Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5- -6- -2008 TOROS www. abc. es toros 89 La Fiesta de los toros entra en el Parlamento Europeo por la puerta grande Gran éxito de la exposición de la Mesa del Toro inaugurada ayer en Bruselas ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Cuentan que hace veinte años cuando llegaron a Bruselas los primeros parlamentarios españoles, recién ingresada España en la Unión Europea, lo primero que encontraron fueron pancartas contra los toros en las puertas de los que iban a ser sus despachos. Ayer, en una de las salas nobles del Parlamento Europeo, y en presencia de cuatro ex presidentes de la Cámara, la Mesa del Toro celebró un acto de homenaje a la Fiesta, con una exhibición amable, en cuatro idiomas y con un poco de música de guitarra. El eurodiputado popular Luis de Grandes, impulsor del acto, logró que por primera vez muchos eurodiputados pudieran escuchar los argumentos de los toreros (César Rincón, Enrique Ponce y Sebastián Castella, entre otros) y de los taurinos solamente por el placer de conocerlos, sin necesidad de que sea en medio de un debate en el que se discuten iniciativas legislativas concretas contra los toros. Frente a los ataques reiterados queremos pasar a la acción pidiendo respeto a los antitaurinos Estos últimos tuvieron oportunidad de hacer su propia exposición de motivos, en la Plaza de Luxemburgo, fuera del recinto parlamentario, pero por primera vez eran ellos los que estaban a la defensiva en esta sempiterna discusión. Como dijo el eurodiputado británico David Hanan (conservador y aficionado a los toros) los toros son un arte y el arte es universal y en Europa se puede estar en desacuerdo con algo, sin intentar necesariamente prohibirlo Y de hecho, cuando ha habido intentos de hacerlo, por ahora la mayoría de la eurocámara ha dejado a los abolicionistas en minoría. Pese a todo, esta media verónica en Bruselas en palabras del periodista radiofónico Carlos Herrera, sigue siendo un acto de valentía en territorio decididamente hostil. La Sala dedicada a la exposición, un espacio circular para más acomodo, estaba rodeada de enormes fotografías de los tendidos de las principales plazas de España y Francia y en lo que hubiera sido el albero, donde estaban los asientos, se veían no pocas mujeres con abanico, es decir, que en este ambiente a muchos altos cargos de la cámara y eurodiputados- -alemanes sobre todo- -se les hacía un mundo tener que asistir a otros quehaceres, en vez de acercarse a ese pequeño coso donde además de los discursos, la música y el jamón, Luis de Grandes, durante la inauguración de la exposición en una sala convertida en ruedo muchos pudieron descubrir los mejores argumentos socioeconómicos, culturales y ecológicos de los taurinos. Estaban muchos dirigentes políticos españoles, incluyendo el presidente de la Comunidad de Valencia, Juan Ignacio Camps, y naturalmente eurodiputados de todas las tendencias. Algunos como el popular Íñigo Méndez de Vigo se implicaron hasta en la presentación y otros como el socialista y ex presidente de la cámara Enrique Barón, estaban más o menos porque no podían haber faltado. Los servicios de seguridad estaban alerta ante una posible reacción hostil de los antitaurinos, pero nada de eso sucedió. El experimento se puede EFE considerar un éxito, no porque haya halagado a los convencidos, que eso no tiene ningún mérito, sino porque es la primera vez que se llevan cuatro toreros a la venerable casa de la representación popular europea, como lo que son, como dignos artistas continuadores de una tradición milenaria y no como los ven sus enemigos. The matador José Tomás had come to fight La expectación por la vuelta de JT a Madrid es mundial, y su figura centraba un amplio reportaje sobre el toreo el pasado fin de semana en el New York Times ABC MADRID. El regreso de José Tomás hoy a Madrid ha levantado una expectación que trasciende las fronteras de España, y de lo meramente taurino, que transgrede el círculo endogámico del mundo de los toros para convertirse en un fenómeno social de carácter mundial. El New York Times centraba en el eje de su figura vertical un amplio reportaje sobre la Fiesta Nacional, publicado el pasado fin de semana, titulado Bullfighting is Dead! Long Live the Bullfihgt! El periodista Michael Kimmelman escribe sobre la fascinación que provoca José Tomás en todo el mundo, un tipo quijotesco que no habla con los medios, cuya actitud carece de temores. El reportaje arranca con la expectación que sacudió el país, la vieja España que todavía ama el toreo por ver su actuación en la pasada feria de Fallas: The matador José Tomás had come to fight Pues aquella polvareda por conseguir una entrada en una fecha fuera de cobertura como era el 13 de marzo se queda en nada con la fuerza centrífuga que atrae hoy todas las miradas del universo táurico y otras galaxias sobre la Monumental de las Ventas: habría que multiplicar por dos su capacidad (24.000 espectadores) para dar cabida a los miles de aficionados de México- -donde comenzó la forja de la leyenda- Colombia, Ecuador y toda la América hispana que enlaza con la madre patria a través de los toros; la Francia de afición en auge de Nimes, Bayona, Dax, Mont de Marsan, Vic Fezensac. Y los ecos alcanzan Inglaterra y la Perfida Albión: el seleccionador de fútbol de Inglaterra, Fabio Capello, y unos cuantos locos ingleses se presentan hoy en Madrid porque nadie quiere perderse el acontecimiento taurino del año, como la pasada temporada lo fue su reaparición en Barcelona pero con otras connotaciones: Naturalmente su ausencia agrandó el mito- -continúa el reportaje (Pasa a la página siguiente) José Tomás ABC