Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Despilfarro en las administraciones socialistas MIÉRCOLES 4 s 6 s 2008 ABC La Generalitat contrata taxis de lujo para ahorrar horas extras de chófer Gastará 1,1 millones de euros en dos años por externalizar el 8 del servicio I. A. BARCELONA. El Gobierno catalán ha externalizado el 8 del servicio de coches oficiales a disposición de sus numerosos altos cargos, según la portavoz de la Generalitat, Aurora Massip, quien ayer confirmó que el coste de ese recurso a coches de alquiler con chófer será de 1,1 millones de euros para los próximos dos años. Se trata de una partida justificada, por dignidad y por seguridad aseguró Massip en su comparecencia semanal tras la reunión del Gobierno catalán, que considera totalmente necesario este servicio. Según datos de la propia Generalitat, tienen derecho al uso de coche oficial un total de 42 altos cargos de la administración autonómica: el presidente y vicepresidente de la Generalitat y los trece consejeros del Gobierno, además de quince secretarios generales, los siete delegados territoriales y dos miembros del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya que lo han solicitado. Pero esos son los que tienen derecho a un servicio permanente de coche oficial para todos sus traslados, oficiales, se entiende. Sin embargo, el sindicato CC. OO. denuncia que utilizan este servicio otros altos cargos de la Generalitat, como secretarios sectoriales, directores generales y asimilados- -un total de 181 en la actual administración autonómica- así como los equipos de apoyo a los consejeros. Esa es la clave para que los 133 chóferes a sueldo de la Generalitat no den abasto con tanta solicitud de servicio, con la dignidad que el cargo en cuestión requiere. Especialmente si se tiene en cuenta que el tripartito, pese a sus promesas de contención, ha elevado el número de altos cargos por encima de los doscientos. De hecho, la polémica por la externalización del servicio de coche oficial para altos cargos del ejecutivo autonómico se remonta al primer tripartito, cuando el consejero de Economía, Antoni Castells, se puso al frente de las cuentas de la Generalitat y descubrió horrorizado el gasto desmesurado de los gobiernos anteriores- -de CiU- -en el pago de horas extras de chóferes. Castells decidió centralizar en su departamento la gestión de este servicio- -que hasta entonces dependía de cada Consejería- -y poner límite a las horas extras de los chóferes oficiales, que se ganaban así suculentos sobresueldos. Sin embargo, el aumento de altos cargos en la Administración autonómica ha dado al traste con los intentos de contención del gasto de Castells, que se ha visto superado por las reclamaciones de coche oficial del gobierno catalán. Así las cosas, el consejero optó por firmar el contrato de servicios con la empresa Litoral Limousines para atender a los servicios que no pueden cubrir los chóferes a suedo de la Generalitat. El último gobierno presidido por Jordi Pujol tuvo que hacer frente a una dura ofensiva del tripartito, entonces en la oposición, por los gastos que entonces se consideraron desorbitados de Baltasar Porcel, a la sazón presidente del Institut Català de la Mediterrànea, que presentó una cuenta de gastos de 2,5 millones de pesetas sólo en taxis. Sin llegar, de momento, a esos extremos, parece que la historia se repite ahora con los altos cargos del tripartito catalán. No más horas extras El alcalde de Toledo, Emiliano García- Page, con Ana Belén, horas antes del concierto ABC Ana Belén cobró 57.000 euros del 0,7 por un concierto en Toledo El alcalde socialista defiende el pago millonario con fondos destinados al Tercer Mundo s El PP pide explicaciones VALLE SÁNCHEZ TOLEDO. Lo que fue una noche perfecta en la plaza del Ayuntamiento durante las pasadas fiestas del Corpus se ha convertido en la última gran polémica de la vida municipal de la ciudad de Toledo. Y todo tras desvelar el PP un desvío de remanentes de partidas presupuestarias destinadas a la cooperación y al Tercer Mundo para pagar la actuación de la cantante Ana Belén, que se celebró el 16 de mayo. Ayer, el alcalde de Toledo, el socialista Emiliano García- Page, defendió que el equipo de gobierno haya pagado este concierto con el dinero que estaba destinado al 0,7 porque la recaudación iba a estar destinada a proyectos solidarios en los pueblos del Sahel. Pero la explicación no convence al PP. Según los datos aportados por los populares el 7 de mayo se aprobó en Junta de Gobierno Local una partida presupuestaria de 57.813 euros, que contenía los gastos del concierto y el caché de la artista. Estos fondos provenían de tres expedientes de modificación de créditos correspondientes a remanentes de partidas del presupuesto destinado a Cooperación con países necesitados. El concejal del PP Juan José Alcalde advirtió que el interventor había presentado alguna observación al respecto porque el gasto propuesto no se adecuaba a la partida y proyectos señalados así como que la propuesta de gasto no respeta en su integridad el principio presupuestario de especialidad presupuestaria Pero lo que es más grave, a juicio del PP, es que la recaudación del concierto- -que pagaron los toledanos en taquilla- -fue sensiblemente inferior a lo detraído de los fondos de Cooperación. Así, mientras que el Ayuntamiento toledano se gastó más de 57.000 euros en el concierto, la taquilla no llegó a los 11.800 euros. Es decir- -explica el PP- se han perdido para el 0,7 más de 46.000 euros que se ha llevado la artista El concejal toledano acusó a Emiliano García- Page de haber realizado este concierto, entre comillas solidario, por hacerse la foto y por el pago al apoyo de esta artista al PSOE o al canon digital Y criticó el oscurantismo, la improvisación, el desorden y la falta de sensibilidad del gobierno que dirige en la ciudad de Toledo el señor Page El alcalde respondió ayer a las críticas lanzadas desde el Partido Popular y aseguró que la postura adoptada por el equipo de gobierno respecto al polémico concierto del día 16 es perfectamente defendible porque el principal objetivo era hacer un llamamiento a la solidaridad y no el recaudatorio, como dice el PP. García- Page se mostró también satisfecho por haber contratado a Ana Belén para hacer una campaña de solidaridad, que es para lo que se la contrató Vale mucho menos este concierto que mil campañas que nos inventamos los gobiernos en medios de comunicación dijo. En cuanto a la denuncia del desvío de fondos, el alcalde explicó que ese dinero procedía de remanentes del 0,7 que no se gastaron desde 1998, años en los que gobernaba el PP en el Ayuntamiento de Toledo. A su juicio, lo que se ha hecho es desbloquear un presupuesto importante que no se había utilizado, por lo que creo que si estamos haciendo algo es cumplir con el 0,7 También lamentó que desde el PP se relacionara la contratación de Ana Belén con su apoyo a la campaña del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las pasadas elecciones. No me parece bien que se cuestione la solidaridad si se trae a Ana Belén y no si el artista hubiera sido Bertín Osborne dijo García- Page. Ana Belén y Bertín Osborne La empresa Litoral Limousines se hace con la adjudicación del contrato de externalización de servicios La Generalitat cuenta con 133 chóferes en plantilla, totalmente desbordados Más información sobre las iniciativas de la Generalitat en http: gencat. org