Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 s 6 s 2008 El mundo en alerta humanitaria INTERNACIONAL 35 UNA TORMENTA PERFECTA DE CONFLICTOS En 2050, la población mundial superará los 9.000 millones de personas. El alza en el precio de los alimentos y del petróleo, junto a la escasez de agua y de tierras cultivables, generará hambre, guerras y migraciones Alemania LA LISTA DEL HAMBRE En su informe preparatorio de la cumbre que arranca mañana en Roma, la FAO destaca una lista de 22 países particularmente vulnerables por sufrir una combinación de hambrunas crónicas- -con niveles de malnutrición superiores al 30 por ciento de la población- -y ser importadores netos de alimentos y petróleo, lo cual les expone de lleno a la crisis en curso. África concentra a 18 de estos países en alerta roja: Botsuana, Burundi, República Centroafricana, Comoros, Eritrea, Etiopía, Guinea- Bissau, Kenia, Liberia, Madagascar, Malaui, Mozambique, Níger, Ruanda, Sierra Leona, Tanzania, Zambia, Zimbabue. Haití en el Caribe, Camboya y Corea del Norte en Asia y Tayikistán entre los llamados países en transición completan la lista de los pacientes más graves a los que el mundo intentará dar respuesta en Roma. Canadá Reino Unido Marruecos Haití Mauritania Venezuela Camerún TURQUÍA EGIPTO Rusia México Al pasar el barril de crudo de 10 dólares en febrero de 1999 a más de 130 dólares en la actualidad, los precios del petróleo incrementan la probabilidad de conflictos en los países productores, como Rusia, Irán, Irak, Sudán, Arabia Saudí y Venezuela PAKISTÁN 1 Arabia Saudí ETIOPÍA 3 INDIA SUDÁN Bangladesh Camboya Filipinas Agua La escasez de agua dulce en el planeta radicalizará los conflictos ya existentes en Oriente Próximo 1 2 3 4 Río Nilo: Egipto, Sudán y Etiopía Río Tigris y Eúfrates: Turquía, Irak y Siria Río Indus: India y Pakistán Río Jordán: Líbano, Siria, Jordania, Israel y los territorios palestinos Australia Migración Argentina Alimentos Los precios agrícolas serán entre un 20 y un 80 por ciento más caros en la próxima década que en el periodo anterior 1998- 2007 22 países en crisis según la FAO Los países más desarrollados verán agravada la tensión migratoria. India, China y México serán los mayores exportadores de seres humanos, y EE. UU. Alemania, Canadá y Reino Unido los principales importadores La madre de todas las guerras La crisis alimentaria sin precedentes que atraviesa el planeta se suma a un panorama global de escasez de recursos, una situación que anuncia conflictos cada vez más graves de aquí a 2050, cuando la Humanidad alcance los 9.000 millones de habitantes POR IGNACIO ARANA ARAYA MADRID. Si el planeta sigue su curso hasta llegar a los 9.075 millones de habitantes de aquí al año 2050, como proyecta Naciones Unidas, es altamente probable que proliferen los problemas políticos derivados de un mundo cada vez más poblado con unos recursos cada vez más limitados. La escasez de agua y petróleo, el alza en los precios de los alimentos básicos y los crecientes movimientos migratorios causan ya conflictos que amenazan con intensificarse en el futuro próximo. El problema que ocupa la actualidad internacional son los alimentos. La escasez de reservas y el alza sin precedentes en los precios de los productos agrícolas- -los más altos de los últimos 50 años- -han llevado a la ONU y al Banco Mundial a activar una alerta mundial ante el tsunami silencioso del hambre en camino. Según el Fondo para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de la ONU, en los últimos nueve meses los precios de los alimentos básicos- -como el trigo, el arroz, el maíz y la soja- -crecieron un 45 de media. Una situación que ha creado fuertes protestas sociales en países tan distantes entre sí como Marruecos, Mauritania, Camerún, Argentina, México, Haití, Australia, Camboya, Filipinas y Bangladesh. El alza de precios de la comida agrava si cabe el hervidero del hambre en el mundo. Según la FAO, existen 820 millones de seres humanos crónicamente hambrientos. Asimismo, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) sostiene que mueren cada año 10 millones de personas por causas vinculadas al hambre. Ambos organismos han difundido informes dramáticos para solicitar donaciones urgentes por 1.575 millones de euros para paliar la crisis. Según el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, nada menos que la supervivencia de 2.000 millones de personas está amenazada, mientras que para el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, el mundo está ante un reto sin precedentes El principal problema al que se enfrentan las agencias humanitarias es que el desafío sólo puede ir en aumento, ya que el crecimiento demográfico previsto se concentra en las zonas más pobres del planeta. Los inciertos efectos del cambio climático, además, impiden predecir los contornos del futuro con exactitud. El último informe del Fondo de Población de la ONU (UNFPA, por sus siglas en inglés) revela que cada año se suman con sus lloros unos 76 millones de nuevos bebés- -de los cuales, 20 millones pesan al nacer menos de lo recomendado- Así, en sólo 42 años, el globo sumaría unas 2.500 millones de personas, el mismo número que poblaba el orbe en 1950. Según UNFPA, unos 2.800 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios. Se prevé que los 50 países más pobres triplicarán su población de aquí al 2050, haciendo que el 86,5 por ciento viva en el lado menos desarrollado del mundo. Según el experto estadounidense Michael Clareen, las guerras civiles en Sierra Leona, Angola y la República Democrática del Congo se han visto exacerbadas por disputas sobre los recursos minerales y forestales. Así, en el mundo se han eliminado casi la mitad de los bosques que existían originariamente, y tres cuartas partes de las existencias piscícolas se han agotado o excedido sus límites sostenibles. Pero son los codiciados hidrocarburos los que mayor relación tienen con la guerra. Según un artículo de Michael L. Ross, profesor de la Universidad de California Los Ángeles, publicado en el último número de Foreign Affairs los países productores de petróleo albergan un tercio de las guerras civiles en el mundo, frente a un quinto en 1992 La invasión de Irak por Estados Unidos; la presencia de Washington en países centroasiáticos ricos en gas y petróleo como Kazajastán, Kirguiztán y Uzbekistán; los conflictos en los nuevos productores como Sudán y Nigeria; y las tensiones estratégicas entre proveedores y consumidores de hidrocarburos (como entre Rusia y la Unión Europea, entre Chile y Argentina, o entre el Gobierno venezolano y distintas em- ABC P. Sánchez Fuentes: FAO, ONU, OIM, OCDE Petróleo Estados Unidos 2 Irak Irán 4 presas multinacionales) indican las relaciones peligrosas entre guerra y petróleo. Unos 1.400 millones de personas padecen escasez de agua, pero en 16 años podría afectar a entre 2.400 y 3.400 millones de personas, según la ONU. El agua es la causa de tensiones políticas entre Egipto, Sudán y Etiopía por el curso del Nilo. Asimismo, los ríos Tigris y Éufrates distribuyen cizaña además de agua potable entre Turquía, Irak y Siria, mientras que los afluentes del río Indus generan roces entre India y Pakistán. El río Jordán, en tanto, altera la relación entre Líbano, Siria, Jordania, Israel y los territorios palestinos. Migraciones masivas Reto sin precedentes El Fondo de Población de la ONU prevé que los 50 países más pobres triplicarán su población en los próximos 40 años El presidente del Banco Mundial cree que la supervivencia de 2.000 millones de personas está amenazada por el alza de los precios de los alimentos El agotamiento de recursos, al igual que la pobreza y la falta de oportunidades, es también un motor poderoso para las migraciones masivas. Los cálculos de la ONU estiman que las regiones más desarrolladas recibirán 2 millones de inmigrantes anuales de aquí al 2050, siendo EE. UU. Alemania, Canadá y Reino Unido los destinos principales, y China, India y México los mayores exportadores. La analista del World Policy Institute, Michelle Wucker, asegura que la migración desordenada puede causar pobreza, terrorismo, mortandad, violencia interétnica, problemas de contaminación y degradación de la naturaleza Más optimista, Joseph Chamie, ex director de la División de Población de la ONU, cree que el avance de las tecnologías permite desarrollar soluciones alternativas a esta creciente escasez de recursos.