Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 6 s 2008 MADRID 63 Atrapados a treinta metros bajo tierra Hasta cuatro averías sufrió ayer la Línea 6 del Metro que afectaron a más de 600.000 viajeros s En las dos más importantes, el servicio se interrumpió en ambos sentidos s Cientos de personas se quedaron en mitad de un túnel POR M. J. ÁLVAREZ MADRID. No fue un día redondo el de ayer para la Línea 6 del suburbano madrileño, conocida como circular, por la que discurren a diario millares de viajeros. Hasta cuatro averías sufrió hasta media tarde, y de lo más variado, que afectaron a más de 600.000 pasajeros, que no daban crédito a una situación que se repite con demasiada frecuencia y les acarrea múltiples trastornos. ¿Se imagina quedarse parado en mitad de un túnel? ¿Y no saber cuánto tiempo va a durar esa situación? Por ese trance pasaron ayer cientos de personas sobre las 11.00 h cuando un tren se quedó parado en un túnel entre las estaciones de Príncipe Pío y Argüelles, adonde se dirigía. Un fallo de tracción le dejó sin fluido eléctrico, por lo que quedó parado en mitad del subterráneo. La tensión, el nerviosismo y la angustia cundieron entre muchos de los ocupantes del vehículo a medida que transcurrían los minutos y el problema no se resolvía. La espera duró una hora, tiempo en el que tardó otro convoy en evacuar del tren siniestrado a un segundo a los sufridos ciudadanos. A pesar de todo, el Samur solo atendió a tres personas, aquejadas de crisis nerviosas. El servicio quedó interrumpido 60 minutos entre las estaciones de Moncloa y Puerta del Ángel (cuatro estaciones) Si bien este fue el incidente más aparatoso, el primero afectó a más público, ya que se produjo en plena hora punta. Ocurrió a las 6.30 h cuando un suburbano salía de las cocheras, vacío, para iniciar el servicio en la estación de Cuatro Caminos. En las maniobras el conductor se saltó un semáforo en un cambio de agujas que conduce a otras vías, por lo que el sistema automático de seguridad frenó el tren, que quedó bloqueado en medio de la diagonal- -sistema que mueve los carriles para cambiar de uno a otro- según fuentes de Metro. Los operarios lo tuvieron que desbloquear y retirar de la zona, por lo que, de nuevo, el servicio entre las estaciones de Cuatro Caminos y Ciudad Universitaria quedó interrumpido hasta las 8.00 horas (hora y media) en ambos sentidos. La compañía atribuyó lo ocurrido a un fallo humano. Estos dos cortes de la circulación registrados en apenas cinco horas afectaron especialmente a los estudiantes que, en plena época de exámenes, tenían que dirigirse a Ciudad Universitaria y a Metropolitano, donde se encuentran la mayoría de las Facultades. Ya por la tarde se produjeron otras dos averías, esta vez en la estación de Lucero, también en la Línea 6, si bien no se tuvo que interrumpir el tráfico. Lo que falló fue el sistema de radioteléfono- -comunicación- -con la central, lo que obligó a que se incorporara una segunda persona en el tramo comprendido entre Argüelles y Lucero. Poco después, se estropeó un tren- -modelo 7.000- -en otra de las estaciones de esta línea y el servicio quedó suspendido durante 20 minutos. Lo ocurrido no sorprende al secretario general de UGT en Metro, Teodoro Piñuela, quien criticó que se produzcan tantas incidencias sobre todo en la Línea 6 y 1. Falta de inversión, de mantenimiento y de DOS AVERIAS EN LA LÍNEA 6 DEL METRO EN CINCO HORAS De 6.30 h a 8.00 h 1 Sistema de seguridad Un tren sale de las cocheras en Cuatro Caminos para comenzar el servicio, y, debido a un fallo humano, el conductor se salta una señal en un cambio de agujas. El sistema de seguridad detiene el tren y lo bloquea Conductor Semáforo Cambio de agujas Ciudad Universitaria Línea 6 Metropolitano Guzmán el Bueno Cuatro Caminos TRAMO AFECTADO De 11.00 h a 12.00 h 2 Tren averiado Un problema de tracción deja un convoy parado en mitad de un túnel. Iba lleno de viajeros que estuvieron en su interior por espacio de una hora, hasta que fueron evacuados en otro tren Traspaso de pasajeros Moncloa Línea 6 Argüelles Príncipe Pío TRAMO AFECTADO Puerta del Ángel Las averías en la línea circular afectaron a más de 600.000 viajeros por la interrupción del servicio Los estudiantes de la Complutense que están en plena época de exámenes fueron los más afectados adiestramiento a los conductores noveles son las claves para subsanar estas situaciones De ahí que reclamase al consejero de Transportes Manuel Lamela que ponga en marcha las medidas sobre seguridad y formación a las que se comprometió hace meses Lamela dice que su objetivo es sustituir en esta legislatura los trenes de la Línea 6 Ep MADRID. Tras conocer estas incidencias, el consejero madrileño de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, afirmó ayer que la línea 6 de Metro es precisamente objetivo prioritario de la política de transportes de esta legislatura, y se va a proceder a renovar y modernizar en su totalidad y a sustituir los trenes por modelos nuevos. Lamela aseguró que la Comunidad va a dedicar el mayor esfuerzo en esta legislatura a las mejoras en el ámbito de la línea 6 de Metro dentro de los mil millones de euros que están presupuestados para mejoras y mantenimiento de las infraestructuras. En cuanto a las relaciones con los sindicatos, Lamela indicó que están en diálogo permanente con ellos y van a seguir estando porque la seguridad de usuarios y trabajadores es absolutamente prioritaria, dijo. Por otra parte, un tren amolador trabajará a partir de las próximas semanas para erradicar algunos ruidos y vibraciones que se producen en las vías con el paso de los trenes de Metro Ligero y que, en muchas ocasiones, son molestos para los vecinos. Manuel Lamela explicó que Metro de Madrid contará a partir de este mes de junio con este tipo de transporte y que, además de terminar con los ruidos y vibraciones de las vías, intentará restaurar el resto de la red en menos de tres años. Así, se apresuró a decir que las intervenciones serán por orden de prioridad y que atenderán primero las vías que más lo necesiten y se dejarán para después los trabajos menos urgentes Estas máquinas de mantenimiento, que ya actuaban de una manera más convencional desde 1960, han contado con un presupuesto de 6 millones de euros. El uso de esta máquina, que cuenta con 16 motores y lo último de tecnología aplicada, permitirá también aumentar la vida en servicio de los carriles, al evitar las posibles roturas. Funciona mediante un sistema informático y bajo la supervisión de un operador. Gracias a su uso, se eliminan los defectos superficiales que aparecen con el tiempo sobre el carril. Nuevo tren contra los ruidos