Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID EN LA CARRERA OLÍMPICA HACIA MADRID 2016 JUEVES 5 s 6 s 2008 ABC El largo y tortuoso camino para conseguir los Juegos ABC mera vez su candidatura a los Juegos Olímpicos del año 1972 en 1965. Finalmente se disputaron en Munich. Las rivales fueron Detroit (Estados Unidos) y Montreal (Canadá) 1 de septiembre de 2000: El pleno municipal acuerda presentar la candidatura a los Juegos de 2012. 20 de febrero de 2001: El alcalde José María Álvarez del Manzano presenta ante el COE la pro- 1965: Madrid presentó por pri- puesta de la capital para 2012. Compite con Sevilla. 2 de marzo de 2001: La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento constituyen el Consorcio de Infraestructuras de la candidatura olímpica. 21 de enero de 2003: El COE elige a Madrid, por 157 votos a favor y 103 para Sevilla, como candidata española. 16 de julio de 2003: El COI hace público el nombre de las ocho ciudades que aspiran a organizar los Juegos. pera el corte del COI, junto a Nueva York, Londres, París y Moscú. 6 de julio de 2005: el COI anuncia en Singapur el nombre de la ciudad que organizará los Juegos de 2012: Londres. Es el final de la candidatura madrileña. 13 de septiembre de 2007: Madrid vuelve a la carrera olímpica. Se cierra el plazo para presentar las ciudades aspirantes, que finalmente fueron siete: Bakú (Azerbaiyán) Chicago 18 de mayo de 2004: Madrid su- (Estados Unidos) Doha (Qatar) Madrid (España) Praga (República Checa) Río de Janeiro (Brasil) y Tokio (Japón) 4 de junio de 2008: El COI decide en Atenas qué ciudades pasan el corte y continúan en la carrera olímpica. 12 de febrero de 2009: Las ciudades candidatas tienen que entregar al COI el dossier de la candidatura. 2 de octubre de 2009: La Asamblea General del COI elegirá la sede de los Juegos de 2016. Mercedes Coghen Consejera delegada de Madrid 16 TRABAJAR MUCHO Y CORRER HASTA EL FINAL a decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de seleccionar a Madrid entre las cuatro ciudades candidatas a organizar los Juegos de Verano de 2016, junto con Tokio, Chicago y Río de Janeiro, nos sitúa más cerca del triunfo. Utilizando un símil deportivo, hasta que se ha superado este primer corte no se puede jugar en las fases finales. Pero no hay que dormirse: nos queda mucho por trabajar. Hemos mejorado en la puntuación obtenida en varios de los capítulos que el COI evalúa, con respecto a los resultados del proyecto Madrid 2012, lo cual significa que el trabajo que hemos realizado hasta la fecha está dando sus frutos. Pero aún queda mucho camino por andar. El nuevo estatus de Madrid- -que ha pasado de ser ciudad aspirante a convertirse en ciudad candidata- -nos permitirá, a partir de ahora, hablar con más convicción a los que tienen que votar para elegir la ciudad que será sede de los Juegos de 2016. Respecto a nuestras rivales, las tres son ciudades importantes y con capacidad para organizar un evento de estas características. Sólo tenemos para ellas respeto; ninguna nos parece débil. A partir de ahora, lo que nos queda por hacer deberá guiarse por dos principios básicos: por un lado, pensar mucho en nuestro proyecto, en cómo mejorarlo y sacarle el máximo partido. Por otro, evitar distracciones: apuntar hacia la meta y correr hasta el final. Nuestros puntos fuertes son muchos; entre los que no lo son tanto, según el análisis de los técnicos del COI, está la seguridad, algo que sabíamos ya y que quedará absolutamente garantizado con un exhaustivo plan de seguridad que será coordinado por el Ministerio del Interior. Pero ha quedado reconocido por todos la capacidad que tiene España para resolver sus eventos, y lo bien que trata los acontecimientos que realiza, tanto los deportivos como los de otra índole. L