Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN LUNES 2 s 6 s 2008 ABC POSTALES TC: LO MEJOR, SUPRIMIRLO Tribunal Supremo, o a la inversa, lo que nos trae la O mejor que podemos hacer con el Tribunal chusca imagen de dos coches de la policía poniénConstitucional es suprimirlo. Por superfluo, dose multas mutuamente por infracciones de tráfipor inútil y por incordiante. Superfluo, al haco. Y no quiero imaginarle si, en su afán de copiar ber ya un Tribunal Supremo que decide en última todo lo que corresponde a la administración ceninstancia las causas juzgadas por tribunales infetral, las administraciones autonómicas se riores. ¿Y aquéllas que afectan a la Constitudeciden a crear sus propios tribunales consción? preguntará alguno de ustedes. Mi restitucionales. Sólo nos faltaría eso para que puesta es que, en democracia, cualquier la justicia española se convirtiese en una asunto, administrativo, mercantil o crimiverdadera casa de locos. nal, es en el fondo un asunto legal. Y para deUna democracia puede funcionar perfeccidir qué es legal y qué es ilegal, basta y sotamente sin Tribunal Constitucional, como bra con una Corte Suprema. Inútil porque, demuestra el caso norteamericano, donde como se ha demostrado desde que funciona, JOSÉ MARÍA la Corte Suprema tiene la última palabra sonuestro Tribunal Constitucional crea más CARRASCAL bre cualquier tipo de recurso. Naturalmenproblemas que soluciona. No me estoy refite, requisito para ello es que este tribunal riendo a las diligencias sobre su presidenta goce de absoluta independencia tanto del poder ejede las que ayer informaba ABC, sino a las incontacutivo como del legislativo, cosa que se consigue bles polémicas que lleva generadas. Por último, incon el nombramiento a perpetuidad de sus magiscordiante, por no estar bien definido su espacio, lo trados. Algo que no ocurre en España, donde su que le lleva a emitir sentencias opuestas a las del L temporalidad les hace infinitamente más vulnerables a las presiones políticas. Fue el pecado original de nuestra democracia. Quisimos ir tan lejos de aquel antipartidismo visceral del franquismo, que creamos una partitocracia, una dictadora de los partidos. Estábamos tan hartos del poder en unas solas manos que creamos controles dentro de los controladores, hasta el punto de paralizarse a sí mismos. Como ocurre ya en la justicia, que empieza a no serlo por aquella vieja máxima de que justicia diferida no es justicia democrática Repito, lo mejor que podemos hacer con el Tribunal Constitucional es suprimirlo. Lo digo sabiendo que, desgraciadamente, no va a ocurrir. Hay demasiados intereses por medio para que se tome una medida tan higiénica. Y no me refiero sólo a los intereses particulares de los jueces- -que en este caso se amplía a los juristas de reconocido prestigio que son nombrados para dicho tribunal- sino a los verdaderos dueños del cotarro, los partidos políticos, que no renunciarán nunca a lo que ya consideran su feudo. Así que dispónganse a recibir más noticias malas que buenas del Constitucional. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. lencio y otros, de repente y con titulares. Samuel Escámez Adrover Huesca Maletas y aeropuertos Quienes viajamos con frecuencia tenemos que lamentar pérdidas de maletas que superan cualquier estadística aceptable. Muchas veces se trata de descuidos de los empleados, pero se espera más de la profesionalidad de las compañías y del seguimiento serio de estas incidencias. Recientemente he viajado desde Madrid a Barcelona, donde debía embarcar en un crucero, y he tardado diez días en recuperar mi única maleta, después de concluir el viaje y de múltiples gestiones con gasto de tiempo. Tuve que adquirir lo más indispensable y aún así salí perjudicado, pues de los 555 euros que gasté, y después de presentar las facturas a la compañía, me responden que sólo pueden abonarme la ridícula cantidad de 50 euros. ¿Dónde están los derechos de los pasajeros, el contrato de viaje y la sensibilidad de la compañia? Juan José Ramos Correo electrónico Un mínimo de sensibilidad En muchos años no había presenciado una situación como la que está atravesando la pesca en España hoy. Uno de los sectores más relevantes en nuestra economía, por consumo interno y por la exportación de pescado, que tras Japón, es uno de los mayores productores. Los trabajadores del sector pesquero tiene fama por su laboriosidad, las durísimas condiciones en las que tienen que faenar, y porque son trabajadores tranquilos y pacientes. El Gobierno, con esta situación tan pasiva, con la insensibilidad que está mostrando ante la crisis que tenemos encima, está exasperando los ánimos de propios y extraños, que ven cómo su medio de vida, el motivo de su sustento y el de sus familias, es profundamente incomprendido por quienes tienen la llave de la gobernabilidad de nuestro país. Zapatero, Solbes y la ministra de Agricultura, deberían mostrar en esta cuestión un mínimo de sensibilidad por las dificultades que está atravesando un sector tan vital en nuestra economía. Paloma del Valle Correo electrónico mueren a causa del tabaquismo lo hacen en silencio, en su casa o en un hospital; si tuviésemos que recoger sus cadáveres de las calles, 164 cada día, sería un verdadero trauma para la sociedad. Los accidentes de tráfico causan 3.000 ó 4.000 mil muertos al año. Se detiene a conductores que han tomado un par de jarras de cerveza o van a 200 por la autopista. Soy fumador pasivo y le pido a las autoridades que sean tan contundentes con los infractores de la Ley del Tabaco como lo son con los de Tráfico, que se dé semanalmente la cifra de muertos por tabaquismo, que se detenga a los que fuman en los lugares prohibidos y se les apliquen las mismas multas que a los conductores, porque ambos nos matan, unos poco a poco y en si- ¿Para cuándo compartir? Creo que puede ser tan insustancial como innecesaria el dar cancha a la polémica generada entre determinados grandes cocineros, -autoconsiderados artistas desde su egocentrismo- sobre sus métodos de cocinar los alimentos y sus abusivos precios que luego clavan a sus usuarios. Y puede resultar casi inmoral esa publicidad gratuita, si tenemos en cuenta que mientras ellos actúan muchas veces como semidioses montados en el dólar desde sus platos de diseño, nos olvidamos y no recordamos que en más de medio mundo, millones de personas en países como Birmania, Niger... y tantísimos otros, no saben lo que es ni siquiera poder tener los alimentos básicos para sobrevivir. ¿Para cuándo el meditar lo que significa realmente compartir... Pilar González Madrid to, se reduce su presencia a Ciencias Sociales. En este momento, en el que se está estudiando la configuración del futuro bachillerato y de la opcionalidad en la ESO en las distintas comunidades autónomas, sería justo que las autoridades educativas respectivas corrigieran esta anómala situación. Antonio López Villamuelas Valencia EpC: ¿quién debe cumplir las leyes? Al acceder a determinados cargos públicos, los aspirantes juran o prometen cumplir las leyes. Sin embargo, Chaves no está de acuerdo con la sentencia del TSJA y no la acata. ¿Es la ley de obligado cumplimiento sólo para los ciudadanos de a pie? La Constitución prevé que en determinados casos una persona se puede acoger a la objeción de conciencia, pues entiende que no se puede actuar contra ella. Sin embargo, la ministra Cabrera desoyendo una ley superior, la Carta Magna, afirma que quien se acoja a la objeción en la asignatura de Educación para la ciudadanía suspenderá. Todo esto me hace sospechar y desconfiar de un Gobierno que, prometiéndose el más tolerante, no es capaz de respetar lo más básico para una persona como es seguir su propia conciencia. Siendo además una cuestión que no daña a nadie. Además de que, por supuesto, no es competencia del Estado el formar conciencias. Únicamente los gobiernos totalitarios, recordamos a la URSS o Cuba, han actuado de esta manera. Margarita Durà Corredor Tarragona Economía, asignatura pendiente La importancia que los estudios de Economía y Empresa tienen hoy en día en la Universidad, donde están presentes en multitud de carreras, o en los medios de comunicación, a través de prensa y televisión especializada, no se corresponde con una presencia similar en la enseñanza secundaria, pues no existe como asignatura en toda la ESO y, en el bachillera- La muerte silenciosa Acabo de ver las estadísticas de las víctimas del tabaquismo, 60.000 muertes al año, 6.000 de ellas son fumadores pasivos. El problema es que los que