Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL SÁBADO 31 s 5 s 2008 ABC Primeros juicios en Italia a inmigrantes según las nuevas leyes de seguridad Acusados de varios delitos, podrían ser expulsados de inmediato VERÓNICA BECERRIL ROMA. Del dicho al hecho en Italia hay poco. Una semana ha pasado desde que se presentó el paquete de seguridad del gobierno Berlusconi, que ciudades como Milán ya han empezado a aplicar. Hoy serán procesados por la vía rápida cuatro inmigrantes clandestinos acusados de varios delitos- -como venta de droga, resistencia a la autoridad o robo- -pero aplicando el agravante del artículo 61.11 bis, podrían ser expulsados de inmediato. Dicho artículo prevé el agravante si el hecho es cometido por un sujeto que se encuentra de forma ilegal en el territorio italiano es decir, un emigrante sin papeles Pero no es la única medida que Milán está cumpliendo. Según varios testigos, la policía está realizando últimamente controles exhaustivos en los medios de transporte de la ciudad pidiendo la documentación a los inmigrantes. La mayoría de los milaneses se muestran encantados de las medidas, porque las ven como la única solución según comentan en los debates abiertos en los medios italianos. A Milán se unirán en breve Roma y Nápoles, que ya cuentan con la aprobación de comisarios especiales que actuarán en materia de seguridad. Estas directrices se insertan en el decreto por el que se concede más poder y autonomía a los alcaldes porque ellos conocen el territorio y saben cómo afrontar el problema justificó el líder del Partido de la Libertad ante la Cámara, Fabrizio Cicchitto. Pero parece ser que estas medidas no son suficientes, según señaló el jefe de policía An- AFP Las lluvias torrenciales caídas en Italia han provocado graves inundaciones y deslizamientos de tierra. El Gobierno decretó ayer el estado de emergencia en el noroeste del país tras anunciarse la muerte de al menos tres personas. En la fotografía los efectos del temporal en Turín tonio Manganelli en su intervención en el Senado, pidiendo aplicación segura de la pena, porque no es posible que cuando arrestamos a un inmigrante ilegal vemos que ya ha sido detenido tres y cuatro veces en poco tiempo Los datos hablan: de los 10.500 inmigrantes clandestinos detenidos desde principios de año, sólo 2.400 van a centros de acogida, el 80 por ciento restante quedan en la calle. Datos alarmantes Para paliar el problema, el ministro de Defensa, Ignacio La Russa, recordó ayer que se ha aumentado la pena mínima de muchos delitos y que se van a abrir diez nuevos centros de acogida. Ante el peligro de que se lleve a cabo una justicia indiscriminada la Conferencia Episcopal italiana recordó ayer en el comunicado final de su Asamblea Plenaria, que los inmigrantes son un recurso para la sociedad en la que trabajan, sea cual sea su estatus legal, y es para ellos un de- recho que se afronte el problema de la separación familiar, temporal o prolongada Al problema de la inmigración clandestina y de la seguridad, se une el de las basuras y la llegada del calor a la región de Nápoles. Ayer Berlusconi viajó hasta esta ciudad para ratificar su apoyo al comisario extraordinario nombrado por él, y expresar a los napolitanos que el Estado no se olvida de ellos. Aunque es difícil de creer viendo las toneladas de basuras por recoger. VENTANA, PASILLO O MUSULMÁN PRACTICANTE Un concejal del ayuntamiento de Amsterdam denuncia que fue desalojado de su asiento en un avión de pasajeros para no incomodar a una musulmana ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Lex Van Drooge es un político democristiano, concejal en el ayuntamiento de Amsterdam, que regresaba hace dos semanas a Holanda después de un viaje de trabajo a Estambul. Cuando ya estaba en el asiento que se le había asignado fue requerido para cambiarse de lugar, según supo después porque la pasajera a la que le había correspondido el asiento de al lado dijo ser musulmana practicante lo que le impedía ser tocada por un hombre que no fuera su marido o un miembro de su familia. El asunto se desarrolló dentro del avión sin ningún escándalo, pero creo que demuestra que nos estamos equivocando con esta actitud frente al extremismo, decía ayer en conversación telefónica al recordar el asunto, que ha reproducido toda la prensa holandesa. Van Drooge cuenta que cuando llegó al avión vio a una pasajera cubierta con el pañuelo tradicional en el asiento central de una fila de tres. Le pedí que me dejase pasar para sentarme en la ventanilla. Se levantó, me senté y me puse a leer como si nada cuenta el concejal. Cuando faltaba poco para despegar, se dio cuenta de que la mujer no había regresado y que por el con- Lex Van Drooge ABC trario, una azafata le pedía que aceptase ser cambiado de asiento, para lo que me ofreció un puesto en primera clase, lo que acepté, naturalmente Su malestar empezó cuando la misma azafata, de la compañía holandesa KLM, le explicó las razones por las que le habían tenido que cambiar de sitio. Creo que no tiene sentido, porque el avión es un transporte público y cuando uno acepta ir en transporte público no puede presuponer que no vaya a tener ningún contacto con los demás pasajeros El problema, a su entender es que cuando se alegan razones religiosas para cosas que normalmente nos parecerían extravagantes, tenemos miedo de que crean que nos comportamos con rudeza, lo cual es un error Hasta ahora, muchas líneas aéreas incluyen una advertencia de que no contiene carne de cerdo en los menús de los vuelos con destino a países de población musulmana, pero hasta ahora no se habían conocido impedimentos de este tipo para las mujeres que viajen solas y quieran llevar al extremo los preceptos islámicos. Creo que criticar esto no es ser antimusulmán dice este concejal, que en su propio país, Holanda, conoce bien este debate sobre la convivencia de los musulmanes con los usos de la sociedad occidental. En cuanto a la mujer que provocó este incidente, siguió viaje desde Amsterdam con destino desconocido.