Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 s 6 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 89 Posiblemente, la mejor banda de la historia del metal Metallica cerró ayer el festival Getafe Electric, cuyas dos jornadas han sido un absoluto éxito de público IGNACIO SERRANO RUIZ MADRID. A menuda altura dejaron el listón los dos grupos que cerraron la primera jornada del Getafe Electric Festival el viernes. Rage Against the Machine salieron al escenario disfrazados de presos de Guantánamo, y dieron un espectáculo apabullante, de reivindicación de sus ideas pero, sobre todo, de su valía y su nombre, uno de los más brillantes del rock duro de los últimos veinte años. Llevaban siete sin juntarse, y el viernes lo celebraron a lo grande, con 40.000 personas entregadísimas, botando y gritando sus combativas letras sin cesar. Después, Queens of the Stone Age nos dejaron atónitos, sin palabras, con un show de dos horas en el que más de un músico debió autojubilarse al ver semejante trance de guitarras sobre el escenario. Tanta calidad y arrojo debió de ser como una dura lección para los amateurs que allí había. A los cabezas de cartel de ayer, sin embargo, todo esto no les preocupaba en absoluto. Como para sentir presión, siendo la banda- -posiblemente- -más grande de la historia del rock. Basta con mencionar su nombre, Metallica, para que el suelo tiemble. Antes de subir al escenario, Kirk Hammet (guitarrista) y Lars Ulrich (baterista) dedicaron unos minutos a ABC, y aseguraron que la cita de hoy- -por ayer- -es tan especial como todas las anteriores en España. Se parece tanto que incluso está lloviendo a mares, como siempre que venimos Los estadounidenses no traen nada nuevo bajo el brazo, pero anunciaron que pronto se publicará su nuevo disco, producido por Rick Rubin. Nos gustó mucho su trabajo con Slipknot, y sentimos la necesidad de romper con Bob Rock, porque ya llevábamos veinte años con él y hay que cambiar. Además, así mantendremos mejor nuestra amistad con él bromea Ulrich. Su compañero, menos hablador, recuerda lo más novedoso del disco: Lo presentaremos acompañado de un proyecto digital muy potente, que permitirá tener acceso a un montón de material a todo aquel que se registre. Se llama MissionMetallica. com El Getafe Electric, como la mayoría de festivales, llena las letras grandes del cartel con bandas nacidas antes de los noventa. No hay un relevo generacional, no hay demasiadas nuevas bandas que sean totalmente rompedoras. Y esto no só- The Sonics y el peso del tiempo Los norteamericanos protagonizaron el viernes una anecdótica resurrección en un Primavera Sound, que brilló gracias a las actuaciones de Cat Power y Devo DAVID MORÁN BARCELONA. Si las colas pueden interpretarse como sinónimo de éxito, el Primavera Sound empezó el sábado a fraguar el éxito de su edición 2008 gracias al apelotonamiento humano que, a las puertas del Auditori del Fòrum, guardaba tanda para acceder a la segunda actuación de Portsihead. Sólo 3.000 personas pudieron comprobar de primera mano cómo los británicos calcaban el show que habían ejecutado la noche anterior, por lo que el resto tuvo que conformarse con el anecdótico regreso de The Sonics. Con el fuelle bajo mínimos y un Gerry Roslie a rebufo del resto de la banda, los estadounidenses solventaron su debut en España con un tibio y desapasionado jukebox, que vino a recordar que no todas las reapariciones son necesarias. De hecho, mejor pensar que aquellos no eran los Sonics, sino unos cualquier del blues maltratados por la edad e incapaces de arrancarle algo de vida a clásicos como Pshycho y Strichnyne Nada que ver con Devo, quienes, a pesar del paso tiempo, conservan aún la frescura suficiente como para subirse a un escenario enfundados en sus monos amarillos y sacar punta a irreverentes himnos como Whip It Mongoloid o su desestructurada versión de Satisfaction El festival, que anoche echó el cierre con las actuaciones de Rufus Wainwright y Animal Collective, vivió el sábado uno de sus momentos álgidos cuando Cat Power empezó a deshilachar la madeja del blues y el soul acompañada por la exquisita Dirty Delta Blues. Felina e hipnótica, la norteamericana alternó piezas de The Greatest las versiones de Jukebox y, de New York a Angelitos negros exhibió su capacidad para amoldarse a infinidad de pellejos diferentes. Abrieron la tarde los oscarizados The Swell Season, espléndidos en su papel de nuevos tímidos del folk y prólogo ideal para las lecciones de clase de Nick Lowe y Bill Callahan. Más juguetones, Bishop Allen afilaron sus estribillos adhesivos y The Go! Team y The Rumble Strips reforzaron el carácter lúdico de la cita con un maratón de himnos de pop y soul que mandó a más de uno a la cama con una gran sonrisa. James Hetfield ABC lo ocurre en el heavy metal, también en el jazz, el blues y casi todos los géneros dice Ulrich. Ellos, por su parte, aseguran sentirse igual de fuertes que hace veinte años. La única diferencia- -asegura Ulrich- -es que ahora, el quiropráctico y el masajista son las personas más importantes de la gira (risas) Por lo demás, nuestros conciertos son igual de heavies Y tanto. Cualquiera que viese ayer a 50.000 personas coreando Master of Puppets pensaría que, o bien aquello era una secta, o bien que el metal, definitivamente, nunca morirá. O ambas cosas, porque hay fanatismos de lo más sanos. Más información sobre el grupo: http: www. metallica. com Más información sobre el festival: http: www. primaverasound. com