Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 6 s 2008 MADRID 67 Pegados a sus bombas de infusión que les dosifican su medicación, dos niños hospitalizados en La Paz jugaban ayer con el ordenador Hospitales muy divertidos Ya son nueve los hospitales públicos madrileños que cuentan con las ciberaulas. Allí, los niños ingresados pueden disfrutar con videojuegos, ver películas y chatear con amigos y compañeros del colegio POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Antonio, 11 años, no se quita su mascarilla ni de broma. Se ha sentado frente a un ordenador y acaba de conectar, con imagen y sonido, con Natalia, alegre y pizpireta. -Oye, ¿qué música te gusta? pregunta el chaval a su nueva amiguita. -No te oigo bien. Sí te veo. Yo lo que quiero es una camiseta del Barça. ¡A ver si me la consigues! replica la niña. nidos posible y lograr así que se reduzca el impacto social y educativo que supone un ingreso hospitalario, más si se tiene alguna patología de gravedad o si se trata de una hospitalización de larga duración. El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, inauguró ayer, en La Paz, una de las seis nuevas ciberaulas con las que cuentan los hospitales públicos madrileños, creadas gracias a un convenio suscrito con la Obra Social de la Fundación La Caixa Estas seis ciberaulas se abrieron en los centros sanitarios de La Paz- -la mayor de todas- Niño Jesús, Ramón y Cajal, Severo Ochoa (Leganés) Getafe y Móstoles. Ya las tienen en el Gregorio Marañón, Clínico San Carlos y Doce de Octubre. Las nueve ciberaulas- -también conocidas como CiberCaixa hospitalaria- -suman 720 metros cuadrados y cuentan con equipos audiovisuales y recursos educativos. Al menos en la de La Paz vimos, tan colocadas, un montón de películas y documentales infantiles: El señor de los anillos Socorro, soy un pez La orquesta perdida Los chicos del coro Asterix Willow y toda la colección enterita de Érase una vez el cuerpo humano entre otros títulos. Por variedad, que no quede. En el ordenador de al lado de Antonio estaba Felipe: Tenía el hígado inflamado y me puse a devolver Felipe, que arrastra su bomba de infusión (medicamentos y suero) viene desde La Solana, en Ciudad Real. No sabe cuánto tiempo pasará en La Paz, pero está encantado con tanto videojuego. Enfrente, Maider, una preciosa niña de 6 años, reclama un juego más fácil. No es de extrañar. A la criatura le han puesto uno sobre el cuerpo humano que es para nota. Está ingresada por una dermatitis atópica que le está dando muchos problemas. Se porta muy bien. Es buena paciente nos dice su madre, mientras busca un entrenimiento adecuado a la edad de la pequeña. Nos cuentan que los niños, por el hecho de ser usuarios de estas aulas, disponen incluso de una dirección de correo electrónico propia para comunicarse con sus amigos del colegio, sus profesores o con niños ingresados en otro hospital. Los médicos coinciden en que la enfermedad y la hospitalización infantil comportan situaciones estresantes que afectan a toda la familia y reducen su bienestar. Por ello, las ciberaulas favorecen la recuperación. Son un recurso generador de salud. El consejero Güemes se ofreció a buscar esa camiseta del Barça que quiere Natalia. Ya sabe, lo prometido es deuda. ¡A chatear Ingresos de larga duración Antonio, malito del riñón está ingresado en el Hospital de La Paz. Natalia en el Hospital del Niño Jesús. Ambos fueron ayer dos de los pacientes que estrenaron las ciberaulas, un espacio con casi todos los medios informáticos para que los pequeños se diviertan, pasen el tiempo de ingreso lo más entre- Los médicos aseguran que estos espacios de ocio favorecen la recuperación de los niños y generan salud Las ciberaulas se han creado gracias a un convenio entre el Gobierno regional y la Fundación La Caixa