Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos SÁBADO 31- -5- -2008 ABC Los niños escriben la primera página de la Feria del Libro La Infanta Doña Elena inauguró ayer el certamen madrileño, que reúne 364 casetas, con guiños a los jóvenes lectores ANTONIO ASTORGA MADRID. Pabellón infantil de la Feria del Libro. Una profesora les glosa a futuros lectores, de edades comprendidas entre seis y doce años, la fascinante aventura que supone disfrutar de un libro y sumergirse en sus páginas. Los infantes, procedentes de tododos los rincones del mundo- -asiáticos, iberoamericanos, europeos, occidentales, orientales... -atienden sin pestañear. De repente, la comitiva que en esos momentos inauguraba la Feria del Libro se incorpora al debate infantil. S. A. R. la Infanta Doña Elena se sitúa detrás de los niños, flanqueada por el ministro de Cultura, César Antonio Molina; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, y la delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno, entre otras autoridades. Los niños giran su cabeza y acercan en silencio sus tímidas miradas a Doña Elena. La profesora les pregunta: ¿Sabéis quién es? Los chavales no saben, no contestan, ora por pudor, ora por prudencia. Yo soy hija del Rey rompe el protocolo Doña Elena. Los niños exclaman: ¡Eh, eh... sin adivinar aún quién era, sin reaccionar ante su interlocutora Real. La Infanta decide darle más pistas a los juveniles lectores: Bueno, y también soy hermana del Príncipe Felipe les aclara. Los jovencitos, entonces, confirman al unísono: ¡Ah, vale, ah vale! Y Doña Elena comenta, aliviada: Es que así me entienden mejor. Si les digo que soy la hija del Rey se quedan igual Fue una de las entrañables anécdotas en la apertura, ayer, en un Madrid de temperatura plomiza que amenazaba lluvia, de la 67 edición de la Feria del Libro de Madrid, que acoge el Parque del Retiro. A la salida de ese pabellón infantil innúmeros chavalines reclamaban el saludo de la Infanta, que les llegó de inmediato como es costumbre en ella, por lo que prorrumpieron en una calurosa ovación dedicada a Doña Elena. En un mundo como el actual- -abocado al abismo, al desastre- después de los albores tan terribles y contradictorios que nos acechan, la idea del niño que enfoca un universo y una subsistencia desde los poderes interiores que le dan su inocencia y su bondad es una sublime fábula de todos los niños misteriosos que somos. La infancia es la parte más noble de lo que podemos vivir. Los niños, pues, fueron, son y serán los grandes protagonistas de la Feria del Libro. Y algunos de ellos con ingenio y el colmillo periodístico afilado. En otro pabellón donde un grupo de chavales disfrutaba de La Cenicienta interpretada por un cuentacuentos se organizó una verdadera revolución cuentan quienes la vieron, cuando entró la comitiva. Entonces uno de los chavales, desde la inocencia, le preguntó a Alberto Ruiz- Gallardón: Y tú, alcalde, ¿de qué equipo eres? Dicen quienes le escucharon que Ruiz- Gallardón, sorprendido por la sagacidad infantil, respondió raudo: Yo, del Real Madrid Otros testigos imaginan que el edil también llevará en su corazón de regidor municipal al Atlético de Madrid, Getafe, Rayo Vallecano, Móstoles, etc, etc... Como es tradicional, Doña Elena, asidua todos los años de la Feria del Libro, fue correspondida por libreros y editores con innúmero libros. Cuando el delegado de la Casa Real se disponía a sacar el talón- ¿Cuánto se debe? preguntaba- la mayoría de los expositores respondían con la misma frase: No se preocupe, es un regalo para Doña Elena A lo que el encargado Real insistía: Mire que estoy aquí para pagar... Si es así, en nombre de Doña Elena, muchísimas gracias El primer presente institucional fueron unos grabados de Eduardo Arroyo inspirados en Flaubert y Stendhal. Durante el recorrido por las 364 casetas fue obse- Molina: La cultura sabe sobrevivir al tiempo de crisis El ministro de Cultura, César Antonio Molina, apuntó, tras la inauguración, que la Feria del Libro de Madrid es ejemplar y una de las más grandes del mundo que haya visitado Preguntado sobre si la crisis económica que azota España de norte a sur puede arrastrar al sector editorial, Molina señaló que la cultura siempre ha vivido en crisis, pero siempre ha sabido sobrevivir. El mundo literario está muy preparado económicamente y es consciente de las vacas flacas y las vacas gordas que se avecinen explicó. Completaban la comitiva elconsejero de Cultura y Turismo de Madrid, Santiago Fisas; el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco; la consejera de Cultura y Turismo del Principado de Asturias, Encarnación Rodríguez Cañas; el delegado del Gobierno del Principado de Asturias en Madrid, Miguel Munárriz, y el director de la Feria, Teodoro Sacristán. Ovaciones a Doña Elena Mire que estoy aquí para pagar quiada con bellísimas ediciones sobre el Principado de Asturias; la colección Van Berkley, del Museo Nacional de Ciencias Naturales; el CD barroco El gran Burlador. Música para el mito de Don Juan el facsímil El rosario de Juana la Loca Historia de España (edición crítica de Marcial Pons) una Biblia de bolsillo, por las Paulinas; el mapa de Madrid más completo posible especificó; Mahler de José Luis Pérez de Artega- -por recomendación del alcalde- -con la intención de regalárselo a su madre; La leyenda Negra: un invento contra España de Philip W. Powell; poesía de Gelman y Ángel González; El diario de Ana Frank o el libro en el que se inspiró la serie de televisión Sin tetas no hay paraíso del colombiano Gustavo Bolívar, ya que la Feria está dedicada a Iberoamerica comentó el librero que le regaló ese título. Sobre El juego del ángel de Carlos Ruiz Zafón, Doña Elena aseguró que aún no lo ha leído. También se llevó Un mundo sin fin de Ken Follet- -que acudirá este año a la Feria- y un Diccionario esencial de la lengua española de la Asociación de Academias de la Lengua. Y numerosísimos libros para sus hijos: Al señor Zorro le Y tú, alcalde, ¿de qué equipo eres? le preguntó desde su inocencia un chaval. Del Real Madrid respondió Gallardón Doña Elena fue obsequiada con numerosos libros infantiles para sus hijos gustan los libros, de Franziska Biermann; Selma de Jutta Bauer; Leo, el dragón lector el clásico italiano La invasión de Sicilia por los osos El tesoro del Capitan Kid La tortuga gigante de los Galápagos las peripecias del ratón periodista Gerónimo Stilton; El gran libro de Mortadelo y Filemón que confesó leía muchísimo de pequeña. La Infanta Doña Elena se despidió felicitando a los organizadores ya que la Feria del Libro de Madrid es una gran tradición familiar un acontecimiento al que le gusta mucho asistir. La Feria del Libro reflexiona, pues, sobre la infancia, esa edad primigenia y especial del ser humano en la que hacemos el conocimiento mítico de las cosas, y en la que tenemos, como bien supremo, la bondad y la inocencia como sostiene el inolvidable clásico. Más información de la feria: http: www. ferialibromadrid. com