Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
31 5 08 EN PORTADA Viajar con estilo La nueva Jetiquette (Viene de la página anterior) Para empezar, tu marcas la hora y no tienes que adaptarte a los horarios de los vuelos comerciales. Un coche con chofer te recoge y te lleva hasta la misma escalera del avión donde te espera la tripulación. Esto quiere decir que no hay colas interminables de facturación, no tienes que hacer un master para comprender la máquina de auto check in no hace falta descalzarse y pasear en calcetines por el suelo no higiénico de los rayos X, ni desprenderte de la mitad de tu ropa y aguantar que te cacheen si pita tu Rolex. Además, puedes llevar contigo las pinzas de depilar de Shu Uemura, las plancha del pelo de GHD, todas las cremas que quieras- -sin tener que meterlas en antiestéticas bolsas de plástico transparentes- tus mascotas van contigo, por más que superen los seis kilos, y no hace falta doblar los vestidos de alta costura que irán en sus porta trajes ad hoc en la cabina. Por supuesto, no hay límite de equipaje, y tus maletas llegarán a su destino al mismo tiempo que tú. El menú de abordo es a la carta y te dejan tu botella de champán Cristal en la mesa (no se la llevan cada vez que te sirven) Lo bueno no acaba aquí. Dependiendo del modelo avión, puedes llevar tu propia música en cabina (tienen conexión para el iPod) y ver películas de tu elección. No hay que hacer escala (si no hay que repostar) esperar las maletas a la llegada, y hasta se puede fumar. No por nada, la frase preferida de toda celebrity es: I don t fly commercial yo no uso aviones comerciales Victoria Beckham, cansada de esperar que despegue su avión de línea regular en Barajas con destino Alemania, optó por bajarse y alquilar uno privado para no perderse el partido de su marido. ¿Coste total? 21.000,00 libras. También es verdad que los que tienen su propio Gulfstream (el Rolls Royce de los aviones privados) ven como normal usarlo para hacer los recados cotidianos. Se rumorea que Tom Cruise (que se ha ganado el nombre de emisiones imposibles por el uso exagerado de sus tres aviones) mandó su avión a por fruta orgánica por un antojo de Katie, y que un cliente español, usó su avión para transportar su ropa a la tintorería parisina de confianza. Ah, y Steve Jobs, el CEO de Apple, tiene estipulado en su contrato un sueldo de un millón de dólares anuales, un bonus en stocks de la compañía (hasta aquí todo normal) y un Gulfstream a su disposición cuyos gas- Mascotas y equipaje sin límite Top 3 salas Vip The Clubhouse, Virgin Atlantic Heathrow, Londres. ¿Lo mejor? Tienen un salón de peluquería, jacuzzi y sauna además de una zona de belleza dónde hacerse cualquier cosa, desde una pedicura hasta una limpieza facial, pasando por un tratamiento de autobronceado en spray. Salón Premier, AeroMexico, Aeropuerto internacional de la Ciudad de México, México DF. ¿Lo mejor? Su salón de vinos el Riedel Wine Room, con una selecta variedad mundial, y su centro de spa donde puedes darte un masaje relax. The Pier, Cathay Pacific, Hong Kong Internacional Airport, Hong Kong. ¿Lo mejor? Su Noodle bar y sus Day Break Rooms donde tumbarse entre música chill out o navegar por internet gracias a su conexión WiFi. tos completos paga la compañía. Las celebrities menos afortunadas que tienen que volar en aerolíneas regulares, al menos intentan ir en first o business dependiendo de la compañía, para acumular millas en sus tarjetas oro, platino o esmeralda, y así gozar de los servicios más exclusivos de las salas VIP. El truco más recurrente para hacer su vuelo más agradable es mandar el equipaje- -firmado TUMI por supuesto- -por DHL para tener que cargar sólo con el bolso de Goyard. ¿Su contenido? Los cascos noise cancelling de Bose que anulan el sonido de los motores, un antifaz para dormir (los preferidos de las chicas de Los Ángeles son los de la página web especializada en parafernalia para viajes www. flight 001. com) el vaporizador de agua de La Roche Posay, la mascarilla de ojos con efecto frío No Puffery de Origins, una buena crema hidratante, y una mantita de cachemir de Loro Piana (por (Pasa a la página siguiente)