Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 s 6 s 2008 MADRID 47 El arte de copiar Casi la mitad de los estudiantes admite que copia en los exámenes s La mayoría lo hace con recursos tradicionales, aunque los tecnológicos van ganando terreno. Los jóvenes buscan pinganillos los profesores, inhibidores ABC MADRID. Junio es para los estudiantes el fin de curso, el mes de la Selectividad, nervios, codos... y chuletas. Internet derrocha ingenio, experiencias, consejos y un mercado de venta y alquiler de pinganillos pequeños audífonos diseñados para escoltas y policías, a los que los estudiantes han buscado otro uso, informa Efe. Alumnos habilidosos incluso los fabrican y ofrecen en institutos. Su precio en la red oscila entre 600 y 1.000 euros. Y hay quien, avispado, rentabiliza la adquisición alquilándolo después: desde 45 euros. Algunas universidades, como la Autónoma de Madrid, disponen de inhibidores de frecuencia, dijeron a Efe fuentes de la institución. Otras no se lo plantean. Son auriculares inalámbricos, de apenas un centímetro, conectados a un teléfono móvil, que permiten hablar y recibir. Sólo se necesita un cómplice fuera que vaya soplando las respuestas, explica Antonio Durán, director de La Tienda del Espía, quien reconoce un incremento importante de clientes jóvenes en época de exámenes Pero también vienen profesores a pedir sistemas de inhibición continúa. Los primeros, entonces, buscan otras frecuencias para evitarlo. No preguntamos la utilización, lo evidente es que cada año los clientes son más jóvenes asegura Juan José Lorente, comercial de sosespias. com fabricante y distribuidor de pinganillos. Intuímos el uso De hecho se anuncia también como chuleta electrónica Entre los bachilleres es más común el MP 3 colocado en la manga o la espalda, con el cable del auricular camuflado en el pelo. Basta dar al play y al pause para escuchar el tema grabado, dice una estudiante. También las anotaciones en el móvil. A medio camino con la tecnología, está el bolígrafo de tinta invisible y luz ultravioleta, por siete euros. Una de las tiendas que lo comercializa vendió 200 en la última semana. O el bolígrafo chuleta, tres euros, de cuya carcasa sale un rollito de papel. Pero no se abandonan los métodos tradicionales. Un 44 de estudiantes admite haber utilizado chuletas en exámenes, y un 47 haber copiado Chuletas Un pinganillo que vende una tienda especializada en espionaje del compañero. Casi un 5 confiesa haberlo hecho más de diez veces. Un 4,29 había empleado aparatos y un 2,3 suplantado a un amigo. Pero internet está cambiando hasta esos efectos beneficiosos Las entradas en xule- EFE Un 44 de estudiantes admite haber utilizado chuletas en exámenes, y un 47 haber copiado del compañero tas. es con apuntes, chuletas para compartir y un programa para hacer las propias comprimidas, con subrayados y abreviaturas tipo SMS, se han doblado en el mes de mayo, con una media de 18.000 y hasta 20.000 visitas diarias.