Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 s 6 s 2008 OPINIÓN 11 LOS ELEFANTES SON PROTECCIONISTAS moratoria nuclear y de los programas de eficiencia energéA inflación ha vuelto a convertirse en un problema tica o los impuestos de las comunidades autónomas. Un goserio. Tanto que está complicando mucho las resbierno que predica transparencia debería empezar por puestas políticas a la crisis económica. Llenar el detrasladar a los Presupuestos el coste de sus decisiones polípósito de gasolina, hacer la compra o pagar el recibo de la ticas y no traspasárselos de manera subrepticia a los conluz provocan subidas de tensión y disparan el índice de masumidores en forma de precios del kilowatio. El problema lestar económico de los ciudadanos. Un gobierno fuerte, es que la deuda pública encubierta, fuera de los libros de con criterio, al principio de legislatura y con la oposición contabilidad, ha ido engordando hasta tal punto que en todavía en período de recomposición, no debería tener prolas actuales condiciones de los mercados de crédiblema para adelantarse a los acontecimientos, doto, las compañías ya no encuentran quien quiera minar la agenda, tomar la calle y las ondas, ejerfinanciarla. Un ejemplo perfecto de que la deuda cer la pedagogía y el liderazgo y hacer política prepública genera una inflación reprimida que acaventiva antes de que el miedo desate el proteccioba estallando en el momento menos oportuno. nista que todos llevamos dentro, más aún un goPero a veces la coyuntura también ayuda. Esbierno que cuenta entre sus asesores al elefante de paña tiene que trasponer la directiva europea de Lakoff y se precia de haber aprendido la importanservicios, es decir, tiene que aplicar la legislación cia de crear el marco conceptual de referencia. Jocomunitaria que liberaliza el sector servicios, lo sé Blanco debe de andar ocupado volcando toda su FERNANDO que puede suponer según estimaciones de la proinfluencia en el electorado americano para que gaFERNÁNDEZ pia Comunidad una reducción de los precios del ne su Obama, porque el partido y el gobierno sociasector del 7,2 por ciento y un aumento de la productividad lista andan perdidos, sin discurso económico coherente general de la economía. La directiva prohíbe prácticas ni políticas reconocibles. En esa situación, y sin más conusuales en nuestro país como la doble licencia de apertura trapoder que una opinión pública que todavía no se ha cuo las obligaciones de residencia física o fiscal de la emprerado de su impulso revolucionario de controlar a la oposisa. Es triste que tenga que ser Bruselas quien nos ayude a ción menchevique, es muy fácil cometer graves errores. poner orden en nuestro desmadre autonómico, pero no deLa subida de la electricidad no es una de ellas, aunque beríamos desaprovechar la oportunidad para reducir el lo parezca. Pero sí demuestra la imposibilidad de convendiferencial de inflación. Un gobierno con las ideas claras, cer a nadie cuando uno mismo no está convencido. Nunca con los elefantes bien situados y con un diagnóstico cose encuentra el buen momento político, ni la coyuntura rrecto de la situación no lo haría. Así se las ponían a Felipe económica adecuada, para reconocer una deuda de 15.000 II. Sin embargo, este ejecutivo parece dudar, buscar acomillones de euros. Por eso precisamente se ha generado modos con los enemigos del mercado único y nostálgicos esa deuda con las compañías, porque los gobiernos han jude las adunas interiores. No es bueno jugar con fuego porgado con las tarifas eléctricas para contener la inflación o que uno acaba quemándose. Miren lo que le ha pasado a diseñar operaciones empresariales antes que pagar la facNaciones Unidas, que de tanto coquetear con la planificatura y permitir que los precios de la luz reflejen sus costes ción y el proteccionismo en agricultura (FAO) o cultura de producción y las condiciones de demanda. Han preferi (Unesco) se ha encontrado con la explosión de los precios do seguir fijando tarifas para poder hace regalos al ciudaagrícolas por insuficiencias de producción y sin más redano, el último esta misma semana al anunciar una tarifa cursos que pedir una ayuda de emergencia. Si alguien tiesocial a la vez que el incremento semestral. Los distintos ne una idea mejor para producir en España un shock posigobiernos han primado la oscuridad y han incluido en la tivo de oferta que lo diga; si no, que demande una rápida tarifa eléctrica todo tipo de contaminantes como los subsitrasposición de esta directiva. dios a los purines, la prima a las renovables, el coste de la PERSPECTIVA UNA RAYA EN EL AGUA NADIE OMO Everett Sloane en La dama de Shangai Rajoy está buscando a sus rivales entre un caleidoscopio de espejos, y en cada disparo al azar se oye el estrépito de cristales rotos mientras los adversarios corren por una galería de reflejos ficticios. Al final, uno está compitiendo contra nadie le dijo ayer a Carlos Herrera, sin recordar que Nadie era el nombre con el que Ulises confundió a Polifemo. Nadie está, en efecto, al otro lado del azogue en el que el líder del PP se mira retando a algún competidor que dé la cara, pero ese Nadie son en realidad muchos, o algunos, que, ante la dificultad de ganar a corto plazo, se están juntando detrás del vidrio opaco de sus ambiciones IGNACIO como un pequeño ejército CAMACHO de fantasmas. Si no comparecen en tiempo y forma, quizá Rajoy pueda contarlos, aunque no verlos, en el Congreso de Valencia, cuando se escruten las abstenciones y rechazos de su candidatura, pero incluso en ese momento es probable que haya otros Nadies emboscados en su propio equipo, a la espera del zarpazo estratégico que lo derribe en el recodo de unas elecciones parciales perdidas. Nadie se ha presentado podrá decir el candidato triunfante, aun a costa ¿a Costa? de engañarse a sí mismo. Porque si nadie se ha presentado, a nadie habrá vencido. Y después de dos derrotas, lo que Rajoy necesita de forma perentoria es ganar alguna vez, aunque sea contra uno de los suyos. Por eso le hurtan la lid y le dejan manoteando a solas, como un Quijote enredado en las aspas de los molinos, para evitar legitimarlo después de los tanteos de estos dos meses. El marianismo ha enseñado sus cartas al pedir a los críticos que armen una lista, que se dejen ver, que salgan de las sombras. Y eso es, naturalmente, lo que no van a hacer, de momento, por tres razones. Una, porque serían fácilmente liquidados, otra porque su única baza posible la constituye la sorpresa del último minuto, y la tercera porque presentar batalla supone hacer política en campo abierto, convocar actos, pedir avales, forjar alianzas, recurrir a la persuasión de los militantes en vez de organizar conjuras de salón y cabildeos de pasillo. El arma de los críticos y sus mentores es el desgaste, el bombardeo mediático de ablandamiento que vienen practicando lunes tras lunes y martes tras martes. La guerra de nervios que deja al aspirante enfrentado a los espejos que proyectan el escurridizo reflejo de un rival transparente que quizá no esté tanto dentro como fuera del partido. La estrategia homérica, ulisíaca, de la ambigüedad empleada, paradójicamente, contra un (aparente) maestro de lo ambiguo. Nótese, sin embargo, que al admitir que al final, uno está compitiendo contra nadie Rajoy ha aceptado que esa competición existe, lo que equivale a reconocer que también existe un adversario, aunque no tenga nombre. Pero el candidato a su propia sucesión- -si Nadie le deja- -se equivoca cuando dice al final Porque todo este acoso, incluido lo que pueda ocurrir en Valencia, sólo es el principio. Aunque tampoco se sepa bien de qué. Se sabrá acaso cuando Nadie se transforme en Alguien. O en Algo. L C