Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4- -6- -2008 Tenis s Roland Garros DEPORTES 107 En juego el número dos del mundo y el pase a la final El próximo viernes, Nadal y Djokovic se verán las caras en un duelo en el que se disputan más que un partido J. M. C. PARÍS. Cumpliendo las previsiones, Nadal y Djokovic se van a enfrentar en semifinales después de ganar sus respectivos compromisos en cuartos de Roland Garros. Sin embargo, se juegan algo más que llegar a la final de esta edición del torneo: se juegan el número dos del mundo, porque si gana Rafa mantendrá el puesto, pero si pierde, Djokovic será el nuevo segundo de Federer. El enfrentamiento particular entre ambos es favorable al español 7- 3, pero es un balance engañoso porque en los últimos cuatro choques hubo empate a dos, lo que demuestra el avance del jugador serbio que, además, lidera el ranking Race que cuantifica el mejor del presente año. Además, Djokovic ha ganado este año el Open australiano, Indian Wells y, ojo, su primer torneo en tierra, el Open de Roma. Por otra parte, su mejora ha sido evidente y es algo que él mismo ha venido avisando estos días en París: Sí, vale, Rafa es el favorito pero este año puede ser diferente. Y siempre he intentado dar más variedad a mi juego. He estado trabajando en eso últimamente y estoy contento con lo que he conseguido. Sobre todo, ahora juego mucho mejor la volea y también soy capaz de cambiar de ritmo en diferentes momentos del partido, algo que es vital en un torneo como Roland Garros Atrás han quedado las imitaciones de Nole que fueron récords de visión en Youtube (de Sharapova, de Nadal o la genial de Roddick) y también su espectacular aparición en el karaoke de Roland Garros cantando Survivor en la que acababa medio despelotándose ante la cámara. El caso es que Novak entró como un ciclón en el circuito y todas sus actuaciones hacían gracia a sus compañeros. Hasta que empezó a subir. Cuando no era nadie, era gracioso; ahora que está arriba, resulta que no es gracioso, sino un graciosillo, y la gente ya no le traga tanto en el vestuario. Cosas que pasan. Ayer, después de sus partidos, ambos colosos dejaron sus impresiones sobre el rival. Rafa señaló que estamos hablando de un jugador de tierra, no de un tenista de pista dura. Ganó en Roma y ha hecho semifinales en los torneos de Hamburgo, Montecarlo y aquí El español avisó que va a ser un partido durísimo en el que tendré que estar al cien por cien para ganarlo. Él es el primero en el ranking Race y está jugando muy bien. Además, ha llegado aquí en gran forma. Es un partido en el que cualquier cosa puede pasar Djokovic también se deshizo en elogios hacia el español: Uff, ¿han visto cómo está jugando? Es impresionante. Ha mejorado mucho su saque y ha logrado combinar su fuerza con su paciencia a la hora de jugar cada bola Parecía impresionado por las continuas exhibiciones del español, y por si lo había demostrado en exceso, el serbio aclaró: No quiero decir con esto que voy a salir vencido. Tendré que ser muy agresivo para lograr algo positivo El genial imitador Djokovic: ¿Han visto cómo está jugando Rafa? Uff, es impresionante cómo ha logrado combinar su fuerza con su paciencia Nadal: Él es un jugador de tierra, tendré que estar al cien por cien para ganarle Djokovic, satisfecho tras lograr su pase a semifinales AFP Gael Monfils Cuartofinalista de Roland Garros FERRER AFRONTARÁ AL DIABLO DE TASMANIA David Ferrer se va a jugar su pase a semifinales y ser número cuatro del mundo ante un renacido Gael Monfils, un tenista que parece sacado de un cómic J. M. C. PARÍS. Acabó el partido. Ljubicic, apesadumbrado, se dirigió hacia su oponente, Gael Monfils, para estrecharle la mano y felicitarle. El francés, exultante, ni le miró, se giró hacia la grada y comenzó a realizar un baile, su gran pasión: Era una imitación de Soulja Boy, un rapero americano al que adoro diría luego. El croata le miró con la mano semilevantada y para no quedarse como una estatua se giró para dársela al árbitro mientras el galo seguía bailando. Luego sí, luego Monfils se fue hacia su rival para estrecharle la mano. Son las cosas de este francés, el contrario que espera a Ferrer en cuartos hoy y uno de los tipos más controvertidos del circuito. En Francia tienden a elevar a los altares a cualquiera que mete un raquetazo Monfils, durante su partido con Ljubicic REUTERS bien dado aunque sólo haya ganado el torneo de su barrio. Así que cuando Monfils ganó Australia, Roland Garros y el US Open, todos en categoría junior, Francia entera lo vio claro: era el nuevo Noah. Monfils, pelos de punta de variado color, una veces azul, otras rojo y la mayoría amarillo, con rostro de diablo de Tasmania y ojos de personaje de dibujos animados, no estaba preparado para eso. Le atropelló el camión de la fortuna. Desvarió, se le fue la azotea, comenzó a bailar mucho y a entrenar poco. En suma, se perdió en las profundidades de la fama. Y luego, las lesiones. Los últimos seis meses ha estado desaparecido con varios problemas de rodilla. Entre eso y sus camisetas que dañan la vista, sus continuas decepciones y la fama de cabeza averiada, ya nadie creía en él. Hasta ahora, que ha resurgido aquí, en su casa.