Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 6 s 2008 La guerra del agua s Los trasvases selectivos del Gobierno ESPAÑA 25 Valencia y Murcia no se sumarán al pacto del agua si excluye el Ebro Los consejeros de Agua de ambas regiones se felicitan por el giro de Espinosa, aunque son escépticos s Aragón intenta desterrar el trasvase del debate R. PÉREZ D. MARTÍNEZ ZARAGOZA ALICANTE. Las reacciones de las distintas comunidades autónomas implicadas en la guerra del agua al anuncio de un pacto nacional lanzado por la ministra de medio Ambiente, Elena Espinosa, no se han hecho esperar. Mientras las cuencas potencialmente receptoras aplaudieron el principio de cambio en las tesis del Ejecutivo, las que se convertirían en cedentes mostraron una vez más su oposición frontal. Las dos regiones que comparten la cuenca hidrográfica del Segura- -la más deficitaria de España- la Comunidad Valenciana y Murcia, se felicitaron ayer por la intención del Gobierno de alcanzar un gran Pacto del Agua como lo definió Espinosa el pasado lunes. Tanto el consejero de Agua valenciano, José Ramón García Antón, como su homólogo en la Región de Murcia, Antonio Cerdá, aplaudieron el cambio de postura del Ejecutivo- -que durante la pasada legislatura vetó la posibilidad de debatir la interconexión de cuencas- No obstante, se mostraron poco optimistas sobre las posibilidades del citado pacto, dado que Espinosa ha excluido de entrada el trasvase del Ebro al Levante. Antes de participar en Alicante en unas jornadas sobre gestión de aguas organizadas por una asociación empresarial, García Antón admitió que la salida de Cristina Narbona del Ministerio dibuja un nuevo escenario tras la etapa antitrasvasista acentuado por el debate en torno a la derogada transferencia a Barcelona, y dijo que gobiernan según la climatología se mostró cauto sobre su verdadero alcance. En este sentido, afirmó- -en relación a la negativa de Espinosa a debatir sobre el trasvase del Ebro original- -que si se veta algo, es que no hay un sincero deseo de pacto Por ello, advirtió que aunque estamos dispuestos a formar parte de dicho acuerdo, si empiezan con exclusiones, no podemos estar El consejero de Agua de la Generalitat Valenciana incluso retó a la ministra de Medio Ambiente: Estamos dispuestos a admitir, si nos lo demuestran, que no tenemos razón al pedir el trasvase dijo. Eso sí, pidió que el debate se centre en aspectos técnicos, y no políticos Así, consideró que el Ebro nos recuerda cada dos meses- -en relación a las crecidas del río- -que tiene agua suficiente para acometer la transferencia. El consejero murciano, por su parte, se sumó al análisis de su homólogo. Cerdá dio la bienvenida al Pacto del Agua propuesto por la ministra, aunque advirtió que el trasvase del Ebro al Levante tiene que estar sobre la mesa El consejero advirtió que el Ebro no es un río sagrado y por tanto se trata de una opción a contemplar como el resto Aragón, entre tanto, no quiere que se siga hablando de tras- vase. La coalición PSOE- PAR ha estado a punto de tener que digerir un trasvase a Barcelona después de años arremetiendo contra el PP por el defendido para la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. A toro pasado, con el trasvase a Barcelona descartado gracias a las lluvias, el líder del PAR y vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, exigió ayer que se le otorgue a esta Comunidad la gestión de 6.550 hectómetros cúbicos. Es el volumen que el Pacto del Agua de 1992 reconoce como necesaria para cubrir las necesidades hídricas de esta Comunidad, la misma cifra que incluyó el PHN del gobierno Aznar y la que, eso sí, sigue sin poder hacerse efectiva porque no hay embalses en los que guardar el agua. Embalses que fijaba en 1992 el mismo Pacto del Agua de Aragón. Desde 1999, los esfuerzos institucionales de esta región han dado prioridad a luchar contra el trasvase del Ebro. Ahora, la coalición PSOE- PAR subraya que esos embalses son imprescindibles para abastecer a Aragón, pero también como vacuna contra futuros intentos de trasvases, porque con 6.550 hectómetros cúbicos a gestionar, será más difícil que haya excedentes en el Ebro. Para que esos embalses lleguen de una vez, Biel defiende que sea Aragón la que gestione la ejecución de las obras, que en cualquier caso han de ser financiadas con los presupuestos del Estado. Biel avanzó que así lo pedirán el próximo 7 de julio, en la comisión bilateral de coordinación Estado- Aragón. El vicepresidente aragonés afirmó que si esta Comunidad gestiona esa reserva estratégica de 6.550 hectómetros cúbicos y los embalses se hacen de una vez por todas, se habrá acabado con la amenaza del trasvase para los próximos cien años Vacuna contra el trasvase Ricardo Costa y Sirera, ayer en Valencia, hablaron de aguaROBER SOLSONA La sequía tiene un coste de 522 millones de euros para la Generalitat, que mantiene el rechazo al Ródano I. ANGUERA BARCELONA. El Gobierno catalán suprimió ayer las principales restricciones al uso de agua de boca impuestas en el área de Barcelona y Gerona a raíz de la sequía, y anunció que suspende el transporte de agua de Tarragona a Barcelona en barcos y negociará la anulación del contrato para traer agua desde Marsella a la capital catalana. De este modo, la Generalitat da por cerrado un episodio que le ha costado 522 millones de euros, 328 de los cuales corresponden a actuaciones estructurales ya previstas, pero avanzadas, según el consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar. Los 194 millones de euros restantes corresponden a actuaciones de emergencia, aunque Baltasar aseguró que algunas de ellas devendrán en infraestructuras definitivas, como la recuperación de algunos pozos y la reutilización de acuíferos. Son las consecuencias legales de que los embalses del sistema Ter- Llobregat llegaran ayer al 54 de su capacidad, rozando los 350 hectómetros cúbicos acumulados. Una cantidad que sitúa a las cuencas catalanas al nivel de hace un año, cuando se aprobó el Decreto de sequía, recordó el consejero de Medio Ambiente. Hemos dejado el hospital, pero necesitamos curas paliativas diarias advirtió, para dejar claro que Cataluña no puede bajar la guardia en los próximos meses pese al aumento de los embalses y la supresión de las medidas más espectaculares. Eso sí, el tripartito mantuvo ayer su oposición frontal a un futuro trasvase del Ródano, pese a que los 25 diputados del PSC en el Congreso votaron ayer a favor de esa propuesta de CiU, que se aprobó con el apoyo del PSOE. La propuesta fue rechazada en el Congreso por los socios minoritarios del tripartito, ERC e ICV que sí fue, ron coherentes con la rotunda oposición que el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha planteado siempre ante esa opción. Criterios técnicos El consejero valenciano, que la pasada semana se reunió con el secretario de Estado de Agua, José Puxeu, confió en que la relación entre la Generalitat Valenciana y el Gobierno cambie tras ese encuentro, en el que se limaron asperezas. En cualquier caso, recordó que la radical política de Medio Ambiente en los últimos cuatro años será difícil de cambiar de golpe por lo que