Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 SALUD SÁBADO 31 s 5 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) NUTRICIÓN a distancia. Desde el pasado mes de marzo se han implantado 20 marcapasos que evitan a los pacientes acudir al hospital para controles rutinarios. Sus médicos los vigilan diariamente, prácticamente desde cualquier lugar del mundo. El paciente sólo debe tener operativo un cardio- emisor en su casa, un aparato externo inalámbrico del tamaño de un DVD portátil que transmite los datos a una base de datos común a toda Europa. Allí se procesa la información y se envía al médico a través de una web segura. El cardiólogo recibe un informe con los datos del ritmo cardiaco, terapias aplicadas y presencia de arritmias, e información sobre el dispositivo. Nuestros pacientes están encantados y nosotros podemos dedicarnos más a otros enfermos de difícil manejo que necesitan un mayor control señala Jorge Silvestre, responsable de la unidad de marcapasos de La Paz. Dentro de un año y medio confía en que el cien por cien de los marcapasos que se implanten permitan el control a distancia. Si hay un candidato a estas experiencias, es sin duda el enfermo crónico. Las experiencias que se están poniendo en marcha mejorarán la vida de muchas personas con diabetes, hipertensión, VIH positivos o con problemas de coagulación. Pensando en ellos trabaja la Unidad de Investigación en Telemedicina y e- Salud del Instituto de Salud Carlos III, que desarrolla proyectos que mejoran la relación médico- paciente con la ayuda de la telemedicina. Los programas piloto en marcha permiten a estos enfermos enviar sus datos (tensión arterial, peso, anticoagulación oral, glucosa... una vez por semana a una base de datos situada en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Los datos introducidos por los pacientes se convierten en curvas de evolución a las que accede su médico desde su ordenador. Después, el médico sólo debe enviar un mensaje al móvil de Dispositivos que permiten a los mayores vivir solos La generación que ha incorporado a sus vidas el iPod y la BlackBerry aún no se ha percatado de que existen soluciones tecnológicas con las que pueden mejorar el cuidado a sus padres. En Estados Unidos algunas compañías han empezado a instalar sistemas de monitorización remota que permiten a los hijos vigilar y cuidar a sus mayores sin que éstos pierdan independencia. La clave está en unos sensores- -sin cámara para mantener la privacidad- -que se ajustan a la pared y registran cualquier cambio de rutina que podría advertir de un accidente o una dolencia. Desde un ordenador, se puede comprobar si se han levantado de la cama o han tomado su medicación aunque estén a kilómetros de distancia. También ofrecen la posibilidad de enviar los últimos datos de tensión arterial, peso o frecuencia respiratoria. El sistema envía un informe vía internet cada mañana. Es la apuesta para una población cada vez más envejecida. Una dieta sana y equilibrada durante todo el año es el único remedio para el sobrepeso ABC El futuro de enfermos crónicos Una de cada tres personas recurre a dietas milagro Los expertos advierten que son peligrosas y a la larga provocan aumento de peso PILAR QUIJADA MADRID. Dieta de los astronautas, de la Luna, de la patata, de la sopa... Las hay para todos los disgustos y ofrecen un sinfín de consejos sin base científica que han probado más de un tercio de las personas con sobrepeso y obesidad. Y es que, ante la inminencia del verano y la ropa ligera, la propuesta de adelgazar sin esfuerzo y de forma rápida que caracteriza a estas dietas milagro seduce a quienes tratan de compensar con prisas el resultado del sedentarismo y una alimentación desequilibrada el resto del año. No importa que exijan comer siempre lo mismo o ayunar siguiendo las fases de la Luna, hay quienes no dudan en adoptarlas si con ello hacen retroceder la báscula, aunque sea por poco tiempo. Porque lo que está garantizado es que los kilos vuelven- -y con propina- -en el 95 por ciento de los casos cuando se abandonan estos regímenes restrictivos y desequilibrados. Los expertos lo llaman efecto rebote o yoyó un trasiego de kilos que puede provocar una distribución anómala de la grasa, que a su vez incrementa el riesgo cardiovascular y metabólico y favorece la aparición de diabetes, hipertensión, colesterol alto... explica Basilio Moreno, que dirige la Unidad de Obesidad del Hospital Gregorio Marañón. Y es que para adelgazar, lo más eficaz es recurrir, bajo supervisión médica, a lo que está probado que funciona: aumento de la actividad física, unas normas alimentarias adecuadas y modificar conductas como la de picar o tomar productos con gran cantidad de calorías en poco volumen. En medicina no hay milagros, pero sí soluciones razonadas y planteadas a tiempo para tratar algo tan serio como la obesidad. Si se pretende combatir por métodos milagrosos el fracaso está garantizado afirma tajante Moreno, que preside la Fundación de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. Quienes recurren más a estos remedios de última hora son la mujeres, porque fracasan en el propósito de cuidarse a diario, un requisito que nueve de cada diez encuestadas considera indispensable para un tener peso correcto. El fracaso lo achacan a los excesos del fin de semana, la costumbre de picar entre horas y tener que cocinar para toda la familia, según un estudio realizado por la Asociación Española de Dietistas- Nutricionistas con motivo de Día Nacional de la Nutrición, que se celebró el miércoles con el lema Las dietas milagro no existen Aunque el 94 por ciento de las encuestadas reconocen que estas dietas no funcionan, deciden recurrir a ellas por la pérdida rápida de cuatro o cinco kilos que consiguen, algo fácil de lograr, porque se debe a la pérdida de agua y ocurre con cualquier dieta, por disparatada que sea. Pero la lucha no es contra los kilos, sino contra la grasa aclara Moreno. Por eso explica que hoy se acepta que las pérdidas pequeñas y mantenidas son la mejor opción desde el punto de vista dietético. Rebajar tres kilos el primer mes y 1,5 ó 2 los sucesivos es lo adecuado. Perder 15 ó 20 kilos en un mes, como se pretendía antiguamente, se ha visto que conduce a descarrilamientos metabólicos La Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) puso en marcha hace un año una web, que ya han visitado más de 87.000 personas, en la que pasa revista y desaconseja doce de las dietas milagro más conocidas, entre ellas la de Montignac. El Hospital La Paz controla a distancia a 20 portadores de marcapasos sin pasar por la consulta Es un camino sin retorno. La consulta virtual acabará con las visitas al médico que no necesiten la presencia del enfermo su paciente para indicarle si necesita algún cambio en su tratamiento. El diseño y evaluación de este proyecto corre a cargo de la unidad del Instituto de Salud Carlos III que dirige Carlos Hernández- Salvador. Hasta la fecha se han realizado cinco proyectos con más de mil enfermos y 150 médicos. Los resultados son muy satisfactorios. Los pacientes están encantados y mejor controlados que los que acuden a la visita presencial asegura Hernández- Salvador. No lo duda, es un camino sin retorno. Seguirá existiendo la consulta cara a cara con el médico y se eliminarán las visitas que no necesiten ser presenciales La tecnología lo permite. Lo más inmediato es lograr un cambio de mentalidad para el que están más preparados los pacientes que la infraestructura sanitaria Incluso los más mayores. Le sorprendería lo que saben de internet muchos de mis pacientes dice Rafael Bravo, médico de familia de Getafe (Madrid) que se comunica con ellos por correo electrónico y cruza resultados de análisis y consultas. No importa la edad, sino la necesidad de utilizarlo. Una de mis pacientes de 70 años maneja con más soltura que yo la red. Su hija vive en Islandia y no le ha quedado más remedio que aprender No hay milagros, pero sí soluciones razonadas y planteadas a tiempo para tratar la obesidad Más información en: www. aesan. msc. es