Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL LUNES 2 s 6 s 2008 ABC Nissim Nisr Libanés liberado por Israel PAISANO DE NASRALA, AGENTE DE NASRALA No es un peso pesado de la resistencia, pero la milicia chií lo presenta como una nueva victoria contra Israel M. AYESTARÁN MADRID. Bazouryeh fue una fiesta. La pequeña localidad donde nació Hasán Nasrala, situada a escasos diez kilómetros de Tiro, recibió a su nuevo héroe tras el multitudinario acto organizado por Hizbolá, que contó con la participación del líder del Partido de Dios al sur del país, sheikh Nabil Kawouk, quien presentó la liberación como el cumplimiento de la promesa dada por Hasán Nasrala en el discurso del pasado lunes. Nissim Nisr no es considerado un peso pesado de la resistencia, pero, como en todos los intercambios que se han producido en los últimos años, la milicia chií lo presentó como una nueva victoria contra el enemigo israelí. La fiesta de ayer puede quedarse pequeña si en las próximas horas se confirma la liberación de Samir Kuntar, el preso de Hizbolá que más tiempo lleva en manos de Israel, treinta años. Nisr abandonó Líbano en 1982. Hijo de padre libanés musulmán y madre judía, salió del Líbano ocupado para instalarse con la familia de su madre en las cercanías de Tel Aviv. Obtuvo la ciudadanía israelí y, según la inteligencia del estado hebreo, desde entonces desarrolló tareas de espionaje para Hizbolá. Encarcelado en 2002, ha permanecido seis años entre rejas, y no fue incluido en el último intercambio de prisioneros que Israel y Hizbolá llevaron a cabo en 2004. Entonces, el Gobierno de Ariel Sharon liberó a cientos de prisioneros palestinos y libaneses a cambio de la puesta en libertad del empresario israelí secuestrado por Hizbolá, Elhanan Tannenbaum, y los restos mortales de tres soldados. Hacía un mes que Nisr había concluido su sentencia de seis años y las autoridades hebreas le mantenían bajo arresto en el centro penitenciario de Nitzan, en Ramala, para usarlo como moneda de cambio según declaró su abogada Smadar Ben- Natan. Finalmente, fue puesto en libertad y regresó al Líbano, a donde también ha traído a sus dos hijas. Nassim Nisr saludaba ayer a las personas que se reunieron en la ciudad libanesa de Bazouriyeh para celebrar su traslado AP Israel entrega a Hizbolá a un espía por soldados muertos en la guerra Nissim Nisr fue conducido tras cumplir una condena de seis años en suelo israelí por espiar para el Partido de Dios que espera la liberación de Samir Kuntar MIKEL AYESTARÁN MADRID. Una semana después del anuncio de Nasrala, la maquinaria de intercambio de presos y restos humanos entre Hizbolá e Israel ha dado los primeros resultados públicos. Nissim Nisr fue deportado al Líbano tras cumplir una condena de seis años en suelo israelí bajo la acusación de espiar para el Partido de Dios Un vehículo de la Cruz Roja Internacional llevó a este ciudadano de Israel, de origen judío y convertido al islam, hasta la frontera de Naquora donde le esperaba una comitiva de Hizbolá junto a su familia. Este mismo vehículo se llevó a Israel de vuelta una caja con restos de soldados muertos en la guerra de 2006 según anunció, Hajj Wafiq Safa, responsable de seguridad de Hizbolá que no quiso dar más detalles sobre el intercambio que ambos contendientes están negociando de forma secreta. Los procesos negociadores son siempre largos y, como ya ocurriera con el intercambio producido en 2004, la mediación ha vuelto a recaer en manos de Alemania, esta vez en la figura de Gerhard Konrad. Dado el primer paso, Hizbolá espera ahora la liberación de Samir Kuntar, el mítico prisionero de la resistencia chií que lleva 30 años en prisión tras cometer un atentado en Nahariyah y matar a cuatro personas. El propio Nasrala se refirió expresamente a que la liberación de Kuntar está próxima y se trataría sin duda de todo un espaldarazo a la moral de un Hizbolá cuya imagen pública sufrió un gran desgaste en la comunidad musulmana, especialmente la suní, tras la toma armada del Oeste de Beirut a comienzos de mayo. Junto a Kuntar podrían llegar otros cuatro militantes de la milicia chií y los restos de diez combatientes abatidos en la última guerra. En Israel aguardan a los soldados Eldad Regev y Ehud Goldwasser, capturados en julio de 2006 por Hizbolá. Esta captura se produjo en la frontera y fue la chispa que llevó a Israel a iniciar una guerra de 33 días contra el Partido de Dios que causó la muerte de 1200 libaneses y 160 israelíes. Finalmente, las tropas israelíes no consiguieron liberar a los suyos y tampoco acabaron con la milicia chií. Hizbolá calificó la retirada de victoria divina aunque el precio pagado por Líbano fuera enorme. ¿Vivos o muertos? Esta es la pregunta que se formula la opinión pública israelí. Algunos medios como el diario Yediot Aharonot aseguran que los dos soldados están muertos, extremo que Hizbolá nunca ha confirmado. El mutismo sobre el paradero y estado de los soldados es absoluto desde su captura. La entrega de los restos de soldados israelíes fue calificada por Israel de gesto unilateral de Hizbolá. Las autoridades hebreas no lo esperaban y siguen analizando el contenido de la caja para determinar su procedencia. Tras el anuncio realizado por Nasrala parece que la milicia chií quiere acelerar el proceso negociador y ha centrado toda su atención en la liberación de sus miembros cautivos en suelo israelí. Según los responsables del Partido de Dios presentes en la bienvenida de Nissir se trata de la victoria de la resistencia y del Líbano. La liberación de nuestros presos es una cuestión ética y humanitaria No está claro que el intercambio pueda producirse definitivamente ya que no es la primera vez en los últimos meses que suenan con fuerza los rumores de la operación. Finalmente será la coyuntura en la región la que marque el posible acuerdo. Las palabras de Nasrala y la entrega de restos de soldados por parte de Hizbolá son dos señales claras. Israel, por su parte, ha accedido a la deportación de Nissir en medio de las conversaciones de paz que está manteniendo con Siria, por lo que los analistas locales también lo ven como una declaración de buenas intenciones ante Hizbolá y Damasco. ¿Vivos o muertos? Negociación secreta La entrega de los restos de soldados israelíes fue calificada por Israel de gesto unilateral de Hizbolá