Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 s 6 s 2008 MADRID 61 Así extorsionaba Ginés ABC desvela los testimonios de algunos de los comerciantes supuestamente amenazados por el ex jefe de Policía Local de Coslada que aparecen en el sumario judicial. Todavía no has aprendido, tienes que ir a mi despacho, como van todos espetaba POR C. HIDALGO M. OLIVER MADRID. Era su especialidad, según recoge el sumario del caso Coslada La extorsión a empresarios y comerciantes eran los asuntos sometidos ahora a investigación judicial en los cuales el ex oficial jefe de la Policía Local, Ginés Jiménez, se pringaba Y sin cortarse un pelo ni morderse la lengua, presuntamente, al menos, a tenor de las denuncias de algunas de sus víctimas. La misma denunciante reconoció que sabía que otros muchos locales pagaban dinero a Ginés, como el Gran Café, la Pequeña Venecia, Doña Filomena y la discoteca TBO. otro bar declaró que, cuando abrió su establecimiento, en mayo de 2007, contaba con todos los papeles en regla. Pero recibió dos visitas de una misma patrulla, que conminaron al marido de la denunciante a salir fuera: Tenemos que mantener el local cerrado hasta que no hables con nuestro jefe dijeron los agentes, quienes se disculparon desde el punto de vista personal Son cuestiones de nuestro jefe repitieron. Y tanto que lo eran, porque, hasta un policía local que es familia de los afectados no consiguió el beneplácito de Ginés durante una llamada telefónica. Pero los empresarios no desistieron e incluso se entrevistaron con el alcalde y el teniente de alcalde, para luego visitar a Ginés. En tono amenazante, dando golpes en la mesa, les recriminó haber acudido al Ayuntamiento antes que a él. Olvídense del Ayuntamiento, el que manda aquí soy yo y soy quien decide quién puede abrir Como te digo una cosa, te digo la otra- -concluyó Ginés- tienes más papeles que nadie; para que veas que soy una buena persona, te voy a dejar que pongas la terraza, cosa que no he hecho con la Cruz Blanca Pero meses más tarde, Ginés llama a la mujer por teléfono: se queja del trato dado en el bar. La descortesía fue que la mujer le cobró las consumiciones, según la denunciante, quien dio instrucciones a los empleados de que siempre invitaran a Ginés y a los suyos. De cara a las pasadas Navidades, la mujer consultó al Ayuntamiento si necesitaba algún permiso para abrir hasta más tarde, donde le indicaron que no era necesario. Pero, un día que se encontró con Ginés, éste le espetó: Todavía no has aprendido, tienes que ir a mi despacho, como van todos Y añadió: No has venido a dar las gracias a la Policía. ¿No ves que tengo tu documentación? Si te estoy esperando, porque tú ya sabes lo que te puedo hacer según el sumario. Las supuestas prácticas de Ginés ya eran bastante conocidas. A uno de los denunciantes Aquí mando yo La dueña de Exigió a un empresario que patrocinara el equipo de fútbol de su hijo. Ante la negativa, le retiró la terraza Atente a las consecuencias le puso en aviso su socio. Esperaron una licencia que finalmente les denegaron, tiempo en el que Ginés y sus acompañantes acudían al local gratis total. Hasta que un día, un camarero que no le conocía, les pasó la cuenta: Se va a enterar tu jefe, tú no sabes quién soy yo le dijo. Al dueño del local le dijo: Lo que me interesa es que los camareros sepan quién soy. Para perdonarte, tienes que invitarme a cenar, si no, atente a las consecuencias Y tuvo que ceder, hasta cuatro veces, en restaurantes de lujo. También tuvo que regalarle una cesta de Navidad y regalar todas las bebidas que precisaran para la caseta de la Policía Local en las fiestas municipales; y, finalmente, incluso le obligó a tapar una pintada en la que se leía: Ginés, cabrón En una ocasión exigió a un local que patrocinara el equipo de fútbol de su hijo. La negativa le sentó mal: le retiró la terraza. Amenazas en una mesa electoral. Conocido es el caso de la gerente de un bar que denunció que Ginés apareció en su establecimiento acompañado de Felipe Guerrero Lerma, un subalterno, y le apuntó con la pistola en la sien: O dejas el bar o te mato le dijo. Según consta en el sumario, no fue ésa la última advertencia recibida por la dicente. El 9 de marzo, día de los últimos comicios nacionales, la empresaria se encontraba en un colegio electoral, como miembro de una mesa. Un policía local uniformado le advirtió de que tuviese cuidado porque le iban a hacer algo en su vehículo particular señala el sumario. Se encontró con un golpe añade. El sheriff acosaba a los policías que no comulgaban con sus ideas o métodos M. O. C. H. MADRID. Los policías municipales que no comulgaban con Ginés Jiménez también podían sufrir las iras del Jefe de la Policía Local de Coslada. Formar parte del sindicato CSI- CSIF podía ser motivo suficiente. El sheriff no podía ni ver a los afiliados de dicha agrupación policial, que se había dedicado a denunciar las irregularidades y abusos realizados por el ex Jefe de la Policía municipal. Eso fue lo que le ocurrió al agente local R. G. P. Ginés le recriminó pertenecer al CSICSIF. Al no darse de baja del mismo, según consta en el sumario. el policía comenzó a ser acosado laboralmente lo que derivó en un deterioro psíquico que motivó que le fuera concedida la baja por depresión Este policía declaró a la Brigada Provincial de la Policía Nacional que otros compañeros habían pasado por el mismo trance. Alguno de ellos también había tenido que permanecer de baja. Otros, sin embargo, optaron por abandonar la plantilla. R. G. P. también relató que El Bloque gozaba de las simpatías de Ginés, quien delegaba en ellos las misiones en las que tenía más interés. Las órdenes se las daba a espaldas del resto. Este grupo llegaba a dar palizas por encargo, mantenía relaciones con prostitutas vestidos de uniforme o distraía dinero en algún registro.