Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA DOMINGO 1 s 6 s 2008 ABC Cataluña no excluye futuros trasvases pese a salir de la crisis La Generalitat podría derogar el Decreto de Sequía antes de que el Gobierno deje sin efecto, el viernes, el que permite el trasvase M. J. F. BARCELONA. El cuarto fin de semana consecutivo de lluvia encuentra los pantanos catalanes al 49,19 por ciento y, según las previsiones, los dejará a alrededor del 60 por ciento y en puertas de nuevas precipitaciones. Pese a ello, la posibilidad de futuros trasvases queda encima de la mesa, ya que el déficit hídrico es estructural. Las exiguas reservas que llevaron al Gobierno a aprobar el Real Decreto que permite trasvasar agua del Ebro a Barcelona- -hace un mes y medio los pantanos estaban al 21 por ciento de su capacidad- han ido aumentando en las últimas semanas día a día hasta llegar al 50 por ciento. Se han superado, pues, dos barreras algo más que psicológicas. El 20 por ciento suponía entrar en situación de emergencia con restricciones domésticas, algo que ha intentado evitarse con diversas medidas, las últimas el transporte de agua en barcos y la concesión del trasvase. El 50 por ciento comportaba abandonar el estado de excepcionalidad en que está el sistema Ter- Llobregat, el que abastace al área metropolitana barcelonesa, en base al Decreto de Sequía que la Generalitat aprobó el 3 de abril de 2007 y que marca las restricciones según las tres fases que contempla. La zona sigue en excepcionalidad 2 y, entre otras cosas, está prohibido llenar piscinas o regar jardines con agua potable. Ese decreto se modificó el pasado 15 de mayo para eliminar el automatismo con que se pasaba de una fase a otra en función del nivel de los pantanos. El agua embalsada es ahora sólo uno de los requisitos para ajustar al alza o a la baja las prohibiciones, y el cambio de fase lo decide la Generalitat. Pasada la crisis hídrica, gracias sobre todo al mayo más lluvioso de los últimos 25 años, la Generalitat derogará previsiblemente esta semana su decreto, antes de que el Gobierno haga lo propio el viernes con el que dio luz verde al trasvase. División en el tripartito La solución del grave problema de la sequía ha dividido al tripartito catalán. PSC, ICV y ERC han hecho verdaderas acrobacias doctrinales y lingüísticas para esquivar incluso la palabra trasvase. Con la paralización de éste, partidos, en especial ERC e ICV y entida, des ciudadanas contrarias se sienten aliviados. Pero no todos parecen dispuestos a que lo vivido en estos meses caiga en saco roto. PPC, CiU y asociaciones profesionales y empresariales continúan abogando por los trasvases u otras formas de interconexión de cuencas. Cómo se hacen éstas es la nueva polémica que ya ha aparecido en el horizonte. Campanario de la iglesia de San Román, en el pantano de Sau EFE