Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5- -6- -2008 La NASA desvela que la Vía Láctea posee dos brazos de estrellas en lugar de cuatro 93 George M. Whitesides Nació en 1939 en Louisville (EE. UU. Ha desarrollado novedosas y eficientes técnicas de fabricación de materiales en la nanoescala. Entre ellas se encuentran la litografía blanda, mediante la cual consigue que una molécula actúe de soporte o molde para generar multitud de moléculas con unas características determinadas. También es uno de los padres del autoensamblado molecular. Ha sido asesor de instituciones estadounidenses como el Consejo Nacional de Investigación, la Fundación Nacional de Ciencia, el Departamento de Defensa y la NASA. directamente en las células malignas y permitiendo una liberación prolongada en el tiempo, lo que aumenta notablemente su eficacia. Sus investigaciones han permitido tratar con éxito varios tipos de cáncer, como el de próstata y cerebro. Es profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Posee la Medalla Nacional de Ciencias de Estados Unidos y este año recibió el premio Max Planck. Shuji Nakamura Nació en Japón en 1954, aunque tiene nacionalidad estadounidense. Inventó los LED o diodos emisores de luz verdes, azules y blancos. Se trata de una revolucionaria fuente lumínica de gran eficiencia, larga vida y un consumo energético menor que el de las fuentes tradicionales, como la bombilla incandescente. Considerada la iluminación del futuro, los LED tienen un enorme potencial en zonas subdesarrolladas, a las que no llega el suministro eléctrico. Otro de sus grandes logros es el láser azul, que ha dado lugar a la tecnología blu- ray, que quintuplica la información que puede almacenarse en un DVD. miento por el premio, y a cuantos apoyaron su candidatura, y mostraron su esperanza en que las nanotecnologías y los nuevos materiales aporten en el futuro aplicaciones mucho más relevantes que hasta ahora. A las últimas rondas de votaciones del jurado llegaron también la microbióloga estadounidense Rita R. Colwell, y los bioquímicos Erik de Clercq y Antonín Hol belga y checo, respectivamente, por sus hallazgos sobre enfermedades virales como la varicela y el herpes. En sus dos últimas ediciones este galardón recayó en el físico Juan Ignacio Cirac, y los investigadores Peter Lawrence y Ginés Morata. El premio, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, es el tercero fallado este año tras el de Cooperación Internacional, que fue para cuatro organizaciones que lideran la lucha contra la malaria en África, y el de las Artes, concedido al Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. La entrega de los premios se hará en la gala anual convocada en Oviedo el próximo octubre. Eduardo Hernández Científico titular del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (CSIC) Otras candidaturas LA PROFECÍA DE R. P. FEYNMAN l premio Príncipe de Asturias de Investigación 2008, que acaba de ser otorgado conjuntamente a cinco investigadores (tres estadounidenses y dos japoneses) pone de manifiesto la creciente importancia que está cobrando la investigación en nuevos materiales y en nanotecnología. Este es, de hecho, el vínculo que existe entre el trabajo de los científicos premiados, investigadores que provienen de campos que a priori podría parecer que son muy distintos, como son la bio- ingeniería, la química y la física. El hecho de que disciplinas tan dispares como la física, la química, la biología y la medicina estén convergiendo a la escala del nanómetro (1 nanómetro es una milmillonésima de metro) no es sorprendente. Ya lo vaticinó a finales de los 50 el gran físico estadounidense Richard P Feynman, quien llamó la aten. ción por primera vez sobre las E Más información sobre los galardones: http: www. fundacionprincipedeast urias. org esp index. html grandes posibilidades de desarrollo tecnológico que se podrían derivar de un control de la materia a escala nanométrica. La evolución biológica ya descubrió la nanotecnología hace mucho; de hecho los mecanismos básicos de la vida, lo que llamamos bioquímica, tienen lugar en el rango de la nanoescala. En las últimas décadas, la ciencia y la tecnología han seguido la senda marcada por Feynman, y antes de Feynman por la propia evolución, buscando por un lado entender la naturaleza a la escala del nanómetro, y por otro obtener de este conocimiento nuevas aplicaciones tecnológicas, nuevas terapias y fármacos, nuevos materiales con propiedades específicas, etc. El trabajo de los galardonados, los japoneses Iijima y Nakamura, y los estadounidenses Langer, Marks y Whitesides, se enmarca claramente en esta línea. Los descubrimientos y desarrollos llevados a cabo por este conjunto de investigadores están de una u otra forma ligados a la ciencia de materiales y a la nanotecnología, desde los nanotubos de Iijima, los diodos emisores de luz de Nakamura, las nuevas técnicas médicas basadas en materiales nanoestructurados de Langer, las técnicas de fabricación de materiales de Whitesides, a los materiales plásticos desarrollados por Marks. OTRA FORMA DE LUCHAR CONTRA LA ENFERMEDAD Fármacos de liberación inteligente, mini robots que rastrean daños en el organismo o tejidos a prueba de desgaste. Bienvenidos a la revolución nanotecnológica N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Imagine robots del tamaño de un virus o una bacteria que sean capaces de circular por el torrente sanguíneo en busca de alteraciones, como si fueran médicos en miniatura. No es una recreación de la película Viaje alucinante es una de las opciones que brindará la nanotecnología. El control y la manipulación de la materia a una escala menor que un micrómetro cambiará la forma de luchar contra la enfermedad. Desde el cáncer a la reconstrucción de nervios dañados en el tratamiento de las lesiones medulares. La oncología será una de las grandes beneficiadas porque se podrá luchar contra el cáncer a escala molecular. Mejorará la detección precoz de la patología y permitirá identificar y atacar de forma más precisa a las células cancerosas. Para llegar directamente a la zona a tratar, la nanotecnología ha de- sarrollado materiales que permiten una liberación inteligente de fármacos. Estos nanosistemas actúan como vehículos de los medicamentos en su ruta por el organismo. Protegen al fármaco de su degradación en su trayecto y facilitan su difusión a través de las barreras biológicas hasta llegar a las células diana, como si fuera un misil teledirigido. Contar con tratamientos tan selectivos en el cáncer es fundamental porque atacan directamente a las células tumorales, dejan intactas las sanas y reducen los efectos más tóxicos. Los nuevos materiales nanotecnológicos mejorarán los implantes. Los actuales se deterioran y pierden su cohesión con el tiempo. La opción es recubrir los implantes con unos materiales porosos, elaborados mediante nanotecnología, que favorezcan la formación de tejido a su alrededor para garantizar una mayor duración.