Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 s 6 s 2008 El sumario de la mafia policial de Coslada MADRID 65 Placaje a El Horreo Ginés Jiménez controló sin tregua a un local que no acababa de conseguir la licencia de apertura. A usted le interesa llevarse bien con su policía porque va a estar aquí mucho tiempo mensaje del sheriff al propietario del establecimiento POR M. I. SERRANO MADRID. No se eche usted un pulso de fuerza con nosotros porque lo va a perder y además, pues oye A usted le interesa llevarse bien con su policía porque va a estar aquí mucho tiempo y no le interesa abrir con mal pie Esta es parte de la conversación que Ginés Jiménez mantiene con uno de sus subordinados el pasado 19 de marzo, hacia el mediodía. Lo que el sheriff está transmitiendo al agente municipal es una orden explícita al propietario de El Horreo un local que quiere abrir pero que no termina de obtener las licencias correspondientes. La situación de este establecimiento parece obsesionar a Ginés Jiménez. No lo deja ni a sol ni a sombra. El sumario del caso Coslada da fe de ello y dedica al tema varias páginas. El antiguo jefe de Policía Local de Coslada llega, incluso, a ordenar a sus agentes que adviertan a la propiedad de El Horreo que se les podría acusar de desobediencia a la Autoridad, al Alcalde, a la Autoridad del concejal de Urbanismo y a los agentes de la Autoridad, que somos nosotros... El 18 de marzo, pocos minutos antes de las diez de la noche, Ginés están dando instrucciones telefónicas a uno de sus agentes. Su función para el día siguiente será indicar a un patrulla, de los espabilados que estén pendientes de eso Y eso era la intención de abrir el local, que no estaba resultando fácil y que, al parecer, ya había tenido una multa de cuatro mil euros por parte del Escoge a un espabilado departamento de Urbanismo. El 19 de marzo, a las doce y veinte minutos de la mañana, Ginés es informado que el local estaba cerrado. El placaje es constante. Ginés ordena que se patrulle el local a todas horas y que le tengan informado. Anima a sus agentes a que, si es necesario, adviertan a los de El Horreo que puede ir usted para adelante detenido A las diez de la noche de ese mismo día, Ginés recibe una llamada de José, compañero de Policía Municipal, que le da novedades del local. José indica que El Horreo no ha abierto. Ginés afirma que hay que estar pendientes para que no abra y, de paso, ordena que durante el turno de noche estén igualmente pendientes. Ambos- -Ginés y José- -siguen comentando que El Horreo carece de licencias. Concluyen en estar pendientes de la evolución de los acontecimiento El 20 de marzo, a las tres de la tarde, el cabo se servicio informa a Ginés que El Horreo abrió y que Ríos lo cerró pero sin levantar acta El sheriff enfadado, pregunta por Ríos. Le dicen que ya no está El sumario indica que, tras blasfemar, Ginés dispone entonces que se le consulte sobre todos los asuntos que lleva él Enfado y blasfemias Folio del sumario que refleja el interés de Ginés por El Horreo