Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA www. abc. es economia MARTES 3- -6- -2008 ABC La CNE quiere abrir un debate con Industria antes de abordar futuras subidas de la luz Los estudios de la Comisión de Energía señalan que la tarifa debería aumentar un 60 para recoger todos los costes JOSÉ ANTONIO NAVAS MADRID. La Comisión Nacional de Energía (CNE) no quiere que la actualización del recibo de la luz se convierta en un interminable tira y afloja con el Ministerio de Industria y con el presidente del Gobierno. Para ello, y después de comprobar la polémica suscitada a raíz de su reciente propuesta metodológica para la subida de un 11,3 en la tarifa eléctrica, el organismo regulador se plantea ahora abrir un expediente de oficio destinado a debatir en profundidad el ajuste de los llamados costes de acceso como paso previo para abordar futuros incrementos de precio. La CNE ha hecho ver al Ministerio de Industria que el grueso de la subida tendrá que llevarse a cabo todo lo más tardar en diciembre próximo. A finales de este año expira el plazo legal para la adecuación de la tarifa a los costes reales del sistema eléctrico y si antes no se reestructuran los elementos que conforman actualmente la tarifa habría que proceder a un incremento del 60 en el recibo de la luz para 2009. Una quimera en términos políticos que ni el sentido común es capaz de avalar pero que representa la consecuencia lógica de muchos años de congelación de precios en el sector eléctrico. La solución pasa necesariamente por una remodelación de la estructura tarifaria del sector eléctrico o, dicho de otro modo, por un reajuste interno que permita pelar la tarifa como si fuera un bonsai. Los primeros planteamientos que maneja el organismo regulador parten de sacar de la tarifa las primas que ahora se pagan a las energías renovables, lo que supone un total de 2.300 millones de euros. Otra opción adicional es hacer lo propio con las subvenciones destinadas a los planes de eficiencia energética, que equivalen a casi 300 millones de euros. Una tercera alternativa pasaría por rebajar el IVA de la electricidad del 16 al 7 que existe en otros países de la Unión Europea. La eliminación de todos estos costes facilitaría, sin duda, un importante alivio a la hora de abordar futuras subidas del recibo de la luz pero, en contra- La presidenta de la CNE, Maite Costa, junto al vicepresidente, Fernando Marti, en el centro, y el consejero Jaime González partida, obligaría a un ajuste presupuestario anticíclico que no es para nada del agrado de Hacienda. El pulso entre el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, está servido y probablemente tendrá que ser el presidente Zapatero quien oficie de árbitro para impedir que la tarifa eléctrica se convierta en uno de esos sudokus imposibles que acechan a la economía española de un tiempo a esta parte. La Comisión de Energía quiere impedir precisamente que el debate sobre la subida de la luz llegue crudo y descarnado a la opinión pública y prefiere antes fijar una posición común con el Ministerio de Industria como departamento responsable del sector eléctrico. El objetivo concreto del organismo regulador pasa por diseñar una nueva tarifa de acceso, imputando a cada perfil de consumo el coste real que supone llegar a la red. A partir de ahí, y una vez que Sebastián y Solbes consigan cerrar un EFE Subida de julio en torno al 5 acuerdo sobre la estructura tarifaria como instrumento de política energética, la CNE podrá ajustar sus propuestas sin que la entidad reguladora sea utilizada como cabeza de turco de una subida que luego nadie está dispuesto a aplicar. El regulador planteará una reducción de los costes de acceso en la tarifa para que las subidas sean asumibles Las primas a las energías renovables y los planes de eficiencia podrían ser eliminados de la tarifa También se estudia una rebaja del IVA que pasaría del 16 al 7 como ocurre en otros países europeos Los alimentos se encarecieron en abril un 7,1 en la UE, el mayor aumento desde el año 1996 M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El precio de los alimentos subió en la UE un 7,1 en abril en relación con el mismo mes del año anterior, lo que supone la mayor subida desde el año 1996, según Eurostat. Además este 7,1 de aumento es más del doble que la inflación, situada en el 3,6 en abril. La leche, el queso y los huevos son los productos que más subieron de precio en abril, un 14,9 en relación a hace un año. Los aceites hicieron otro tanto, un 13,2 y el pan y los cereeales un 10,7 En el caso de España la subida de los alimentos general fue del 6,8 en el mencionado mes, lo que supone tres décimas menos que la subida de la UE pero cuatro décimas más que el aumento registrado en la Eurozona, siempre una referencia más cercana que el conjunto de los Veintisiete. Eurozona. Pero, más grave si cabe al ser nuestro país productor, es el caso de la fruta, que registró una subida del 10,1 en abril, frente al 8,2 de la media de la Eurozona. En verduras pasa otro tanto, ya que en la Eurozona bajaron un 2 y en España no sólo no bajaron de precio sino que subieron un 1,9 en relación a abril de 2007. En España suben más En el análisis por productos se aprecia que en España los lácteos subieron en abril un 16,6 frente al 14,4 de la