la Ertzaintza. Por ello, desde el entorno etarra se arremetió contra el PNV Askatasuna dijo ayer que el partido dirigido por Urkullu quita placas en homenaje a ciudadanos vascos mientras conmemora, sin vergüenza a guardias civiles, en referencia a los homenajes del ejecutivo de Ibarretxe a víctimas del terrorismo El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga (EA) justificó la actuación de la Ertzaintza ante el entorno etarra explicando que se trataba de un mandato judicial que estamos obligados a cumplir añadiendo a continuación que es más importante fijarnos fundamentalmente en los aspectos positivos cuando hablamos de víctimas Askatasuna, que califica al etarra Pana como un ciudadano muerto por la represión advirtió al PNV y al Gobierno de Rodríguez Zapatero que si piensan que quitando placas y monolitos y cambiando los nombres a las plazas van a borrar la memoria de los ciudadanos vascos, están muy equivocados La portavoz del Ejecutivo vasco, Miren Azkárate, anunció ayer que su Plan de paz y convivencia incluye la retirada de símbolos que sean dañinos para las víctimas No obstante, siguiendo la costumbre del Gobierno vasco, Azkárate opinó que no hay que condenar sólo a ETA y dijo que aún existen en más de un sitio símbolos del franquismo Pedraz no ve delito en dedicar calles a etarras en Lejona El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha archivó ayer la querella de Dignidad y Justicia (DyJ) contra el alcalde de Lejona (Vizcaya) Eneko Arruabarrena (PNV) al considerar que ninguna resolución judicial acredita la militancia etarra de Eustaquio Mendizábal, Txiquia y Txabi y Joseba Etxebarrieta, homenajeados con dos calles del municipio. El magistrado, que insta al querellante- -le llama temerario -de seguir la vía administrativa, como indica el fiscal, dice que es preciso que haya una sentencia que declare esa militancia. Y lo hace, cuando Marlaska ha ordenado retirar la placa de Pana conforme a los informes policiales que corroboran su pertenencia a ETA. También desde ERC se recriminó al Gobierno de Rodríguez Zapatero una doble moral por ser diligente en la retirada de los símbolos de apoyo a ETA y no tanto en acabar con ERC habla de doble moral los del franquismo Pero no sólo los ayuntamientos gobernados por ANV u otros partidos nacionalistas rinden homenaje a etarras. Ayer, la presidenta del PP de Guipúzcoa, María José Usandizaga pidió explicaciones al alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, porque una calle de la ciudad lleva el nombre del etarra Mikel Gardoki. Usandizaga dijo que los puntos negros que quedan en los callejeros de los municipios vascos se deben no sólo a ANV sino también a alcaldes de otras formaciones que no osan retirarlos por temor a la reacción de los proetarras. En su opinión, es una vergüenza que un alcalde socialista mantenga el nombre de un etarra a una calle, ya que eso es una injuria a todos los ciudadanos y una ofensa grave para las víctimas del terrorismo que no se debe tolerar ABC. es Auto en el que el juez Pedraz rechaza la querella de DyJ contra el alcalde de Lejona en abc. es Un hito a pesar de la astenia fiscal B. T. MADRID. Ayer fue una jornada para la historia, una muesca imborrable en el calendario. Un gran día dice eufórico Daniel Portero, el presidente de la asociación Dignidad y Justicia, entidad que ha ejercido como palanca (en vista de la astenia de la Fiscalía) para limpiar las calles vascas y navarra de homenajes a terroristas en espacios públicos. Portero ve la retirada de la placa y el monolito en memoria del etarra Pana de un parque infantil de Hernani ordenada por el juez Grande- Marlaska como un soplo especialmente alentador: por lo que puede tener de precedente para otros casos (nueve querellas se han presentado contra Consistorios de otros tantos pueblos) y porque la Ertzaintza ha hecho cumplir la decisión judicial en Hernani, donde el Ayuntamiento está en manos de ANV y donde, pese a ello, no ha podido triunfar esta vez la ley de la selva Con el paso de los años la ingnominia del callejero etarra presente en muchos pueblos se había ido enmascarando en la indiferencia o en el simple desconocimiento, hasta que ABC denunció esa ofensa. Los resortes de la dignidad se pusieron en marcha y han funcionado. Aunque Ana Velasco, hija de uno de los asesinados por Pana lamenta que el cri- terio de la Justicia en estos casos sea impredecible: Estoy muy satisfecha de la capacidad resolutiva de Marlaska- -comenta- pero francamente espantada con Pedraz. ¿Cómo puede argüir que un Ayuntamiento que mantiene calles de homenaje a terroristas no comete delito? Lo mismo siente en lo que respecta a la Fiscalía, a la que atribuye blandura impresentable cuando trata de desviar estas actuaciones a la vía civil. Pero las acusaciones particulares están siendo revulsivas. Ejemplares.