Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 4- -6- -2008 ABC Rosa Díez, que recorrió los escaños de los grupos pequeños en busca de apoyo a su moción, conversa con la popular Ana Mato Las víctimas propician el primer pacto de la legislatura PSOE- PP sobre terrorismo A propuesta de Rosa Díez, una ley reconocerá como víctimas a amenazados, extorsionados y a la diáspora MARIANO CALLEJA MADRID. Los años de enfrentamiento, división y posturas irreconciliables en la política antiterrorista han quedado en el recuerdo como una pesadilla para muchos, sobre todo para las víctimas del terrorismo, que ayer debieron de sentirse plenamente reconfortadas con lo que ocurrió en el Congreso. El Pleno dio una lección de unidad democrática (casi total) frente a la amenaza terrorista para proteger al eslabón más débil, las víctimas. En realidad, el texto de la moción que aprobó ayer el Pleno del Congreso para pedir al Gobierno el reconocimiento político de las víctimas vivas del terrorismo, aquellas que no han sufrido un atentado pero son perseguidas, acosadas o amenazadas cotidianamente por ETA, era incontestable para cualquier demócrata con un par de principios básicos. Sólo se abstuvo ERC. La iniciativa partió de la diputada Rosa Díez, portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) que la semana pasada interpeló al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para pedirle la ampliación del concepto legal de víctima de terrorismo. El ministro se mostró entonces a favor y remitió a la ley de protección de víctimas del terrorismo que está preparando el Gobierno socialista. Ayer, Díez llevó al Pleno el asunto en forma de moción, lo que obligaba a los grupos parlamentarios a tomar partido con su voto. Tanto el PP como el PSOE presentaron sendas enmiendas, pero tras varias conversaciones con la autora de la iniciativa acordaron un texto en común, al que luego se adhirieron el resto de los grupos parlamentarios, menos ERC. A primera hora de la tarde, Rosa Díez fue pasando de escaño en escaño por el hemiciclo para ganarse el apoyo de los grupos minoritarios. No fue difícil, tras llevar el aval del pacto de los dos grandes, y la mayoría le prometió su apoyo. La enmienda transaccional que fue aprobada en el Pleno afirma que el Congreso insta al Gobierno a trabajar con todos los grupos parlamentarios para que, en el plazo más breve posible, con el consenso de toda la Cámara se promueva una nueva ley de protección y reconocimiento de las víctimas. Según la iniciativa aprobada ayer en el Pleno, la nueva ley debe ampliar el reconocimiento político de las víctimas del terrorismo a los ciudadanos cuya libertad es violentada por la ley, especialmente en el País Vasco y Navarra, aunque no sean objeto directo de atentados. Por ejemplo, la alcaldesa de Lizarza, Regina Otaola, del PP, no ha sufrido un atentado terrorista, pero nadie duda de que es una víctima viva del terrorismo. También el ex concejal socialista de Mondragón Isaías Carrasco, antes de ser asesinado por ETA, ya era víctima viva pues estaba amenazado por los terroristas. No se trata sólo de los políticos. También están incluidas entre las víctimas vivas profesores, alumnos, escoltas, jueces, periodistas, personas que están amenazadas por defender la libertad, por resistir al totalitarismo, que son víctimas para que otras no lo sean afirmó Rosa Díez en el Pleno. La moción aprobada también insta al Gobierno a unificar, sistematizar y dar coherencia al dispositivo normativo vigente en materia de apoyo y ayudas a las víctimas del terrorismo, de acuerdo con los principios de solidaridad y atención integral. Los grupos parlamentarios pidieron que se reconozcan nuevos derechos sociales para las víctimas del terrorismo y mejore su estatuto en el proceso penal. Se pide, además, que se actualice la respuesta legal respecto a las distintas situaciones derivadas de la violencia te- Grande- Marlaska da fecha y hora para la retirada de la placa del etarra Pana El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska indicó ayer en un auto que la Ertzaintza deberá retirar antes del mediodía de mañana la placa de un parque infantil y el monolito que rinden homenaje desde 1982 al etarra José Aristimuño, alias Pana en Hernani (Guipúzcoa) Asimismo, el juez ordena también a la Policía autónoma vasca que elimine aquellos otros signos gráficos de cualquier índole sobre Pana Además, requiere que se adopten las medidas precisas para que no se restituyan en ninguna forma gráfica imaginable y, en tal caso, manda que sean igualmente removidas Nuevos derechos sociales