Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Ante el Congreso del PP s El debate interno LUNES 2 s 6 s 2008 ABC Los días ajetreados han pasado Rajoy afronta las tres semanas escasas que restan hasta el congreso del PP apoyado en un reducido equipo que sustituye a los órganos del día a día s Y Acebes va todos los días al despacho, aunque prefiere mantenerse al margen del discurso político POR CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Jueves 29 por la mañana. Mariano Rajoy prepara en su despacho de la planta séptima de la sede nacional del partido el discurso que va a pronunciar al día siguiente en Barcelona ante el Círculo de Economía, que celebra su cincuenta aniversario. Está asistido por Álvaro Nadal, mano derecha del ex ministro Cristóbal Montoro, nuevo portavoz del PP en la comisión de Economía del Congreso. Además, ese mismo día Rajoy acude a una cena que ha organizado el Círculo a la que acuden Sus Majestades los Reyes. Antes se ha reunido con el secretario de Libertades, Justicia e Interior, Ignacio Astarloa, para estudiar la reacción del partido ante el enésimo desafío del lendakari, Juan José Ibarretxe. Acuerdan los términos de un comunicado que llega sobre la una y media de la tarde por correo electrónico a los periodistas que cubren el PP. Hemos conocido el proyecto de ley que ayer nos anunció el señor Ibarretxe. Yo quiero anunciar que si ese proyecto de ley es aprobado en el próximo mes de junio, el Partido Popular, a través de 50 diputados, interpondrá recurso ante el Tribunal Constitucional y pedirá la suspensión del acuerdo dice, entre otras cosas, el comunicado. Además, buena parte del equipo de Organización (Sebastián González, José Antonio Bermúdez de Castro y Alfonso Serrano, entre otros) junto con gente de las áreas de gerencia, informática y prensa se ha desplazado a Valencia para supervisar los trabajos del XVI congreso nacional. En fin, la actividad normal señalan fuentes de Génova, pero no es exacto. Tras la pérdida de las elecciones el 9 de marzo, la dirección del partido vive una situación de interinidad- -de desnortamiento, según algunos- que alcanza su máxima expresión en el divorcio protagonizado por el todavía, al menos formalmente, secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga. Y es que desde esa fecha fatídica para los populares, el 9- M, Mariano Rajoy ha cambiado muchas cosas en el PP. Por lo pronto, desaparecieron aquellos históricos maitines que se inventó el patrón Manuel Fraga, y heredaron, con variaciones en su composición, primero José María Aznar y, después, Mariano Rajoy. Tampoco existe un órgano para el gobierno diario del partido. El comité de dirección murió por desistimiento, porque ahora el núcleo de poder de Génova, el círculo más estrecho, lo forman unos pocos escogidos por el líder. Jorge Moragas, Esteban González Pons, José María Lasalle y Carmen Martínez Castro constituyen la nueva guardia pretoriana de Rajoy en la sede nacional del partido. Desde el Congreso de los Diputados, el punto de apoyo del líder popular es Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del Grupo Popular en la Cámara Baja. En el Senado cuenta con Pío García Escudero, quienes muchos ven, muy a su pesar, como el perfecto secretario general. Rajoy, con Saénz de Santamaría, Juan Vicente Herrera y otros líderes regionales en Valladolid do, y la reunión de la ejecutiva popular de hoy. A los nombres antes citados se unen los de los barones regionales Francisco Camps y Javier Arenas, muy activos en la captación de apoyos para su jefe de filas y que también desarrollan tareas de mediación en las convulsas aguas populares, sobre todo a raíz del portazo de la parlamentaria vasca María San Gil y con el objeto de evitar nuevas deserciones. Precisamente uno de los puntos fuertes de la candidatura de Mariano Rajioy lo constituye el fortísimo respaldo territorial de que dispone, lo que ha provocado, en contrapartida, que Génova haya pasado de ser el núcleo dominante del PP a repartir con las baronías cuotas de poder. No son los únicos nombres visibles del entorno de Rajoy, aunque en algunos casos otras personas que han conformado sus equipos a lo largo de muchos años, como Ana Pastor o Jorge Fernández Díaz, están ahora en un plano más difuso debido a sus nuevas responsabilidades en el Congreso de los Diputados. Este sería también el caso del que fuera su jefe de Gabinete, Francisco Villar, actual gerente del Grupo Popular. Otro dirigente popular al que no se puede perder de vista es Federico Trillo, que en su calidad de presidente del comité de derechos y garantías no ha dudado en dar algunos toques de atención a compañeros del partido, lo que le ha llevado a provocar incluso enfrentamientos con miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que fueron los más díscolos al principio del proceso precongresual. Además, Trillo tiene un enorme ascendente sobre Soraya Saénz de Santamaría, hasta el punto de que llegó a transferirle a su jefa de Gabinete. Este nuevo PP de tránsito lo conforman también los secretarios de Organización, Juan Carlos Vera; de Libertades y Justicia, Gonzalo Robles; de política municipal, Juan Manuel Moreno, o de Comunicación, Rafael Rodríguez Ponga, sin olvidar a José Luis Ayllón, secretario general del Grupo. Arse- EFE nio Fernández de Mesa es otro en quien se apoya Rajoy, así como Miguel Arias Cañete. ¿Y Pedro Arriola? Arriola habla con el jefe admiten las fuentes consultadas. El sociólogo de cabecera parece mantener intactas sus criticadas influencias. Quien ha optado voluntariamente por permanecer en un segundo plano y asumir, como mucho, tareas logísticas y técnicas, de funcionamiento, es el secretario general, Ángel Acebes, quien acude a su despacho puntualmente pero no participa en cuestiones de mensaje ni de estrategia política. El nuevo equipo de Rajoy afronta con optimismo el futuro inmediato. No puedes empezar con María San Gil y seguir con Alejandro Ballestero dicen con sorna respecto al movimiento de los críticos. Tras apuntar que hay quien pretende celebrar el congreso por anticipado defienden que Rajoy está cada vez más sólido en su posición, más potente, con más apoyos y discurso Los días ajetreados han pasado sentencian con el convencimiento de que la posibilidad de que haya una lista alternativa va perdiendo fuelle. Discreción de Acebes Diseño de campaña Preparación del congreso A la pregunta de quién marca la línea política, las distintas fuentes consultadas por ABC no dudan en señalar casi en exclusiva al presidente del partido. Otra cosa es quién le arma los discursos (Lasalle) o quiénes esbozan la estrategia a seguir (Moragas, Pons y Martínez Castro) Así, aseguran que la sucesión de convocatorias y de mensajes no es casual y todo forma parte de un diseño previo, desde el discurso ante universitarios en Icade, pasando por el acto con alcaldes de ciudades de más de 50.000 habitantes, la reunión con Nuevas Generaciones o la cena organizada por el PP de Madrid con la presencia de Esperanza Aguirre. Los siguientes hitos lo constituyen el acto de Valladolid, celebrado el sába- Arenas y Camps, muy respetados en el PP, se han desplegado para evitar nuevas deserciones