Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 GENTE DOMINGO 1 s 6 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) por su posible implicación en un caso de asesinato por encargo (actualmente se encuentra detenido) supuestamente y según recogió Interviú (esta semana han emitido en varios programas de televisión las copias de esas transcripciones que hizo la Guardia Civil) Obregón no sólo le pide a Sánchez que den una paliza a Cantizano sino que le indica que sean los Miami (banda ahora en declive, pero que tuvo mucha actividad en los 90) los que se encarguen del cometido. Y ahí se acabó el juego para Ana. Esta vez el escándalo no era por un amor, por un quítame un papel o dame una serie. Esta vez las cosas no eran como para hacer bromas. Desde que apareció su nombre en esta historia su vida se convirtió en un auténtico calvario como ella misma reconocía en estas páginas el pasado jueves. A través de su abogado ha mandado dos comunicados: uno para anunciar que todo es una calumnia y que tomará medidas legales contra quien la acuse, y otro para puntualizar que no está imputada en ningún delito ni su nombre figura en la investigación. El único que ha callado hasta la fecha ha sido Jaime Cantizano, que ahora tendrá que decidir si demanda a la actriz. Se sabe que sus abogados han contactado con el juzgado número 4, que se encarga del caso, con el fin de estudiar las posibles medidas legales que pudieran tomar. Hasta ahora éstos eran los protagonistas de la historia. Pero ABC desvelaba ayer en exclusiva que el Tribunal Supremo estudia la actuación, nada más y nada menos, que de la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, que también ha sido grabada en la misma investigación. Parece ser que Casas mantuvo una conversación telefónica con una abogada sobre la forma de presentar un recurso sobre un asunto familiar. Hasta ahí todo normal, si no fuera porque esa letrada ahora está en prisión, acusada de encargar presuntamente la muerte de su marido. Asesinato que es el hilo conductor de todo este entramado y por el que el guardaespaldas de Obregón, Eloy Sánchez Barba, se encuentra en la cárcel. Un giro inesperado que hace que el escándalo salte de la prensa del corazón al mismísimo corazón del Estado. Visto lo visto, la tormenta levantada por esta truculenta historia está lejos de amainar. Pero, pase lo que pase, de lo que no cabe ninguna duda es que este año está siendo el peor en la vida de la actriz. Todo un papelón es el que tiene encima Anita la fantástica. Amy Winehouse, sin cuerpo y sin alma Pese a la expectación, ofreció una deplorable actuación en el Rock in Rio Lisboa BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. Sin voz, sin cuerpo y sin alma. Amy Winehouse actuó la noche del viernes en el escenario de Rock in Rio Lisboa ante 90.000 personas, en el que fuera su debut en Portugal, y lo hizo afónica y bajo los efectos de alcohol. Con una copa en la mano, la cantante británica comenzó su actuación con cuarenta minutos de retraso y no duró ni una hora subida al escenario. Amy pidió disculpas por su afonía y reconoció que debía haber cancelado el concierto, pero se mostró emocionada al estar ante tanto público. Desde hace semanas se dudaba si la cantante cumpliría con su compromiso o cancelaría en el último momento, como ha sido habitual en ella en los últimos meses. Se agotaron las entradas en el primer día del festival, también para ver a Ivette Zangalo y a Lenny Kravitz, que dentro de un mes se celebrará en Madrid y en el que igualmente se espera la actuación de la polémica diva del pop. Era el primer concierto de Amy tras un periodo de rehabilitación de las drogas y se pudo comprobar que su retiro no ha servido para mucho. Se olvidó de las letras, improvisó, bailó e intentó tocar la guitarra. Pero las fuerzas le fallaban y casi se cayó. Al interpretar Love is a losing game se le saltaron las lágrimas y Amy, que llevaba en el pelo un corazón con el nombre de su esposo, no soltó la copa en el escenario anunció que su marido, ahora en prisión, regresará pronto a casa. En su aparatoso peinado no faltó un gancho en forma de corazón con el nombre de su esposo, Blake en el interior. Vestida, como es habitual, estilo años 60, en el cuello se le podía ver un gran hematoma y llevaba la mano derecha vendada, lo que le impedía coger el micrófono. A pesar de todo, su presencia supuso todo un éxito para el festival, que ya celebra su tercera edición en la capital lusa. Muchos de los presentes acudieron para escuchar en directo a la cantante inglesa pero no siempre reaccionaron ante su repertorio. AP Un giro inesperado Su deplorable estado desconcertó a muchos, aunque hubo ocasión de bailar con sus conocidos éxitos Back to Black Tears dry on their own o Rehab Los músicos que le acompañaban en el escenario sí dieron la talla e interpretaron fuera de lo previsto el tema A message to you Rudy Lord Snowdon, esposo de la princesa Margarita, tuvo una hija secreta LONDRES. Anthony Armstrong- Jones, Lord Snowdon, tuvo una hija, fruto de una relación secreta, poco después de casarse con la princesa Margarita, hermana de Isabel II, según revela una nueva biografía sobre el fotógrafo, recogida por Efe. La escritora Anne de Courcy señala en su libro Snowdon: The Biography que unas pruebas de ADN confirmaron hace cuatro años que Polly Fry es la hija ilegítima del fotógrafo. Fry nació el 28 de mayo de 1960, mientras Snowdon y Margarita estaban en la tercera semana de su luna de miel, según De Courcy. Durante cuarenta y cuatro años, Polly Fry consideró a Jeremy Fry y Camilla Grinling sus padres, pero al cumplir los 18 años empezó a escuchar cotilleos de que Snowdon era en realidad su padre, por lo que en 2004 decidió saber de una vez por todas la verdad. Así, la mujer le pidió a Snowdon durante un almuerzo que celebraron juntos si no le importaba someterse a una prueba de ADN. ¿Podríamos hacernos una prueba de ADN para resolver las cosas de una manera u otra? le dijo Polly Fry al fotógrafo, según la biografía, de la que se hacía eco ayer el diario británico The Daily Telegraph Pese a una primera negativa de Snowdon, ambos aportaron muestras de la saliva que confirmaron que él era efectivamente el padre. Margarita y su esposo, el día de su boda, el 6 de mayo 1960 AP