Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 TOROS JUEVES 5 s 6 s 2008 ABC Aroma de Morante en el día de San Cayetano BENEFICENCIA Monumental de las Ventas. Miércoles, 4 de junio de 2008. Corrida de Beneficencia. Segunda de la feria del Aniversario. Lleno de no hay billetes Toros de Núñez del Cuvillo, de desigual y pobre presentación; justa fuerza y fondo; destacó el bravo 1 el noble 4 aun a menos y el muy buen y chico sobrero de Victoriano del Río (6 bis) Morante de la Puebla, de blanco y azabache. Estocada corta desprendida (bronca) En el cuarto, estocada (oreja) José María Manzares, de grana y oro. Estocada atravesada y descabello (saludos) En el quinto, estocada (silencio) Cayetano, de negro y plata. Estocada (saludos) En el sexto, pinchazo y estocada. Aviso (oreja) ZABALA DE LA SERNA MADRID. Cayetano Rivera Ordóñez confirmaba alternativa en la Corrida de Beneficencia; Cayetano, sin duda, lo que confirmó es que posee un halo que magnetiza, una aureola que hipnotiza, una luz de santidad esbelta capaz de imantar a toda una señora plaza como la Monumental de las Ventas, a sus autoridades, veterinarios y afición. Cayetano además tiene cierta raza que corre por sus venas para no apocarse en los días clave de su carrera. Los que se apocaron ayer fueron los toros. Cayetano cuenta con los hados a favor, las hadas madrinas, el glamour, la mano directora de Curro Vázquez, la delicia de la fragilidad, las delicias sutiles de los muletazos de acompañar; torear es acariciar, sentenció una tarde Curro Romero. Pero si Cayetano, en lugar de ser Cayetano, se llama El Ju- El capote y la torería de Morante de la Puebla, que cortó una oreja como Cayetano, dejaron profunda huella en Madrid li, por ejemplo, o Sebastián Castella, un día antes, lo fusilan antes de ponerse delante del impresentable y cumbre sobrero de Victoriano del Río que sustituyó a un anovillado sexto toro de Núñez del Cuvillo. Las Ventas respiró, dejó estar, respetó, empujó, alentó, toda la tarde a Cayetano Rivera Ordóñez, porque era su día, el día de la confirmación, la Corrida de Beneficencia, el día de San Cayetano. Otra vara de medir, y las distintas varas de medir son injustas. Aunque un tío como Cayetano se arranque a responder con un enrabietado quite por gaone- IGNACIO GIL L ras, iniciado con una valiente larga, dormido el capote sobre la arena a una mano, a una sinfonía armoniosa de Morante de la Puebla por chicuelinas. Chicuelinas arrastradas; chicueli- (Viene de la página anterior) del New York Times Cuando regresó el año pasado, su vuelta supuso vender las 19.000 localidades de la Monumental de Barcelona, lo que no se lograba desde hacía veinte años. And the Myth Was Made Flesh Y el mito se hizo carne fue el titular del día siguiente del diario conservador ABC. Tomás ha racionalizado su vuelta diciendo que vivir sin torear no es vivir plenamente Y su carne ha sufrido en doce meses múltiples cornadas, como la de Linares en la fecha de la muerte de su ídolo en agosto, y agujeros, como el último en el cuello en la feria de Jerez, sin que por ello haya mermado en absoluto su valor. Su historia con Madrid se inicia casi de la misma manera de novillero: gloria en su presentación el 24 de septiembre de 1995 y sangre días después en la Feria de Otoño. El 10 de diciembre de aquel año tomó la alternativa en la Monumental de México, de manos de Jorge Gutiérrez y en presencia de Manolo Mejía y con toros de Xajay, el último de los cuales le infirió una grave cornada... Ya en su confirmación de alternativa en Madrid el 14 de mayo de 1996 cortó una oreja a un sobrero de Guardiola Domínguez. Pero su definitivo lanzamiento fue el 27 de mayo de 1997. Conquistó dos orejas de un toro de Alcurrucén y entró definitivamente en Madrid para iniciar un periodo, bautizado como el trienio cabal (las temporadas de 1997 98 99, en el que puso a todo el mundo de acuerdo. Fue triunfador de tres sanisidros consecutivos. En 2000 decidió no acudir por la polémica presencia de las cámaras de televisión; sí lo hizo en 2001, cuando se dejó un toro vivo de Adolfo Martín, en un año en que cruzó dos veces la Puerta del Príncipe. Sus formas habían cambiado y su capacidad ante la presión, la prensa, los seguidores, tocaba fondo. Todavía abriría una vez más la Puerta Grande, la quinta como matador, en 2002. La última vez que toreó en Madrid fue el 13 de junio de 2002, en la Corrida de Beneficencia. Hoy vuelve con el peso de la responsabilidad y de su concepto: Prefiero una cornada a un paso atrás Mi hijo no sale a morir a la plaza R. P. MADRID. Ser padres de un hombre que se juega la vida delante de un toro no es fácil, menos aún si pisa terrenos vedados para el resto de los mortales. Unas veces lo paso bien y otras no tan bien. Pero nunca le he aconsejado que no se arrime, porque sé cuál es su concepto Son palabras del padre de José Tomás, del mismo nombre. José Tomás Román confiesa que los días anteriores a esta cita su vástago lo pasa muy mal, porque son días de mucha preocupación y responsabilidad. Madrid es otra historia Aunque su madre puntualizaba a ABC que cuando se acerca el momento está más sereno y ayer, camino de la capital desde Estepona, ya se encontraba bastante tranquilo Mientras el progenitor lo acompaña en sus compromisos, su madre ora en silencio. No le gusta que yo vaya a la plaza. Permanezco en casa, esperando a que me llame mi marido cuenta Isabel Martín. Ante las voces que dicen que José Tomás sale a morir al ruedo, quien mejor lo conoce asegura que es falso Mi hijo se entrega al máximo, pero en ningún caso sale a morir a la plaza: sale a torear Y señala que su retirada en 2002 no le sorprendió: Me lo esperaba, porque era muy joven. Nunca le he animado a ser torero, pero tampoco a retirarse Para su familia es un orgullo que José Tomás despierte tanta admiración