Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 3- -6- -2008 ABC La FAO plantea más participación de los pobres para paliar el hambre en el mundo Medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno acuden hoy a la cumbre de Roma VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. Roma es hoy una ciudad blindada, hasta con tiradores apostados en los tejados de los puntos estratégicos, para acoger la Conferencia sobre los nuevos retos relacionados con el cambio climático, la energía y los alimentos, que el organismo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, organiza desde hoy hasta el 5 de junio. Medio centenar de jefes de Estado y de gobierno- -entre ellos Zapatero y los polémicos presidentes de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, y de Zimbabue, Robert Mugabe- -se encuentran en la capital italiana para dar sus puntos de vista sobre cómo solucionar los problemas de hambre que 850 millones de personas sufren en todo el mundo, 820 de los cuales de los llamados países en desarrollo. La cumbre de la FAO se ha convertido en una excusa para que los jefes de Estado mantengan entrevistas entre ellos, o al menos eso es lo que pretenden algunos. Como Ahmadineyad, quien en un principio había anunciado un encuentro incluso con el Vaticano, que después fue desmentido, aunque el portavoz del primer ministro señaló ayer que se habían enviado sendas cartas al presidente de la República, Giorgio Napolitano, y del Consejo italiano, Silvio Berlusconi, para expresar la plena cooperación entre entre Italia e Irán, siguiendo los intereses nacionales de los dos países Las duras declaraciones de ayer de Ahmadineyad anunciando el final de Israel no ayudarán a la agenda del presidente iraní, quien, a pesar de todo, se reunirá con empresarios italianos con intereses en su país. Hay argumentos que superan a la política. El dictador Mugabe llegó a Roma casi de incógnito, a sabiendas de las críticas que le llueven desde todas partes tras las polémicas elecciones del pasado 29 de marzo, en las que su partido fue derrotado, y que se repetirán el 27 de junio. A pesar de que al presidente de Zimbabue le está prohibido pisar suelo europeo, no se le puede impedir la presencia en eventos de la ONU. Los argumentos de Lula La cumbre, que se celebra en medio de una grave crisis por el aumento de los precios de los principales productos alimentarios, tocará un argumento delicado, el de los biocarburantes, a los que algunos países acusan de ser los causantes de tan fatal incremento. En este asunto se detendrá el presidente brasileño, Luiz Inazio Lula da Silva, quien culpa a la especulación de los mercados mundiales y al exceso de proteccionismo de los países más desarrollados de ser los causantes del aumento de los precios. Es fundamental- -dijo el presidente brasileño a su llegada a Roma el fin de semana para celebrar su aniversario de boda- Miembros de Oxfam protestan contra los biocombustibles ante la sede de la FAO, ayer en Roma encontrar un precio del petróleo que sea compatible con las necesidades de los países más pobres del mundo Lula no se mostró preocupado por la posible crítica que recibirá por el uso del etanol, que Brasil produce con caña de azúcar, y aseguró que defenderá el uso de carburantes de origen vegetal. En la cumbre intervendrá también el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien mantendrá un encuentro bilateral con Berlusconi, el japonés Yasuo Fukuda, la argentina Cristina Fernández de Kirchner, el boliviano Evo Morales, el dominicano Leonel Fernández, el nicaragüense Daniel Or- Ahmadineyad y Mugabe estarán presentes en una cita en la que Sarkozy prevé entrevistarse con líderes de medio mundo España se sumará hoy a quienes exigen una reflexión sobre los efectos de los biocombustibles LUIS AYLLÓN ENVIADO ESPECIAL ROMA. José Luis Rodríguez Zapatero abogará, durante su intervención hoy en la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria de la FAO en Roma, por abrir una reflexión serena sobre los efectos que el uso de los biocombustibles está teniendo o puede tener sobre el medio ambiente y la seguridad alimentaria. Así lo explicó la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, en vísperas de que el presidente del Gobierno viajara ayer a la capital italiana. Zapatero intervendrá hoy en la primera sesión de la cumbre para exponer sus ideas sobre la crisis alimentaria y, en concreto, sobre una de las actividades que ha podido influir en ella: la utilización de algunos productos agrícolas de uso común para elaborar combustibles, una actividad en la que son punteros países como Estados Unidos y Brasil. La propia FAO alude al emergente mercado de los biocombustibles como una de las causas del alza en el precio de los alimentos, y éste será uno de los puntos que el presidente abordará en su encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon. El Ejecutivo español cree que es necesario abrir un debate en el que se analicen los aspectos positivos y negativos que pueden tener los biocarburantes, para determinar si es oportuno seguir con esa política. Zapatero- -según explicó Pajín- -dejará claro que España quiere estar entre los países que encabecen la respuesta a la crisis alimentaria e insistirá en que se debe aumentar la ayuda a los países más afectados, entre ellas las subvenciones dirigidas al desarrollo agrario, pero haciéndolo de manera coordinada entre todos los donantes europeos. El jefe del Ejecutivo presentará una serie de propuestas, acompañadas de financiación concreta, y se mostrará favorable a los programas de transferencias en especie y tecnológicas y de subsidios temporales a los pequeños agricultores, así como a la necesidad de planes de nutrición infantil y de protección social a los más necesitados. Pajín recordó que España fue el primer país en responder al llamamiento del Programa Mundial de Alimentos (PAM) que reclamaba fondos para hacer frente a la crisis alimentaria. Indicó que nuestro país ha contribuido con 50 millones de euros a los fondos de la FAO y del PAM. Planes de nutrición infantil