Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 4 de Junio de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.772. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LOS CHATS ntiguamente, chatear era irse de chatos. Desde que Internet se coló en nuestras vidas, ya no hace falta bajar a la taberna de la plaza para intercambiar anécdotas, opiniones y cotilleos, ese ruidoso muro de palabras que alzamos frente a la soledad, o, más bárbaramente, insultos, sarcasmos y amenazas, o sea, los agrazones de nuestra viña, el veneno de nuestro corazón, la nata de nuestra mala leche. Sólo que antes, cuando chateábamos a la antigua usanza, lo hacíamos con palabras de espuma, de ésas que se lleva el viento. Pero, en los chats de ahora, lo dicho, escrito queda. Entren ustedes en cualquier foro de internautas hispanos y encontrarán mil perlas, y no precisamente cultivadas. Hay escribas sencillamente torpes, pero abundan también los virtuosos. Vengo siguiendo a un pavo que tacha a sus colegas de tribiales y luego los acusa de vocazas Otro anuncia un mensaje con matizes Me imagino que escucharon el discurso de Gabriel García Márquez en el Congreso de Zacatecas, que llamaba a juvilar la hortografía y se lo tomaron al pie de la letra. Circulaba hace tiempo por la red una nueva antología del disparate. Entre los derivados de la leche, un alumno citaba la vaca Para otras víctimas de la ESO, el mejor cuadro de Velázquez son Las mellizas un polígono es un hombre con muchas mujeres, un ejemplo de reptil es la serpiente Putón y hay unos 150 Continentes, sólo que ahora se llaman Carrefour. Aunque clásica y tópica, no puedo vencer mi perplejidad ante la ignorancia de las nuevas generaciones. Tenemos, más que nunca, el saber al alcance de la mano. Pero en la biblioteca que estamos construyendo, me da que o faltan libros, o sobran los ratones. A Paul Sarkozy (a la izquierda) y Werner Hornung, que pintan obras a cuatro manos, ayer en París ¿Qué pinta el padre de Sarkozy? El padre del presidente de la República francesa, Paul Sarkozy, ha descubierto, pasados los 80, su vocación de pintor surrealista Dentro de unos días sus obras se verán en la Casa de Vacas del Retiro POR JUAN PEDRO QUIÑONERO FOTO: NOELA DOMECQ ras varias copas de champán, contemplando una discreta colección personal, con algunas obras de André Masson y Dubuffet, al despedirme, le digo a Madame Sarkozy: Señora, tienen ustedes una excelente colección de pintura Digna, moderna, señora, los setenta muy deportivos, Madame Sarkozy me responde cogiéndome del brazo: Ayayay, señor Quiñonero. Hace años era otra cosa... pero, sabe usted, Pal ya no trabaja y tenemos que pagar los impuestos, que son muy elevados, en Francia Pal es Paul Sarkozy, padre del presidente de la República, que ha descubierto su vocación última de pintor surrealista pasados los 80 años, asociándose a un viejo colega publicitario, Werner Hornung, veinte años más joven, para realizar juntos obras de arte realizadas con dibujos, fotografías, imágenes de ordenador, colores chillones y temas muy osados digámoslo así: señoras desnudas, contempladas en posiciones artísticas y menos artísticas; hadas o seres imaginarios con voluminosos atributos femeninos; muy diversas intimidades femeninas, coloreadas con verde fluorescente y otros colores llamativos La paleta artística de Paul Sarkozy y Werner Hornung no se limita al tratamiento surrealista de señoras con el culo al aire. También hay escenas taurinas negro y rojo chillón. Y cosas con personajes que no está muy claro si son gallinas alucinadas o mariposas carnívoras. Treinta y tantas de esas obras se presentarán en Madrid (Fundación Temas de Arte, en Casa de Vacas) dentro de unos días. No está prevista por ahora una exposición parisina de tales trabajos, cuya presentación a la crítica local corre el riesgo de atizar comentarios disolventes. Tras una vida agitada (huida de Hungría, Legión extranjera, primer matrimonio con la madre de Nicolas Sarkozy, sucesión de matrimonios fallidos, hasta encontrar la paz sentimental, pasados los sesenta) Paul Sarkozy ha terminado reconciliándose con su hijo, de quien ha hecho un retrato mucho más potable que sus alucinaciones erótico- surrealistas Instalado en la muy residencial aunque apartada isla de la Jatte (muy próxima de Neuilly, donde su hijo presidente ejerció como alcalde) Sarkozy padre ha vendido parte de su colección para pagar impuestos. Y todavía no tiene cota como artista. Sus obras realizadas a dúo, en series de seis ejemplares, se venderán entre 6.000 y 8.000 euros. Gran señora, Madame Sarkozy no se ruboriza cuando su esposo se fotografía sonriendo, sentado detrás de una amazona con unas nalgas al aire que brillan con el fulgor de las luces fluorescentes que la iluminan alegremente. Al despedirme, la señora me pregunta si me dejaré caer por Ibiza o Marbella este verano, donde ella pasó tantas temporadas gloriosas. T