Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 DEPORTES www. abc. es deportes VIERNES 30- -5- -2008 ABC El Mortirolo y el Gavia, entre Alberto Contador y el rosa Los dos puertos han ingresado en la historia del ciclismo por sus episodios épicos JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Las cosas comenzaron a parecer difíciles en el descenso. Yo llevaba toneladas de ropa, pero la lluvia había estado cayendo a cubos desde el comienzo de la etapa y estaba tiritando a causa de lo mojado que estaba y del frío. No estaba seguro de cuánto tendría que sufrir, pero sentía que todos nosotros íbamos a sobrepasar nuestros límites para franquear el Gavia. Me habían hablado de la hipotermia... Mis brazos estaban bloqueados desde el comienzo del descenso y yo simplemente intentaba seguir pedaleando para mantener mis piernas en movimiento. En un momento dado, miré hacia abajo, hacia mis piernas, y a través de una capa de hielo y de grasa pude ver que eran de color rojo brillante. Después de eso, no miré mis piernas de nuevo... Es el relato que dejó para la posteridad Andy Hamspten en 1988. Aquel día el mundo entero conoció el Gavia, uno de los puertos que pueden entronizar a Alberto Contador en su fantástica excursión por el Giro. Será el Gavia o será el Mortirolo, el terrible Passo de la Foppa. Aquella peregrinación al Gavia cumple 20 años, pero permanece imborrable en la memoria de cualquier aficionado a las bicis. Aquel escalón de nieve a 2.600 metros en la cima del coloso de los Dolomitas. La figura errante de Van der Velde surgiendo de las tinieblas a cinco grados bajo cero. El carrusel de ciclistas derribados en las cunetas, buscando por caridad algún periódico, chaqueta o lo que fuese que les resguardase del frío cuesta abajo. Aquellos coches de equipo recogiendo ciclistas marcha atrás, de espaldas a la carrera. Aquel descenso indescriptible de Breukink y Hampsten, solos hacia Bormio en mangas de camisa. Andy Hampsten ganó aquel Giro en aquella tremenda decimocuarta etapa, pero el americano sólo recuerda el Gavia en su testamento. Todos y cada uno de los que pasaron el Gavia ese día fueron los vencedores. Incluso desde aquella jornada ETAPA 19: LEGNANO- MONTE PORA R Vivione (1.828 m) (228 km) Monte Pora 1.453 m GPM GPM EL MORTIROLO, EL JUEZ DEL GIRO Legnano 209 m GPM Mortirolo Mazzo in Valtellina Monno 0 km 110,7 172,6 216,7 228 Grosio ETAPA 20: ROVETTA- TIRANO Gavia (2.618 m) (224 km) GPM Rovetta 644 m Tirano 434 m GPM R Lovero Sernio Zona ampliada del Mortirolo Pendiente máxima, del 18 Mazzo in Valtellina 537 m Mortirolo 1.854 m 1.800 1.700 1.600 1.500 1.400 1.300 1.200 1.100 1.000 900 800 700 600 500 11 12 12,8 0 km 90,4 106,9 174,8 207,3 224 ETAPA 21: CESANO MADERNO- MILANO Cesano Maderno 197 m (28,5 km) Milano 120 m 0 km 10,9 19,7 28,5 0 km 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Se cumplen veinte años hay una serie de corredores cuyo principal crédito es que escalaron el Gavia ese día Con ese puerto que muchos subieron aquella tarde por un camino sin asfaltar se miden mañana, veinte años después, Alberto Contador y su séquito de italianos. El Gavia labró su leyenda en una tarde de junio de 1988 por el mal tiempo. El Mortirolo ha trazado su aura a partir de En el Gavia se vivió la etapa más brutal que se recuerda, a cinco grados bajo cero El Mortirolo era el puerto más duro hasta que surgió el Angliru las terroríficas rampas que atraviesan los pulmones. El Gavia es un macizo extraordinario, una montaña que se adivina a muchas leguas. El Mortirolo, unos kilómetros abajo en dirección a Aprica, nace en la puerta trasera de un corral en el diminuto pueblo de Mazzo di Valtellina. El trabajo que cuesta encontrar el camino endemoniado se compensa con la dimensión de El Milram expulsa a Astarloa por sospechas de dopaje El equipo Milram ha expulsado a Igor Astarloa tras detectar valores anormales en su sangre en un control interno del conjunto alemán. Según el mánager del equipo, Gerry van Gerwen, el corredor vizcaíno no correrá más en la escuadra germana. El campeón del mundo en Hamilton 2003 no ha dado positivo en un control antidopaje, pero su equipo ya no confía en él. Astarloa abandonó el Giro de Italia antes de iniciar la segunda etapa. Se dijo que por problemas intestinales. Varios medios de comunicación alemanes aseguran ahora que fue el propio Milram el que le invitó a dejar la carrera. Van Gerwen dice que el corredor de Ermua no ha aceptado la expulsión por lo que el asunto se encuentra en manos de los abogados del conjunto germano. No se trata de un caso de positivo puntualiza el mánager del Milram. No queremos hacer público nada que no sea oficial y menos cuando el tema está pendiente de nuestro equipo jurídico explicó. Para Astarloa, de 32 años, la medida adoptada por su equipo puede suponer el cierre de su carrera profesional. sus porcentajes. El estrecho paso al que da sombra la densa vegetación de la alta Val Camonica es una carretera totalmente secundaria, poco frecuentada, ya que la alternativa de Áprica es más segura para llegar a Bormio. Puerta de huida de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, es el juez de paz del Giro por sus cifras. Tiene una longitud de 12,5 kilómetros en un desnivel de 1.300 metros. Es decir, casi el diez por ciento de inclinación respecto a la horizontal. Hacia la mitad, una de sus curvas de herradura llega al 18 por ciento sobre un asfalto angosto en el que cabe un coche a duras penas. Ivan Gotti tardó 43 minutos y diez segundos en subirlo en 1997. Allí resistió Induráin los ataques de Pantani (que tiene una estatua en su honor desde 2006) y Berzin en el Giro 94 que perdió ante el ruso. Y ahí confía Contador en hacer frente a la alianza de los italianos.