Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La decisión del Supremo s Polémica por el asesoramiento de Casas a una abogada VIERNES 6 s 6 s 2008 ABC El TS afirma que no todo consejo de una autoridad es delito y archiva las escuchas Dice que la conversación se ajusta sin dificultad a los módulos de adecuación social generalmente admitidos N. COLLI P. MUÑOZ MADRID. El Tribunal Supremo archivó ayer, por no existir delito alguno, la causa que afectaba a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, por la conversación que hace un año mantuvo con una abogada que en la actualidad está en prisión acusada de ordenar el asesinato de su ex marido. La Sala Segunda asegura que el intercambio de comentarios entre la abogada Dolores Martín y Casas no encaja en el delito de asesoramiento ilegal y precisa que no todo consejo emanado de una autoridad o funcionario público puede reputarse delictivo El asunto fue remitido al Tribunal Supremo por la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Valdemoro, que se topó con la conversación al tener intervenido el teléfono de la abogada a la que investigaba por asesinato. Según la instructora, la charla de la presidenta del TC con Dolores Martín podía constituir un acto prohibido -un delito previsto en el artículo 441 del Código Penal- -pues la persona aforada realiza aparentemente asesoramiento sobre la forma de interponer recurso de amparo ante el Constitucional, del que ella sería parte El asesoramiento alcanzaba a la doctrina del mismo en referencia al TC así como de cómo aconsejarla de la mejor manera Antes de valorar los hechos denunciados por la juez de Valdemoro, el Supremo repasa sus propios pronunciamientos sobre el alcance de este delito. Para ello reproduce párrafos de varias sentencias, pero ninguna de ellas afecta a jueces o magistrados, sino a empleados públicos y cargos municipales. En uno de los casos expuestos, el Supremo no apreció delito pero sí indicó que la incompatibilidad en que incurrió un determinado concejal podría ser reprochable en el ámbito administrativo El edil, trabajador agrícola de profesión, se dedicó a limpiar caminos rurales en el mismo municipio en el que desempeñaba un cargo público. En sus razonamientos jurídicos, la Sala Segunda sostiene que el contenido de la conversación mantenida por Casas no colma la acción típica Es decir, no cumple todos los re- El argumento de la juez María Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional, en una imagen de archivo quisitos del delito y, por ello, no existe una actividad de asesoramiento, aún ocasional, susceptible de integrar el tipo previsto en el artículo 441 del Código Penal Tampoco es perseguible sin más la indicación a Martín sobre la posibilidad de recurrir en amparo al TC. El intercambio de comentarios entre Dolores Martín y la persona aforada no participa de las notas que definen, a efectos de tipicidad, la verdadera acción de asesoramiento. Y es que no todo consejo emanado de una autoridad o funcionario público puede reputarse delictivo. Sólo el que compromete la imparcialidad, que menoscaba el deber de exclusividad o que provoca una interferencia entre los intereses privados y los de naturaleza pública puede ser objeto de persecución penal indica el auto. Ninguna de estas notas concurre en el presente caso añade, pues al final de la conversación Casas facilita a su interlocutora el nombre de dos JULIÁN DE DOMINGO El auto recoge varias sentencias sobre el delito de asesoramiento ilegal, pero ninguna afecta a un juez abogadas que sí pueden realizar una eficaz labor de asesoramiento El Supremo concluye que la actuación de la presidenta del Tribunal Constitucional se ajusta sin dificultad a los módulos de adecuación social generalmente admitidos ABC. es El auto íntegro del Tribunal Supremo en abc. es españa Casas dijo a la abogada a la que derivó el caso que no le cuadraba la versión de la mujer que le pidió ayuda EFE MADRID. La abogada a la que la presidenta del Constitucional, María Emilia Casas, derivó en abril de 2007 el caso de la letrada ahora en prisión asegura que la magistrada se desvinculó del mismo desde el primer momento porque, según dijo, no le cuadraba Así lo aseguró ayer esa letrada, C. S. que afirma también que, el mes pasado, Casas volvió a llamarle para decirle que la familia de esa mujer la estaba sometiendo a un auténtico acoso telefónico y pedirle que se pusiera en contacto con ella para exigirle que cesara en su actitud. La abogada insiste en que en la primera conversación, (la presidenta del TC) me dice que el asunto no le cuadra y que a partir de ese momento no quiere tener ninguna vinculación con él Unos días después, la mujer, María Dolores Martín, telefoneó a la abogada, le dijo que llamaba de parte de Casas y le pidió una cita. Yo la recibí en mi despacho y no me hice cargo del asunto dice la letrada, que rechaza revelar los motivos de su decisión porque forman parte del secreto profesional C. S. no tuvo más noticias del caso hasta que a finales del pasado mes de mayo, más de un año después, la presidenta del Constitucional volvió a ponerse en contacto con ella para decirle que estaba sufriendo un auténtico acoso telefónico por parte de la familia de la mujer, tan grande que estaba pensando en ponerlo en conocimiento de la Policía Me dijo: Es que estoy recibiendo un acoso telefónico, dejándome mensajes, venga llamadas en mi móvil por parte de la familia de ella diciéndome que van a detener a su hija y no se qué, contándome un montón de historias y yo es que no quiero cogerles el teléfono señala. Casas le explicó además que, en uno de los mensajes que le habían dejado, le facilitaban el teléfono del abogado de la mujer y pidió a C. S. que le llamara para decirle que ella no podía atenderles.