Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 6- -6- -2008 ABC LA DIRECTIVA DE RETORNO DE INMIGRANTES Retorno voluntario Se establece un periodo de 7 a 30 días para que los inmigrantes abandonen el país de forma voluntaria. Se podrán tener en cuenta factores como la escolarización de niños. Si hay peligro de evasión o para la seguridad del país será de menos de una semana. Retención El periodo máximo se fija en seis meses ampliables a 18 en casos excepcionales para quien no coopere o cuando haya problemas para obtener la documentación de países terceros. Habrá centros específicos y tutela judicial. Prohibición de retorno a la UE Los indocumentados que sean expulsados sufrirán también una prohibición de hasta cinco años de duración para entrar legalmente en territorio comunitario. El periodo podrá ser mayor si el expulsado es una amenaza grave para la seguridad. Menores no acompañados En el caso de los menores sin familiares, se debe tener en cuenta el mejor interés para ellos a la hora de decidir su expulsión. El texto establece que para devolver a un menor a su país debe hacerse a familiares, un tutor o una institución adecuada. Zapatero asume la mano dura de la UE y ya estudia pactar el contrato de integración Los 27 aprueban que se retenga a los inmigrantes hasta 18 meses, y Francia cree posible el apoyo del Gobierno al contrato LAURA VILLENA SERVICIO ESPECIAL LUXEMBURGO. La Unión Europea (UE) va dando los pasos hacia la ansiada política común de inmigración que España viene pidiendo desde 2005. Ayer se aprobó en Luxemburgo la llamada directiva de retorno que establece las condiciones en las que los países de la UE deben retener y repatriar a los inmigrantes ilegales. Un texto, cuya adopción fue celebrada por el Gobierno español, que, sin embargo, guardaba celosamente los detalles sobre las negociaciones que mantiene con París en torno al polémico contrato de inmigración Una iniciativa que le ha distanciado de Nicolas Sarkozy y que en España ya ha sido adoptado por la Comunidad Valenciana, en medio de fuertes críticas del Ejecutivo central. Ante el riesgo de perder el liderazgo que siempre ha tenido en materia de inmigración en el seno de la UE, y para evitar el aislamiento por su negativa a aceptar la propuesta del presidente francés, el Gobierno español ha empezado a moderar su discurso- -en realidad, a sumarse al de lo más duros- aunque lo haga con discreción. Esta nueva dureza poco a nada tiene que ver con los no tan lejanos tiempos de la regularizaciones masivas. Fue el ministro francés de inmigración, Brice Hortefeux, quien anunció ayer en Luxemburgo que tiene previsto viajar el próximo jueves a Mate alejan a Rodríguez Zapatero y a Sarkozy por el célebre contrato de inmigración que obligaría a los inmigrantes a aprender el idioma del país de acogida y adoptar sus valores. Esta iniciativa ya fue rechazada por Zapatero cuando fue lanzada por Rajoy durante la campaña electoral, y ha sido considerada desde el principio por el Gobierno español como un obstáculo para el mercado del trabajo y una irresponsabilidad fundamental Hortefeux restó importancia al contrato y destacó que ese es sólo uno de los puntos que incluye el pacto europeo de inmigración, que Sarkozy pretende adoptar durante la presidencia francesa de la UE que comienza el próximo mes de julio. Hay una expectativa unánime de una política justa, humana y equilibrada respecto a los flujos migratorios y este contrato es un pequeño detalle dijo el ministro francés, que se comprometió sin embargo a no recordar de nuevo a España las regularizaciones masivas de inmigrantes de 2005. Más allá del pacto de inmigración que propondrá Sarkozy, España celebraba ayer el acuerdo alcanzado en el consejo de ministros europeos de Justicia que tuvo lugar en Luxemburgo, por el que se fijan normas para el tratamiento de los inmigrantes ilegales en la UE. La norma establece un plazo máximo de seis meses para la retención de inmigrantes ilegales, extensible a dieciocho en casos excepcionales, da prioridad al abandono voluntario del país, prohíbe volver a los inmigrantes que sean expulsados de la UE, durante un periodo de cinco años, y contempla la LAS CLAVES El ministro francés de Inmigración se reúne el jueves con Moratinos en Madrid para llegar a un acuerdo total España comienza a variar su discurso sobre inmigración para no perder el liderazgo que tenía en la UE en esta materia Incertidumbre por los resultados de la votación en el Parlamento Europeo sobre la directiva de retorno El Grupo Socialista ya ha anunciado que presentará varias enmiendas Política justa y humana Centro del antiguo cuartel de Las Raíces, en Tenerife, ya cerrado prolongación del periodo de retención de los menores que se encuentren a mitad de curso escolar, en caso de abandono voluntario del país. Además, la directiva recoge posibilidad de dar asistencia jurídica gratuita a los inmigrantes, en función de lo establecido en las legislaciones nacionales y con las salvaguardas que se contemplan en la directiva sobre refugiados. Así, países en los que la ley descarte la necesidad de asistir jurídicamente a los inmigrantes cuya ilegalidad es evidente, como ocurre en Reino Unido, podrán optar por no ofrecerla. La Comisión Europea ha anunciado la puesta en marcha del Fondo de Retención para ayudar a los países que pueden atender con dificultad todas las solicitudes de asistencia jurídica de sus inmigrantes ilegales. El punto sobre la asistencia jurídica no entrará en vigor, sin embargo, hasta un año después que el resto del texto, es decir, en 2011. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, aseguró que la directiva europea aprobada ayer no supondrá grandes cambios para España, que cuenta con uno de los sistemas que más garantías ofrece a los inmigrantes, donde el periodo actual de retención de inmigrantes es de 40 días- -un plazo que está siendo reconsiderado ahora para su posible ampliación a 60- -y donde ya se ofrece asistencia jurídica gratuita. Todas las miradas están puestas ahora en la votación del texto en el Parlamento Europeo el próximo día 18 de junio, cuyo resultado es bastante incierto ante el anuncio del Reunión con Moratinos drid para empezar a consensuar el pacto de inmigración con su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, con el que cree que será posible resolver las diferencias actuales, sin mayor dificultad El ministro francés aseguró que será posible limar las discrepancias que actualmen-